Los sindicatos dicen que la actividad se enlenteció, pero “no tanto”

El Pit-Cnt va por más y los empresarios piden mesura: economía "en una meseta"

A tres meses de que comience la negociación de varios convenios salariales de ramas importantes de actividad, el Pit-Cnt "saldrá a la cancha" enfatizando que el país continuará creciendo y que hay margen para que los trabajadores sigan recibiendo incrementos en términos reales de sus remuneraciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empresarios y sindicatos en la instalación del Consejo Superior Tripartito. Foto: M. Bonjour

Los empresarios, en cambio, ponen el foco en el cambio del escenario macroeconómico que obliga, dicen, a la prudencia a la hora de negociar en los próximos Consejos de Salarios.

El miércoles 25 se reunirán en la sede del Pit-Cnt más de 150 delegados sindicales para analizar las perspectivas de la negociación.

Milton Castellano, coordinador del Instituto Cuesta-Duarte que es el centro de capacitación e investigación de la central sindical, dijo a El País que "la situación ha cambiado pero no tanto" y que los sindicatos siguen tomando como referencia la previsión oficial de que la economía crecerá este año 3 o 3,5%.

"Esto no significa no tener en cuenta realidades particulares y no vamos a hacer planteos que resulten en destrucción de empleo, pero los sectores que requieren atención especial no son la regla, la regla es que la economía crece", señaló.

Un "3% es un buen crecimiento, durante la mayor parte de mi vida el crecimiento era de 1% o 2%. ¿Cuál es la razón para que creciendo al 3% no pueda haber crecimiento salarial?", se preguntó Castellano.

El gobierno dice que la economía crecerá 3%, pero entre los analistas privados predomina la impresión de que el crecimiento rondará el 2,5% este año debido a la desaceleración regional.

De todas formas, la central seguirá aplicando su criterio de procurar una mejora más acelerada de los salarios más bajos, en particular aquellos que no superan los $ 15.000.

Ayer se realizó en el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS) la primera reunión del Consejo Superior Tripartito conformado por representantes gubernamentales, sindicales y empresariales sobre la que sobrevoló el tema de los ajustes salariales, y aunque el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo que no hay apuro para definir las pautas, las mismas quedarán establecidas en abril.

De esta forma, quedarían definidas con una razonable anticipación para cuando comiencen las tratativas en varios sectores clave como la salud privada, la bebida y la metalurgia. A Murro lo acompañó en la reunión la cúpula del MTSS.

Juan Mailhos, asesor de la Cámara Nacional de Comercio y experimentado negociador, advirtió que la economía entró en una fase de "meseta" por lo que los aumentos deberán ajustarse a "las posibilidades actuales de las empresas".

"Los convenios lo que hacen es fijar salarios mínimos por categoría y tienen que poder ser pagados por todas las empresas", señaló. Y enfatizó que los niveles que se acuerden no deben actuar como un incentivo a la informalidad económica. La coyuntura obliga a los actores a ser "muy imaginativos", comentó Mailhos.

Otro aspecto en el que las empresas y la central sindical parecen tener más coincidencia es en la necesidad de que el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) se fortalezca, aumente la "acreditación de saberes" para que las empresas puedan disponer de mano de obra en aquellos rubros que les resulta necesario. Las partes también abordarán la discusión de una ley de seguridad e higiene laboral en el entendido de que actualmente hay una gran dispersión de normas, algunas contradictorias entre sí.

También se baraja extender a más enfermedades profesionales la cobertura que da el Banco de Seguros del Estado. Las empresas también están a la expectativa de que pueda rediscutirse la ley de responsabilidad penal empresarial que las cámaras han criticado.

Públicos.

Ayer también comenzó a sesionar el Consejo Superior Tripartito del sector público, en el que participó una amplia delegación de sindicatos de las empresas públicas, las intendencias y la Administración Central. Murro ratificó que el gobierno quiere que la negociación colectiva se extienda a todos las intendencias del país y a las empresas paraestatales de propiedad pública. Solamente en seis de las 19 intendencias hay negociación colectiva. En la reunión del sector público participaron el director de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía, Andrés Masoller, el director de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, y el director de la Oficina Nacional del Servicio Civil, Alberto Scavarelli.

Varios conflictos laborales resueltos.


El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, ha adoptado el criterio de no hacer comentarios sobre la marcha de las negociaciones relativas a conflictos laborales hasta que no se llegue a un desenlace. Pero ayer habló porque tenía varios desenlaces positivos sobre los que informar. Se firmó el acta de solución para el conflicto del hotel Conrad de Punta del Este que implicará que su reestructura seguirá adelante pero serán restituidos los trabajadores. También se llegó a una solución en Bonprole, una fábrica de quesos, en la que están asociados la francesa Bongrain y la uruguaya Conaprole. También se definió un entendimiento para la reestructura de la empresa láctea Pili, de Paysandú, que trasladará su planta y reducirá su personal.

Sin embargo, Murro no quiso hacer comentarios sobre la situación de Ecolat, la ex Lactería de Nueva Helvecia, cuyos accionistas decidieron cerrar la fábrica y en donde un grupo de trabajadores se niega a firmar los despidos y no permite que salgan de la planta mercaderías por un valor de alrededor de US$ 100.000. Parte de los trabajadores reclaman que se les paguen los adeudos salariales del mes de febrero sin que ello quede condicionado a la firma del despido. De los 400 trabajadores que tenía la fábrica más del 60% aceptó retiros anticipados o firmó el despido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados