El animal no estaba siendo usado por falta de entrenador

Perro antidrogas vuelve a las calles de Durazno

Yagui, el único perro de la Brigada Antidrogas de la Policía de Durazno vuelve a trabajar tras haber recuperado a su adiestrador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Yagui detecta marihuana, cocaína y pasta base. Foto: V.Rodríguez.

En la actualidad la Policía duraznense no tiene plantel de perros, pero la llegada del nuevo jefe, Sergio Guarteche, marcó un cambio. Desde que asumió el cargo, el jerarca se mostró muy preocupado por el consumo, distribución y venta de estupefacientes en la zona.

De aspecto alerta, orejas paradas y buen porte, Yagui es un labrador que llegó a la jefatura duraznense hace dos años y medio procedente de Montevideo. Rápidamente comenzó a desplegar su accionar, siendo determinante para esclarecer varios casos relacionados al comercio de drogas ilegales.

Sin embargo, en la interna policial lo conocen apenas como el "perro de la droga" y pocos agentes saben que está capacitado para detectar marihuana, pasta base y cocaína.

En uno de esos casos la Policía local, con orden de allanamiento expedida por la Justicia, desbarató una red de venta de drogas en un motel del barrio Las Higueras, en el que fue encontrado un kilogramo de marihuana.

En su momento, el caso fue muy comentado, dado que la Policía venía siguiendo a los traficantes mediante vigilancia y operativos que hasta ese momento, habían resultado infructuosos.

Una fuente consultada por El País, dijo que la tarea del labrador fue fundamental para detectar la droga ya que se encontraba en pequeños envoltorios y en distintos sectores de la casa.

Yagui es dócil, activo y con actitud hacia el juego; factores necesarios y que permiten desarrollar en todo su potencial la tarea asignada, según dijo el cabo Marcelo Ramos, adiestrador del perro.

El año pasado el agente fue transferido a a la Dirección de Narcóticos en Montevideo y con él la vida de Yagui cambió ya que pasó a estar inactivo.

Fue así que el perro pasó de tener una vida profesional activa a largas jornadas ociosas. En contadas ocasiones recibió nuevo entrenamiento y salidas en procedimientos, según dijo una fuente policial, que prefirió no ser identificada.

Ahora, el comando policial encabezado por el inspector Sergio Guarteche, planea darle una nueva oportunidad al perro. El jefe ordenó disponer de todos los elementos existentes para luchar contra la droga.

Sorpresa.

Guarteche nació en Durazno pero la carrera policial lo llevó por todo el país. Cuando volvió a su pueblo el jerarca se vio sorprendido. "Nos hemos encontrado con una realidad muy complicada respecto a la drogadicción", afirmó.

También disparó una frase que le costó una dura polémica: "si bien en Durazno la droga está muy arraigada, nos sorprendió muchísimo que estuviera presente en el deporte, sobre todo en el fútbol".

Al respecto, señaló que en ese deporte hay "un sistema muy vulnerable donde no existen controles de aptitud física ni antidopaje" y que "eso ha facilitado la tarea del narcotraficante para llegar directamente al corazón del deporte".

Al parecer, los mayores consumidores estarían en las divisionales formativas.

Guarteche destacó que se consumen drogas de todo tipo, "marihuana, pasta base, cocaína, LSD". "Hubo mucha negligencia por parte de algunas autoridades y también mucha ignorancia de la población y de algunos actores que ocupan lugares estratégicos que han permitido que avance la drogadicción en Durazno", dijo.

El jefe de Policía llamó a trabajar "muchísimo" con la comunidad para ir despertando conciencia en aquellos actores que tienen responsabilidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados