INDUSTRIA LÁCTEA

Pili: acuerdo con bancos y hay alivio en Paysandú

El BROU ya comunicó que se firmará un nuevo convenio el 31.

Hace meses que la mayoría radical de AEBU critica los cambios en el BROU. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La empresa láctea Pili, de Paysandú, que atraviesa una situación compleja debido a su endeudamiento, tiene un entendimiento encaminado con el grupo de bancos acreedores, encabezado por el Banco República, con los que firmará un nuevo acuerdo el 31 de enero que sustituirá al vigente que vence ese día, según supo El País.

La noticia generó alivio entre los 130 trabajadores de la empresa y los alrededor de 80 remitentes de leche de varios departamentos porque es una señal de continuidad para esta industria sanducera, dijeron a El País fuentes al tanto de las conversaciones.

En los próximos días Pili seguirá negociando con Conaprole un acuerdo por el cual esta entregaría 60.000 litros de leche a la empresa sanducera para que fabrique queso. El pasivo de esta empresa ronda los US$ 48 millones y el principal acreedores es el Banco República. La firma había invertido unos US$ 30 millones para trasladar su planta fuera de la ciudad de Paysandú y se había visto afectada fuertemente por el cierre del mercado venezolano.

Por otro lado, el sindicato de la industria láctea quiere que Conaprole se comprometa a cubrir 40 vacantes este año y si no lo hace declarará el conflicto con trabajo a reglamento y paros de una hora por turno. Esto se vincula a la situación de Pili porque el gremio entiende que no hay motivos para que Conaprole condicione (como ha hecho) el envío de materia prima a Pili a la no provisión de esas vacantes durante cinco años.

Heber Figuerola, dirigente del sindicato, considera que no se puede condicionar el envío de materia prima a esta condición. "¿Hasta dónde hay un real interés de ayudar a Pili?", se preguntó Figuerola. En su opinión, los 60.000 litros son una parte ínfima de la materia prima que procesa Conaprole a diario y no supone una variación en sus costos.

La prioridad del sindicato ahora es resolver el entuerto planteado antes de abordar la negociación salarial del sector que se presenta complicada. El sindicato pretende un convenio "puente" de seis meses que sustituya al que venció y que mantenga el poder adquisitivo de los asalariados hasta que mejore la situación de los precios de los productos lácteos, pero las empresas han planteado la congelación salarial (lo que implicaría su caída en términos reales). El sector ha perdido unos 700 empleos desde 2015 cuando cerraron Ecolat en Colonia Suiza y Schreiber Foods en San José.

La empresa Calcar, de Carmelo, también tiene problemas y el sindicato tiene la esperan-za de que el Banco República, como acreedor, sea comprensivo, dijo el sindicalista Carlos Cachón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)