vea la fotogalería

Dos personas fallecieron a raíz de las inundaciones

Hay más de mil desplazados por crecidas en el Norte; turbonadas azotaron dos departamentos.

Foto: Intendencia de Artigas.
Foto: Intendencia de Artigas.
Evacuados en Salto ante anuncio de más lluvias. Foto: Luis Pérez
Evacuados en Salto ante anuncio de más lluvias. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Inundaciones en Salto. Foto: Luis Pérez
Los comités de emergencia departamentales del litoral están prontos para asistir evacuados. Foto: Luis Pérez.
Los comités de emergencia departamentales del litoral están prontos para asistir evacuados. Foto: Luis Pérez.
Las últimas inundaciones del Yí dejaron casi 5.000 evacuados. Foto: V. Rodríguez
Las últimas inundaciones del Yí dejaron casi 5.000 evacuados. Foto: V. Rodríguez
En Durazno un temporal se desató ayer y provocó la caída de árboles.
En Durazno un temporal se desató ayer y provocó la caída de árboles.

Dos personas murieron como consecuencia de las inundaciones de los últimos días en Artigas, Bella Unión, Paysandú y Salto. En Artigas falleció un hombre cuando cruzaba un arroyo arreando ganado y en Salto un adolescente se ahogó cuando se bañaba en el arroyo Ceibal.

La cifra de personas desplazadas en esas ciudades aumentó de 760 a 1.067, pero sólo en Artigas el Comité de Emergencia estimó que el crecimiento del Río Cuareim podría desplazar a más de 1.200 personas.

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) emitió ayer de tarde una advertencia naranja para todo el país por lluvias copiosas y tormentas, que se extiende hasta hoy a las 18:00 (ver nota aparte).

Ayer de mañana apareció el cuerpo de Fermín de los Santos, en una zona próxima al kilómetro 133 de la Ruta 30, en Artigas. El hombre fue arrastrado por la corriente el viernes cuando arreaba ganado que había quedado atrapado por la crecida del arroyo Pintadito, informó a El País un vocero local de Bomberos de Artigas. El sábado apareció muerto el caballo que montaba, próximo al balneario municipal.

En Salto, un adolescente de 17 años que se bañaba en las aguas del arroyo Ceibal, invadido por el desborde del Río Uruguay, se ahogó en las primeras horas de la tarde de ayer cuando, junto a otros menores de edad, nadaban en el lugar. El fallecimiento se produjo en los alrededores del puente Sarandí.

La víctima fue sacada de las aguas por un familiar, pero ya estaba sin vida. Cumplía 18 años el 25 de diciembre.

En Paysandú, un jinete fue rescatado en el Río Queguay. "Hoy estoy de cumpleaños porque nací nuevamente", comentó Salvador Lima, de 58 años, luego de que fue rescatado por el sargento Francisco Rodríguez del Destacamento de Bomberos de Paysandú. Rodríguez fue arrastrado con su caballo por la creciente, en el paso Andrés Pérez. Permaneció casi dos horas aferrado a una rama, a la altura del kilómetro 422 de Ruta 4, al norte de Guichón, pasado el mediodía del domingo antes que fuera rescatado, informó el diario El Telégrafo.

Evacuados.

En Artigas y Bella Unión hay 355 personas desplazadas por las inundaciones.

Una vez más, como en inundaciones anteriores, surgió el rumor de que el puente "De la Concordia", que une Artigas con Quaraí, corría peligro de derrumbe. Una señora comunicó ayer a los policías que están en la cabecera del puente que ese paso se estaba abriendo. Funcionarios del Ministerio de Transporte constataron que no corre riesgos, dijo Juan José Eguilor, coordinador del Centro Coordinador de Emergencia.

Ayer la cota del Río Cuareim estaba en 6,60, bastante lejos de los 2 metros de su estado normal. En tanto, en Bella Unión el Río Uruguay seguía creciendo y a las 17:00 horas se ubicaba en 7,83.

Eguillor informó que entre evacuados y autoevacuados en la ciudad de Artigas había hasta ayer 296 desplazados, de los cuales 137 son menores de edad. En Bella Unión aumentó la cantidad de desplazados a 59 (37 mayores y 22 menores de edad). El Río Uruguay seguía creciendo, por lo tanto, se estima que seguirán evacuando a más familias.

En Paysandú, hasta ayer había 184 personas desplazadas por la crecida del Río Uruguay, cuando el domingo eran 124. La altura del río frente a la capital de Paysandú estaba en 6,71 metros, más de un metro por encima de la cota de seguridad que es 5,5 metros.

En Salto aumentó la cifra de personas desplazadas de 455, a primeras horas de la tarde, a 528 por la crecida del Río Uruguay; son 305 mayores y 223 menores de edad. De esos 528, 212 fueron evacuadas por el Centro Coordinador de Emergencia y están alojadas en el estadio Bernasoconi, en el club Tigre, el club Libertad y en el gimnasio de Salto Uruguay. También hay quienes están instalados en carpas particulares, que se autoevacuaron.

El nivel del Río Uruguay frente a la ciudad de Salto estaba ayer en 13,4 metros, casi un metro y medio por encima de la cota de seguridad que es de 12 metros.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó que las previsiones de lluvias para esta semana son de volúmenes altos y, por lo tanto la represa, que está evacuando 21.000 metros cúbicos por segundo, va a continuar aumentando ese caudal y consecuentemente el nivel del río frente a las ciudades litoraleñas.

Temporales.

En la capital duraznense se desató ayer de tarde sobre las 19:00 horas un temporal de viento y lluvia que provocó la caída de al menos dos árboles.

A causa de las lluvias el caudal del Río Yi subió casi dos metros, pero no existe peligro de evacuaciones. Autoridades del Comité de Emergencia pidieron a los campamentistas estar atentos a la evolución del clima en las próximas horas, dado que si sigue lloviendo podría verse afectado el camping municipal "33 Orientales".

Mientras tanto, ayer de tarde se desató una turbonada en el este del departamento de Río Negro que provocó la caída de decenas de árboles, voladura de techos y derribó columnas de UTE.

"Pasamos rápidamente de un calor sofocante a un temporal con fuerte tormenta eléctrica y viento intenso que voló parcialmente techos de algunas viviendas precarias y galpones", indicó a El País un vecino de la localidad Sarandí de Navarro.

El servicio pluviométrico de la comisaría local, ubicada a 200 kilómetros de Fray Bentos, marcó la caída de 40 milímetros de agua en 20 minutos.

"Estamos sin luz y si UTE no nos asiste rápido, en pocas horas dejaremos de tener agua potable y quedaremos incomunicados porque en el pueblo todo depende de la energía eléctrica" dijo Beatriz, una de las vecinas afectadas.

La Policía tomó contacto con el intendente Oscar Terzaghi quien envío anoche a una cuadrilla de emergencia.

(Producción: L. Pérez, F. Fernández, V. Rodríguez, D. Rojas y M.E. Lima).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados