En una hora y media le hicieron ecografías y extracción de sangre

La peripecia de Amodio para el chequeo médico

Después que la jueza Julia Staricco y la fiscal Stella Llorente hicieron lugar a la solicitud del médico forense Guillermo López, de internar al extupamaro Héctor Amodio Pérez para ampliar los exámenes médicos, empezó una peripecia entre el Ministerio del Interior e instituciones de salud para determinar quién recibiría al "traidor" del MLN-T.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El extupamaro fue procesado el lunes; se encuentra en Cárcel Central. Foto: Archivo

En la noche del jueves, la defensa solicitó que los estudios fueran realizados en la mutualista Casa de Galicia. Ante la negativa de la institución a recibirlo, aduciendo que tenía emergencia pero no internación para personas privadas de libertad, se recurrió al Hospital Maciel.

El director de este centro, Álvaro Villar, aceptó acogerlo en la mañana de ayer viernes pero el Ministerio del Interior no podía trasladarlo por falta de personal. La tercera opción era el Hospital Español.

Sin embargo, en la mañana de ayer este hospital vivió un grave episodio, después que un recluso, que estaba siendo atendido en la emergencia, le robó el arma al policía que lo custodiaba, intentó fugar y gatilló apuntando a gente que estaba en el lugar, pero la bala no salió (ver página B1).

Con ese panorama, el Hospital Español rechazó recibir al extupamaro.

Finalmente la mutualista Casa de Galicia volvió a ser una opción y aceptó que fuera trasladado pero con la condición que le efectuaba los estudios sin internación.

Así fue que al mediodía Amodio dejó Cárcel Central y se dirigió a la institución en una ambulancia de la Administración de Salud del Estado (ASSE-105) y custodiado por una camioneta del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

El extupamaro estuvo una hora y media en la mutualista donde se sometió a ecografías y una extracción de sangre, muestra de la que se realizarán varios exámenes, dijeron a El País fuentes de la institución.

Una vez que los resultados estén listos, serán remitidos al médico forense, que deberá informar a la sede judicial, que resolverá si le concede la prisión domiciliaria.

Según su abogado, Andrés Ojeda, además de su edad (78), Amodio tiene algunos problemas de salud: hipertensión, colesterol y una infección intestinal por la que estuvo internado días atrás en una mutualista.

Amodio fue procesado el lunes 14 como coautor de reiterados delitos de privación de libertad por la jueza Staricco. El fallo generó cuestionamientos jurídicos y una única coincidencia: la sentencia marca un precedente y podría derivar en más procesados.

Staricco confirmó que la investigación continuará y que tomará declaración al extupamaro Mario Píriz Budes, quien ya había estado citado en el marco de la causa que data de 2011 pero presentó un certificado médico y pidió declarar por Tribunal Comisionado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados