tras el asesinato de pablo blois

Piriápolis: Suspenden clases en liceo por "miedo entre los alumnos"

La familia de Pablo Blois , asesinado el pasado domingo en la puerta de un boliche, pidió ayer que los testigos aporten datos a la Policía. Piriápolis está conmocionado y en el liceo del balneario se suspendieron las clases nocturnas por la "preocupación y miedo entre el alumnado".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La noche del asesinato había un centenar de personas en el boliche. Foto: R.Figueredo.

Ayer, efectivos de la Jefatura de Maldonado hicieron un operativo en la zona intentando recabar más testimonios de lo ocurrido, hablando con vecinos que pudieran aportar algún dato de interés para los investigadores del caso.

El caso conmocionó a Piriápolis. Según informó el semanario La Prensa, por ejemplo, los docentes del liceo del balneario decidieron suspender las clases del turno nocturno a partir de hoy y hasta nuevo aviso.

La medida podría extenderse en las próximas horas a los turnos de la mañana y la tarde, y obedece, según los docentes, a la situación de profunda preocupación y miedo entre el alumnado por los sucesos de violencia del fin de semana pasado, del que muchos alumnos fueron testigos o estuvieron próximos, y algunos de ellos han sido citados ante la justicia penal.

“La principal razón es el hecho de que sucesos similares se den en el entorno liceal y efectivamente puedan reproducirse, o continuarse allí” explicaron.

Los profesores se encuentran en asamblea permanente y asistirán al liceo normalmente, pero no darán clases.

Piden a testigos que se acerquen a declarar.

Ayer de tarde, familiares y amigos de Pablo Blois (35 años) esparcieron sus cenizas en Piriápolis.

En la carta difundida por Facebook, la familia de Blois expresó su agradecimiento por "la solidaridad, el apoyo y los gestos de cariño que hemos venido recibiendo durante estos días".

También quieren "compartir con los vecinos y sobre todo con quienes fueron testigos de la situación, la importancia que todo tipo de información tiene, para que el trabajo judicial y policial , que hasta ahora se viene desarrollando de forma absolutamente solvente, siga su curso". Por eso, indican que "ahora se vuelve necesario que más personas de aquellas que estuvieron presentes en el lugar, se acerquen a brindar su testimonio, ya que hasta el momento lamentablemente han sido muy pocas".

Expresan que "cualquier dato, incluso hasta el que pueda parecer más irrelevante es importante para la investigación" y que existe "un canal seguro para brindarla manteniendo el anonimato, que es la línea telefónica 0800 5000".

La muerte de Pablo Blois, un conocido joven de Piriápolis, hijo de un empresario inmobiliario jubilado, ocurrió cerca de las 3:30 de la madrugada del domingo. Fue víctima de una trifulca entre dos grupos, a la que era totalmente ajeno, que se desarrolló en el estacionamiento del boliche playero ubicado en la Ruta 10 y la calle 7, sobre la costa.

En la balacera fueron disparados 15 proyectiles desde una moto. Un encargado de "Tijuana", que habló con El País pero pidió no ser mencionado, dijo que a esa hora había "unas 100 personas" en el establecimiento y "decenas" de vehículos estacionados afuera.

Sin embargo, pocas personas han podido brindar datos de lo que ocurrió.

Sin cámaras.

El encargado contó que él estaba en el interior del boliche. "Todo estaba tranquilo; había sido una noche con muy buena onda, en la que actuó la banda No Me Olvides. Hacía unos 10 minutos que se habían marchado los músicos, cuando entró el guardia de seguridad para avisarme que había una pelea en el estacionamiento. Se escucharon unos tiros. Dijeron que había alguien herido. Yo avisé al 911 a las 3:34 exactamente. Lo tengo registrado. La ambulancia llegó a las 4:05".

Aclaró que el boliche no tiene cámaras de video vigilancia, "pero después de esto estamos viendo si compramos", dijo.

El encargado describió que, según testigos, los disparos se hicieron desde una moto que tenía un caño de escape "termo", de los que se usan para dar mayor ronquido al motor. Una moto como la que él describió fue encontrada ayer, abandonada en la Ruta 73. Al parecer, se trata de un birrodado que había sido denunciado como robado la misma noche del domingo.

Por el caso ya declararon unas diez personas ante la Justicia Penal, tres de ellas fueron detenidas, pero todas quedaron en libertad aunque emplazadas y con cierre de fronteras.

"Había decenas de individuos en las inmediaciones del boliche pero pocos minutos después que Blois cayera abatido solo quedaban tres", relató a su círculo cercano el amigo que esperaba a Blois en un auto afuera del boliche, y que se tiró al piso del vehículo donde impactaron tres balas, una en el vidrio, y dos en la puerta del conductor.

Desde la Policía se trasmitió un mensaje similar al de la familia de Blois, en el sentido de que trabajan para esclarecer lo ocurrido y piden que se colabore con información, aunque sea de forma anónima, para dar con el paradero de los autores.

Convocan para hoy a marcha en Piriápolis.

Hoy a la hora 19:00 se realizará una marcha bajo el lema "Justicia por Pablo Blois", convocada por vecinos de Piriápolis y que no cuenta con el respaldo de la familia de Blois, que considera es muy reciente lo ocurrido y hay que esperar los resultados del trabajo de la Policía, dijeron a El País allegados a los parientes de Blois. La marcha comenzará en la rotonda de Rambla de los Argentinos, frente al Hotel Colón, para luego seguir por la rambla hasta la sede de la Seccional 11ª de Policía de Piriápolis. Los organizadores reclaman que se encuentre a los responsables de la muerte de Blois y que mejore la seguridad en la zona.

Graciela Fernández Chávez, una de las organizadoras de la actividad, dijo a El País que la marcha solo se suspenderá por mal tiempo. Afirmó que los organizadores no tuvieron contacto con la familia de Blois, y prefirieron "respetar este difícil momento".

"Me llegaron comentarios que no quieren que se haga la marcha y que podía tener un tinte político. Pero no es así, no es político, lo que se reclama es seguridad en las calles y en los boliches", sostuvo. Fernández Chávez relató que su hija había asistido por primera vez a este boliche la noche en que ocurrió la balacera.

"La situación aquí está muy difícil", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados