PULSEADA

Pit-Cnt intenta persuadir a Vázquez con obra de Marx

El mandatario recibió a Pereira y Abdala pero no cambiaría la pauta salarial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente responderá por escrito mañana los pedidos del Pit. Foto: Fernando Ponzetto

El presidente Tabaré Vázquez preparó el terreno con sus declaraciones en la mañana. El salario real no solamente no está bajando sino que todavía crece levemente, sostuvo. No parece casual que el presidente lo haya dicho poco antes de recibir a la cúpula de la central sindical en la residencia de Suárez y Reyes que, precisamente, le iba a plantear nuevamente que los convenios salariales deben incluir correctivos anuales por inflación. Ese planteo ya lo habían hecho en marzo los mismos protagonistas —Fernando Pereira, presidente de la central y Marcelo Abdala, secretario general— y se habían llevado una respuesta negativa. Y en ese entonces la tendencia de la inflación era ascendente. Ahora la baja del dólar y la retracción del consumo la están desacelerando y probablemente antes de fin de año vuelva a un dígito, según dijo el propio Vázquez. En los últimos doce meses la inflación se ubicó en 10,05%, de acuerdo con los datos al cierre de julio. En los doce meses terminados en mayo los precios al consumo habían subido 11%. "Creemos que en los próximos meses estaremos nuevamente en una inflación de un dígito", había señalado Vázquez.

Tras poco más de una hora de reunión, lo que se pudo llevar la central sindical es una promesa del presidente Váz-quez de que le responderá por escrito en 48 horas tras realizar consultas con los ministerios involucrados.

Quizás para dar sustento a su planteo, Abdala y Pereira le regalaron a Vázquez tres publicaciones de la editorial "1° de mayo" de la central sindical. Una de ellas, "Salario, Precio y Ganancia", obra clásica de Carlos Marx, escrita en 1865. También se le entregó una publicación que recoge la historia de la Untmra, el poderoso y combativo sindicato metalúrgico al que pertenece Abdala. El tercer presente fue el "Manual para entender quién vacía el sobre de la quincena", publicado en 1973 por el dirigente comunista uruguayo José Luis Massera. Los regalos parecían apuntar a disuadir al mandatario con los argumentos más clásicos de la izquierda marxista. Pero lo cierto es que todo parece indicar que el gobierno no dará lugar a la propuesta de los correctivos anuales, en un momento en el que hay problemas con el empleo. De todas formas, ya se ha notado que las empresas que se sienten con espalda financiera para conceder correctivos anuales por inflación, lo están haciendo, aun cuando no consigan el visto bueno de la delegación del gobierno en el respectivo consejo de salarios. Pero la central sindical insiste en que es necesario cambiar los lineamientos y permitir correctivos anuales para que el gobierno pueda avalar los convenios y de esa forma evitar que la herramienta de la negociación tripartita se debilite.

Quizás sabiendo que difícilmente el mandatario fuera a dar una respuesta positiva, la central sindical le llevó también la propuesta de subir el umbral por debajo del cual se considera que un salario está sumergido, que sería otra forma de mejorar los sueldos más bajos. Para los salarios de entre $ 10.000 y $ 12.000 nominales los lineamientos oficiales para la negociación salarial establecen un aumento de 3,5% adicional y de 2,5% para los que van de $ 12.000 a $ 14.000. La central sindical quiere lle- var ese umbral de $ 14.000 a $ 20.000. Y otro planteo que llevó el Pit-Cnt, fue la necesidad de crear un ámbito para analizar situaciones para los denominados "cincuentones" que se consideran perjudicados por el sistema de seguridad social

Sobre los salarios, Abdala sostuvo que la desaceleración de la inflación no impide la necesidad de establecer correctivos anuales porque "son garantías adicionales" que pueden, si el aumento de los precios se desacelera, representar "cantidades insignificantes".

Por otro lado, el presidente aseguró a los dirigentes sindicales que les informará del acuerdo de libre comercio con Chile y que les garantizó que no afectará los derechos laborales.

Abdala señaló que la reunión fue "fraterna y cordial" pero dejó entrever que si la respuesta del Ejecutivo es negativa puede haber movilizaciones. La Mesa Representativa del Pit se reunirá el 18 de agosto cuando ya se conocerá la respuesta de Vázquez y los resultados de la segunda reunión del Consejo Superior de Salarios del Sector privado que se realizará este jueves. Esa reunión marcará la tónica de lo que será la negociación que involucra a 107 grupos que abarcan a 500.000 trabajadores. La central tiene sobre la mesa una propuesta de realizar un paro general parcial de 9 a 13 en los últimos días de agosto.

La reunión de ayer supuso la recomposición de la relación entre Vázquez y el Pit-Cnt. El mandatario había amagado con no recibir a la cúpula porque no le gustaron las declaraciones de algunos sindicalistas que, tras el paro de general del 14 de julio, hablaron de un gobierno "neoliberal" y de que se avecinaba una enorme conflictividad. Pero el PIT, cuyo Secretariado Ejecutivo está conformado íntegramente por votantes frenteamplistas, no quiso tensar más la cuerda y le aclaró al presidente que no había querido faltarle el respeto. El PIT consideró un éxito el paro del 14 de julio, pero al mismo tiempo tiene claro que hay empleos en peligro. En abril había 35.000 puestos de trabajo menos respecto a un año atrás. En el primer semestre en promedio hubo 41.243 personas cobrando el seguro de paro.

La inflación pega menos pero está lejos de meta

El presidente Tabaré Vázquez dijo que el salario real, aunque menos, todavía crece. Los analistas creen que lo hará entre 0,5 y 1% en el conjunto del año. La evolución de la inflación será clave para que eso ocurra. El incremento de los precios todavía está lejos del "rango-meta" del gobierno que se ubica entre 3 y 7% anual. Los lineamientos oficiales para las negociaciones tripartitas presentados a mediados del año pasado asumían que la inflación se desaceleraría, algo que recién ahora comienza a ocurrir.

Al sector privado le interesa que la negociación sea rápida

El sector privado ya tiene pronta su respuesta a los planteos de la central sindical pero no la quiere adelantar antes de dársela a conocer al gobierno y a los sindicatos este jueves. De todas formas, una de las principales preocupaciones de los negociadores empresariales es que las tratativas culminen lo más rápidamente posible y no se acumulen muchos pagos sobre fin de año (retroactividades, aguinaldos), dijo a El País uno de ellos, Juan Fraschini. La ronda comenzará algo atrasada, recordó. "Si las negociaciones pueden ser rápidas, mejor; aunque tampoco se pueden apurar y perjudicar el resultado, que tiene que estar maduro", señaló.

Los convenios serán a dos años de plazo, porque todas las partes quieren evitar que la negociación para renovarlos coincida con el año electoral. 2017 será un año tranquilo en cuanto a negociaciones salariales. El PIT tiene la esperanza de que para 2018 la economía se haya recuperado y los sindicatos puedan obtener mejoras salariales más ambiciosas. Quizás los dos grupos que serán seguidos con más atención serán el de los supermercados y el de la construcción. En el primero el sindicato del comercio (Fuecys) pretende que en las cadenas de supermercados se llegue a un salario mínimo de $ 20.000, algo que no está claro si logrará. En el supermercadismo trabajan unas 20.000 personas y los salarios son relativamente bajos.

Otro grupo que será seguido de cerca es el de la construcción, un sector de actividad en el que se han perdido muchos puestos de trabajo. Pese a ello, el sindicato de la construcción (Sunca) planteará el mantenimiento del poder adquisitivo. Por el sindicato negociará el exdiputado comunista, Óscar Andrade, cuya lista triunfó ampliamente en las recientes elecciones del gremio.

Hoy hay 45.000 personas trabajando en la construcción, unas 20.000 menos de las que había en 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)