Advierten que el animal está triste tras la muerte de su madre

Piden libertad para la osa Eva del zoológico de Salto

Un grupo de ciudadanos salteños, apoyado por personas de diferentes puntos del país que luchan por la misma causa, ha iniciado un movimiento que tiene como objetivo liberar a una osa del zoológico municipal local que vive sola después de la muerte de su madre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Osa Eva nació hace 17 años en Salto. Los activistas reclaman su libertad. Foto: Luis Pérez.

Eva, como se la llama, nació en cautiverio hace 17 años y últimamente se la ve muy triste y desmejorada a pesar de que le han ampliado el radio de sus movimientos dentro del paseo público salteño.

"Podríamos hablar de los caballos de ojos desesperados y hocicos espumantes que tiran pesados carros bajo una lluvia de azotes y explotados ferozmente. O tal vez la mirada tenebrosa y suplicante de perros maltratados, apaleados y abandonados; pero el punto central de esta carta, es plantear y lograr la libertad de Eva, la osa del zoológico de Salto", comienza expresando la misiva hecha pública con la firma de dos de los integrantes del nuevo movimiento.

Los firmantes han adelantado que solicitarán una audiencia al intendente de Salto, Germán Coutinho, para transmitirle la inquietud y así comenzar los trámites con organizaciones internacionales dedicadas a rescatar animales y derivarlos a santuarios como el caso de los leones de Paysandú.

Tristeza.

María Carvalho, una de las integrantes de este grupo, dijo a El País que la principal preocupación tiene que ver con el estado de cautiverio que vive la osa y el aspecto de tristeza que demuestra el animal.

Eva perdió a su madre recientemente y, según el grupo, vive el duelo con "mucha pena".

Carvalho sostuvo que harán "lo imposible" para que la osa pase sus últimos años de vida en un lugar de total libertad con las garantías de organizaciones como las que se hicieron cargo de los leones del zoológico de Paysandú que fueron trasladados a un santuario de Estados Unidos.

Independientes.

Quienes impulsan esta idea aclararon que no son "advenedizos". "No nos mueven intenciones políticas de clase alguna", afirman en un comunicado. Se definen como "gente comprometida con el derecho y el bienestar de los animales, que apela a la sensibilidad de la gente".

Con respecto a la osa del zoo salteño, sostienen que vive "en una prisión de hierro y concreto a veces chapaleando en sus propias heces y su orina, allí en soledad está Eva cumpliendo una cadena perpetua por el único crimen de condición de animal raro".

Agregan que "no es un espectáculo atractivo ni divertido ver a un ser salvaje e inocente sumido en el tedio, la tristeza y la apatía, muy por el contrario, mueve a una piedad y a una comprensión sin límites, contemplar una hermosa creación de la naturaleza, un emblema de la libertad, viviendo una muerte lenta y sin esperanzas días tras día".

Eva que es una osa cuya especie procede de Rumania y pesa unos 160 kilos. Tal vez por la tristeza, el animal no usufructúa las nuevas instalaciones que le han anexado para brindarle mayor espacio a sus movimientos. Pasa gran parte del día apoyando su cabeza contra una reja sin importarle lo que acontece a su alrededor con otras especies de animales que habitan en su entorno.

Con respecto a la preocupación de estos vecinos que se han interesado por la situación de Eva, el director del zoológico municipal de Salto, Carlos Martínez, en declaraciones a la prensa local señaló que es de recibo el planteo que formuló el movimiento pero puso algunos reparos en cuanto a proceder al traslado del animal a una reserva ecológica.

Precisó que hay que tener en cuenta que la osa nació en cautiverio y así vive desde hace 17 años, lo que implicaría que deba aprender a defenderse sola y alimentarse por sí misma. Y a estar junto a animales de la misma especie pero salvajes, lo que pone en riesgo su vida, ya que al estar en un zoológico no conoce la ferocidad del mundo natural.

En los últimos años el zoológico de Salto ha absorbido animales provenientes de otros departamentos que han resuelto desprenderse de ellos por distintas razones. Además, en ese lugar se han dado varios casos de reproducción en cautiverio. Un caso emblemático es el de los cuatro cachorros de león nacidos en abril de 2014.

Tres leones y un mono libres por presión de organizaciones

Coincidentemente con la movilización que se ha iniciado en Salto para liberar a la osa Eva, en San José la Junta Departamental en la última sesión aprobó el planteo de la Intendencia y el Municipio de Libertad para proceder al traslado de un mono babuino que está enjaulado desde hace años en el Parque Carlos Clauzolles, según informa el Periódico La Semana.

La presencia del animal desde hace años en el parque ha generado el rechazo de un grupo de vecinos por las condiciones en que este habita en el lugar. El pedido se reavivaba en cada instancia de presencia masiva de público.

Quien se encargará de todo lo que implica este traslado del babuino, después de la autorización de la Junta, es la organización no gubernamental Animales sin Hogar que cuenta con un centro en el que se le da asilo a distintos animales que se encuentran en la calle.

La historia del mono babuino tiene un antecedente inmediato en la liberación de animales provenientes de los zoológicos de Paysandú y San José que terminaron en reservas de Estados Unidos.

Fue así que dos leones de Paysandú y una leona de San José viajaron el 26 de octubre desde el Aeropuerto de Carrasco hacia un santuario en Colorado, Estados Unidos. Mientras tanto, por un problema de papeleo, dos tigres del zoológico Villa Dolores de Montevideo será enviados en los próximos meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)