INTERNA CALIENTE EN SALTO

Pidieron que intendente de Salto sea juzgado por Tribunal de Ética

El MPP cuestiona su forma de hacer política y pide más transparencia.

Lima: el intendente es cuestionado en la interna del FA. Foto: Archivo El País
Lima: el intendente es cuestionado en la interna del FA. Foto: Archivo El País

Andrés Lima, el intendente de Salto, tiene cada vez menos apoyo en la interna del Frente Amplio. Lo quieren enviar al Tribunal de Ética, ya no tiene mayoría en la Junta y es cuestionado por varios sectores de la coalición.

Los más críticos con el estilo de hacer política de Lima son el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Demócrata Cristiano (PDC), una parte del Partido Socialista, Magnolia y la Lista 888, que fundó el intendente.

La diputada Manuela Mutti (MPP) dijo a El País que si bien respalda la gestión del Frente Amplio en Salto, no comparte algunas acciones de Lima. "Nosotros como MPP planteamos que no estábamos de acuerdo con la metodología de trabajo, en cuanto a que se debe trabajar más con el Frente y la gestión debe ser más transparente", señaló Mutti. Por ejemplo, opinó que se debe mejorar todo lo que tiene que ver con la forma de ingreso de funcionarios.

Para el MPP, Lima "no ha utilizado metodologías frentistas". "Respaldamos la gestión del Frente, pero no su forma personalista de trabajar y eso no es mi posición personal, sino que es colectiva y por eso nosotros no integramos el gobierno municipal", aseguró Mutti. En los últimos días se agregó una nueva situación que complica a Lima. Un exjerarca municipal y dirigente frenteamplista de la Lista 325, Mario De los Santo s, fue el encargado de presentar la nota a la Mesa Política el pasado 27 de diciembre. El exrepresentante de la Intendencia en el Inefop de Salto estuvo envuelto en la polémica por el uso de una partida (que el organismo había donado para inundados) para la compra de chorizos y carne para un supuesto "asado".

De los Santos niega que haya sido un "asado" lo que se hizo, porque según dijo la comida que se compró era para entregar a los voluntarios que estaban construyendo una plaza en Colonia Lavalleja. Al final, De los Santos terminó por renunciar al cargo aunque asegura que la responsabilidad no es suya sino de la dirección de Desarrollo Social. "Si hay desviación de fondos no es un tema mío", señaló el exjerarca a El País.

De los Santo s fue enviado al Tribunal de Conducta y ahora es él que pide que Lima sea juzgado, al igual que la presidenta de la coalición Mónica Cabrera (de la Agrupación Arerunguá del Espacio 567) por entender que no es ético que su esposo sea parte del departamento jurídico de la comuna. "No vemos ético que haya un compromiso entre el intendente y la presidenta del Frente de Salto en tener cargos directos para llamar al silencio a todo lo que está pasando en el departamento", señaló De los Santo s.

El dirigente perdió perdón a sus votantes, tras sentirse defraudado y desilusionado de la administración que está haciendo Lima. "No se está ejecutando el programa de gobierno y el intendente no consulta con la fuerza política", aseguró.

Por su parte, la presidenta del Frente Amplio de Salto restó trascendencia al pedido de la Lista 325, que según dijo no pertenece al Frente Amplio a pesar de que se presentó tanto en las elecciones nacionales (integrando la Lista 5005) como en las departamentales. "No existen como sector, son una lista que usó el lema Frente Amplio, pero no integran el Frente. Usan el lema y después desaparecen, no tienen representatividad en la Mesa", indicó Cabrera. De todos modos, dijo que el pedido presentado para que su caso y el del intendente Lima pasen al Tribunal de Conducta será tratado después del receso de la Mesa Política. La presidenta del FA aseguró que se enteraron "por las redes sociales" de la nota y no se presentó formalmente, pero será abordada en febrero.

Además enfatizó en que De los Santos "tiene suspendidos los derechos políticos" y fue denunciado por hechos de corrupción al Tribunal de Ética, por no rendir cuentas de $ 350.000 de la intendencia. En tanto, dijo que su esposo ingresó a la comuna seis meses antes de que ella fuera nombrada presidenta del FA, por lo cual no incidió en la decisión.

Por otro lado, Cabrera negó que el gobierno departamental se vea afectado por la pérdida de las mayorías en la Junta, tras el alejamiento de 7 ediles en 16. "Acá hay una cuestión jurídica: el intendente no necesita de la Junta para gobernar", señaló. El País intentó comunicarse con Lima, pero este no respondió al llamado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º