EL FUTURO DE LOS SALARIOS

Pit-Cnt va por salario mínimo de $ 16.000 y suba real de sueldos

La Cámara de Industrias cree que deberían bajar en 36 de los 61 sectores manufactureros.

El Pit-Cnt se aferra a que si crece el PIB deben subir los sueldos. Foto: Archivo El País
El Pit-Cnt se aferra a que si crece el PIB deben subir los sueldos. Foto: Archivo El País

El gobierno definirá sobre fines de enero los nuevos lineamientos para las negociaciones salariales de 2018 en el sector público y privado y ya el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social dejó claro que considera que debe seguir subiendo el salario real y que tiene que haber correctivos por inflación. Esto augura desencuentros con las cámaras empresariales, en particular con la Cámara de Industrias del Uruguay, que se planta ante las negociaciones desde un punto de vista bien distinto. Y por su lado, el PIT-CNT ya definió tres grandes lineamientos para 2018: buscará que el salario mínimo nacional quede establecido cerca de los $16.000 a partir del 1 de enero de 2019, centrará sus esfuerzos en mejorar los sueldos de los 400.000 trabajadores con remuneraciones más deprimidas y en los otros sectores de actividad peleará por el mantenimiento o el crecimiento en términos reales de las sueldos.

Nelson Loustaunau, ministro de Trabajo y Seguridad Social en ejercicio, dijo a El País que la postura de su cartera es que se debe preservar el poder adquisitivo de los sueldos por lo que será "ineludible" que se incluyan correctivos por inflación en los convenios que se firmen. Y adelantó que se debe repetir el criterio ya aplicado de aplicar porcentajes adicionales de aumento a los sueldos más bajos. Loustaunau relativizó que exista una disyuntiva entre nivel salarial y empleo. "La destrucción del empleo todos sabemos que no es un fenómeno exclusivamente del Uruguay". El director de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder dice que hay un déficit de 200 millones de puestos de trabajo decentes en el mundo. No se debe exclusivamente a que la economía no genere puestos de trabajo. Es que cada vez más las plantas sustituyen las tareas repetitivas. "Antes se llamaba a un taxímetro con una central telefónica en la que de pronto había 150 operadoras. Hoy prácticamente no hay ninguna y a usted lo atiende una computadora. Recientemente visité una planta de producción de energía solar impresionantemente grande en Estados Unidos. Pregunté cuánta gente trabajaba y me dijeron: una. Una persona hacía el mantenimiento", contó el viceministro. "Yo no estoy tan convencido de que el mercado no esté generando empleo. Yo no estoy tan convencido de que la no creación de empleo se deba a que es un costo adicional crearlo aunque en algún caso puede ser. No hay blancos y negros siempre hay un zona de gris ", reflexionó. Loustaunau desecha desde ya eventuales objeciones de los empresarios a las subas salariales. "En 30 años nunca le escuché a los empresarios un discurso distinto al que se está anunciando", señaló.

Industria renuente.

La Cámara de Industrias del Uruguay directamente no ve margen para que haya mejora en las remuneraciones reales en el sector manufacturero y cree que incluso en algunos subsectores debería haber una caída, dijo a El País el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara. "Dependerá de cada sector. El sector industrial viene con tendencia de meseta o a la baja. Y a pesar de eso, los salarios han crecido. Bajó 20% el sector manufacturero y el salario ha crecido 20%, en el mismo lapso. Tenemos una brecha muy grande que, sumada a otras cosas, nos ha restado competitividad. Muchas industrias han hecho inversión en maquinaria y sustituyen mano de obra por varios motivos, no solamente por el costo salarial, también por la productividad y por otros factores. Y eso va a seguir, es natural", señaló el empresario. "Acá se invirtió mucho entre 2012 y 2014 y hasta 2015 y ya en 2016 empezó a caer. Los salarios subieron porque se pensó que íbamos a seguir creciendo y se siguieron dando salarios con recuperación. No se siguió creciendo, el salario siguió creciendo porque había convenios firmados y hoy la situación para la industria manufacturera no es sostenible", explicó.

"En la industria no debería haber recuperación salarial y si la hay, va a haber menos empleo y menos industria que es lo que ha venido pasando en estos últimos dos o tres años. Perdimos en tres años 16.000 puestos de trabajo y, bueno, se perderían más. Acá la premisa debe ser mantener el trabajo frente al salario. El país sigue creciendo, no lo negamos, y esos sectores que crecen podrán pagar mejor. Pero los que no están creciendo y están vendiendo menos que hace diez años no pueden mantener esa postura. Acá no estamos discutiendo si el país está creciendo o no está creciendo", argumentó. De los 61 subsectores industriales, 36 están viendo caer su actividad y en esos no debería haber mantenimiento del poder adquisitivo, advirtió.

Murara avisa, además, que la industria se conformaría este año con "empatar" y no retroceder porque comenzará 2018 "perdiendo 2 a 0". "El combustible y la electricidad estarán más caros. El tipo de cambio está 1,5% más barato que en diciembre del año pasado", dijo.

Foco en la suba de los 400.000 salarios más bajos.

El Pit-Cnt relativiza que se esté en un proceso de pérdida de empleos y, sobre esa premisa diseña su estrategia que estará centrada en que no hay motivos para que caiga el salario real.

Milton Castellano, el director del Instituto Cuesta- Duarte, el centro de estudios del movimiento sindical, enfatiza que un pilar básico de su estrategia será el reclamo de un salario mínimo nacional de alrededor de $ 16.000 a partir del 1 de enero de 2019 (a partir del primer día de 2018 estará en $ 13.430, lo que supondrá un alza del 9,5% frente a los $ 12.265 actuales). "Es uno de los indicadores que más logra disminuir las brechas de carácter social. Y es un punto de referencia para los trabajadores informales que todavía son uno de cada cuatro", sostuvo.

Otra gran pata del enfoque sindical será la mejora de los salarios deprimidos para los que se buscará la repetición de los incrementos diferenciales ya aplicados. La prioridad será entonces para un "bolsón" de 400.000 trabajadores (rurales, domésticos, de empresas de limpieza, de empresas de seguridad) del total de alrededor de 1,6 millones de activos, que tienen salarios por debajo de los $ 20.000 nominales, explicó.

Y para el resto de los sectores el Pit-Cnt entiende que no corre el argumento de que debe haber una virtual congelación salarial como cree la Cámara de Industrias. " En una economía en crecimiento los trabajadores deben tener como piso en la negociación la no pérdida de salario real. Mientras que exista la inflación, los salarios se tienen que indexar. En algunos grupos el tema quizás no sea el salario sino que serán las condiciones de trabajo o la reducción de la jornada", adelantó. Es que el Pit no comparte las lecturas muy negativas de la situación del mercado de trabajo.

Puntos de vista

Milton Castellano - Pit-Cnt
Milton Castellano. Foto: archivo El País
Inevitable
"Es muy difícil que cuando se discute salario no haya un cierto nivel de conflictividad. Las ocupaciones son casos extremos. Es una medida defensiva cuando se cambian las reglas laborales existentes si hay prevención de conflictos, se podrían evitar".
Nelson Loustaunau - Subsecretario de Trabajo
Nelson Loustaunau. Foto: F. Ponzetto
Indexación
"Aunque la inflación sea moderada, esté controlada o a la baja, el salario tiene que poder comprar todos los meses la misma cantidad de bienes. Los correctivos por inflación son ineludibles aunque no haya necesidad al final de aplicarlos".
Gabriel Murara - Cámara de Industrias
El Consejo Directivo eligió a Murara como presidente. Foto: Darwin Borrelli
Sindicalización
El presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, considera que la pérdida de empleos es clara en sectores con sindicatos fuertes (como la metalúrgica y la construcción) que lograron convenios salariales sumamente ventajosos.
UNA RONDA CLAVE

Gobierno siente que tuvo razón.

Juan Manuel Rodríguez, director del Instituto de Relaciones Laborales de la Universidad Católica, considera que el gobierno salió fortalecido de la última ronda porque, como había sostenido, no hubo pérdida de salario en términos reales. El subsecretario de Trabajo, Nelson Loustaunau, cree que "hubo una desconfianza de empleadores y de trabajadores en los lineamientos, una innecesaria desconfianza". "Pero en los grupos que se apegaron a lineamientos hubo un claro beneficio para el salario real. Esto nos debe legitimar más, al Poder Ejecutivo, frente a los interlocutores", dice. Para Rodríguez, el gobierno utilizará unos lineamientos similares a los de 2015 pero sugerirá cifras de ajuste salarial menores.

Pit cree que el empleo está estable.

Para el Pit, no es alarmante el nivel de desempleo (en octubre se ubicó en 7,71%, por encima del 7% del mismo mes de 2016). "Nadie puede plantear salario a costa del trabajo. Pero los niveles de empleo y desempleo se mantienen más o menos estables. Uruguay está recibiendo por primera vez en muchos años inmigrantes y entonces hay más gente buscando trabajo. No todos los sectores están sufriendo. Yo me resisto a analizar los temas en forma genérica. Vamos a tener una buena temporada turística. La economía está creciendo. Hay sectores que crecen y otros decrecen porque la vida es así. En algunos hay impacto de la tecnología y en otros no", relativizó Milton Castellano.

Innovar en los nuevos convenios.

Juan Manuel Rodríguez cree que en los convenios laborales se debería introducir el concepto de productividad. "El tema de incluir la productividad en la negociación colectiva, si está habiendo un cambio técnico, claramente favorecería a los trabajadores. Aunque la discusión de productividad con cambio técnico es más difícil que la discusión sin cambio técnico", considera.

Para Loustaunau, esa innovación sería algo positivo aunque considera que es un tema complejo a negociar de manera bilateral entre trabajadores y empresas y no por ramas de actividad. Un ejemplo a seguir sería el de la industria frigorífica que faena vacunos que tiene este tipo de convenios específicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)