RELACIÓN DEL FA CON EL CHAVISMO

Piden investigar negocios del gobierno de Mujica

Los acuerdos con Venezuela y la regasificadora bajo la lupa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Legisladores blancos acordaron impulsar dos investigadoras. Foto: F. Ponzetto

La agrupación parlamentaria del Partido Nacional acordó impulsar dos investigaciones en la Cámara de Representantes para indagar los acuerdos firmados en 2010 entre los entonces presidentes de Uruguay y Venezuela, José Mujica y Hugo Chávez, creando el Fondo Artigas—Bolívar, así como el frustrado negocio de la planta regasificadora y la concesión de la obra a la firma brasileña OAS, investigada por corrupción en Brasil.

Para que prosperen los planteamientos, el Partido Nacional necesita el respaldo de toda la oposición (colorados, independientes y Unidad Popular) y aún un voto más. Por eso, está jugado a que el diputado frenteamplista Gonzalo Mujica le dé el voto 50 dado que recientemente anunció su disposición a apoyar alguna de las investigaciones que se propondrán.

En caso de que el voto 50 finalmente no aparezca, el Partido Nacional estudiará la situación y podría decidir presentar los antecedentes de cada caso ante la Justicia. Esta decisión se tomará más adelante, dijeron a El País fuentes de la colectividad.

Ayer el planteo fue considerado en la bancada del Frente Amplio que se reunió como todos los lunes. El coordinador de la misma, Rafael Michelini (Nuevo Espacio), declaró a Telenoche de Canal 4 que cuando se formalice "se verá el contenido de los planteos del Partido Nacional".

"Hay aspectos que pueden tener su fundamento y otros que son pompas de jabón para 2019", dijo con ironía Michelini.

"Nos preocupa la transparencia y el manejo de los recursos públicos pero no somos tontos y sabemos que hay una campaña electoral prematura", afirmó Michelini.

El diputado Jaime Trobo (Todos) hará un planteo concreto sobre los negocios con Venezuela: quiere investigar a quienes tomaron las decisiones de gobierno de beneficiar a empresarios afines al Frente Amplio, por qué razones, y con qué garantías. "Hay empresarios uruguayos que tienen la suerte, la virtud o el padrinazgo para ser la contraparte de las empresas monopólicas venezolanas", afirmó el diputado.

En el marco del acuerdo energético con la administración Chávez y el Fondo Artigas—Bolívar, el volumen de los negocios es de unos US$ 1.100 millones, según las estimaciones de Trobo.

Venezuela "está en el peor lugar de los ranking internacionales en materia de corrupción. Y Uruguay ha hecho negocios con ese país", sostuvo Trobo.

Otras de las preguntas del legislador tienen que ver con "los negocios realizados y sus intermediarios, personas y empresas que han recibido del gobierno de Mujica la gracia de ser el agente monopólico en Uruguay para una relación con entidades monopólicas venezolanas. El gobierno le concedió derechos a individuos cercanos al partido de gobierno para que fueran los agentes en esa relación", remarcó Trobo.

"Está mal que sea el presidente quien decida que una persona es la única que puede vender ciertos productos a Venezuela. El único que puede comprar es el Ministerio de Alimentación o alguna de las entidades que dependen de él", dijo el diputado.

Agregó que en Venezuela se están investigando en la Asamblea Nacional "los negocios de entidades oficiales, de cuyas ganancias de miles de millones de dólares han terminado en cuentas ubicadas en paraísos fiscales".

"Venezuela es un país corrupto, tiene un gobierno corrupto que hace negocios con otros países. Uno es Uruguay", agregó.

Regasificadora.

El diputado Pablo Abdala (Alianza Nacional) fue designado miembro denunciante de la frustrada construcción de la planta regasificadora en Puntas de Sayago.

"El partido ha llegado a la conclusión de que es un negocio ruinoso, que también como los negocios con Venezuela, tiene visos de corrupción", explicó Abdala.

Además, recordó que la justicia brasileña investiga el caso en estos momentos, y a personas "sobre las que hay presunciones evidentes de que han participado en la conexión de los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff ante el gobierno uruguayo para que se le adjudicara la obra a la empresa OAS".

Según el diputado Abdala, "la justicia brasileña investiga al exministro de Energía de Rousseff, actual gobernador de Minas Gerais, quien intercedió ante el gobierno del expresidente Mujica para que la obra se le adjudicara a OAS y a cambio de eso cobró un soborno".

OAS fue denunciada por la constructora uruguaya Costa Fortuna por lavado de activos, algo que forma parte de una investigación en un juzgado de Crimen Organizado, recordó Abdala.

El empresario José Aldemiro Pinheiro, el presidente de OAS, fue condenado el año pasado a 16 años y 4 meses de prisión por corrupción, lavado de dinero y formación de organización criminal por el pago de "coimas" a ejecutivos de Petrobras para que se le adjudicaran licitaciones.

Llamados a sala para Muñoz y Menéndez.

Entre los temas que el Partido Nacional pondrá en la agenda política del Parlamento en los próximos días figuran los debates sobre la situación de la Educación y el estado actual de las Fuerzas Armadas. La primera instancia en concretarse será el miércoles 12 con la interpelación de la diputada Graciela Bianchi (Todos) a la ministra de Educación y Cultura María Julia Muñoz. Y esta semana el senador Javier García (Todos) planteará en el Senado el llamado a sala del ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, para pedirle al gobierno una definición sobre cuál pretende que sea la política militar de la defensa.

Tildan de "soberbio" y "peligroso" a Lacalle Pou.

"El gobierno está en retirada" y varios ministros "han fracasado" en su gestión. Las duras críticas que lanzó el pasado fin de semana el senador nacionalista Luis Lacalle Pou, en un cónclave del sector Todos que él lidera, enfurecieron al Frente Amplio. El malestar se dejó ver en las redes sociales donde los principales dirigentes salieron a contestarle.

"Sugerir que el gobierno se está yendo cuando asumió hace un año y medio, denota un espíritu soberbio y destituyente muy peligroso", opinó en Twitter el diputado socialista Gonzalo Civila. En la misma línea acotó: "Lacalle Pou, envalentonado por el avance de derecha en la región, habla de "gobierno en retirada". Además, concluyó que Lacalle Pou "defiende intereses minoritarios y excluyentes".

"Lo de Lacalle Pou es profundamente antidemocrático y reaccionario. La vanidad no es buena consejera...", escribió en la misma red social el diputado Daniel Caggiani, del Movimiento de Participación Popular.

El diputado de Asamblea Uruguay y vicepresidente del Frente Amplio, José Carlos Mahía, consideró que "Lacalle Pou sigue en campaña electoral y ahora invita a toda la oposición a participar de un eventual gobierno suyo. Lo que puede la ansiedad".

Para la senadora del MPP, Ivonne Passada, con sus comentarios Lacalle Pou está "cuestionando la democracia y la política", por lo que pidió en Twitter tener "ojo" con el camino elegido por el líder del sector Todos. Además calificó a este tipo de discursos del senador nacionalista como "peligroso para la democracia".

Pese a los rechazos en redes sociales, el tema no fue abordado ayer por el Secretariado del Frente Amplio, dijeron a El País fuentes de la coalición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)