Un proyecto apunta a recuperar ámbitos públicos frente al Río de la Plata

Una performance de utopías para repensar la Ciudad Vieja

En cien manzanas, la Ciudad Vieja, con una arquitectura muy variada que abarca diversas escuelas y gran parte de la historia de Montevideo, bien puede tomarse como un laboratorio de propuestas, no solo para la preservación de muchas edificaciones sino para el aprovechamiento de espacios baldíos, subocupados o en ruinas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Plan didáctico, redefinición del espacio ocupado por el SERBA.

Tal es la propuesta de un grupo de 120 especialistas en diversas áreas que se reunieron para imaginar 44 proyectos y exponerlos al público. En cada caso no se invirtieron horas hombre para ganar un concurso o licitar en algún llamado a obras hecho por un ente público o un consorcio privado.

Arquitectos, artistas plásticos, botánicos, paisajistas, iluminadores, ingenieros o técnicos gráficos pergeñaron proyectos a nivel de toda la ciudad, y en especial del casco histórico, para exhibirlos como quien comparte su pintura, pero en una performance colectiva que será inaugurada el 9 de abril, a las 19:00, en todas las plantas del Centro Cultural de España.

Los actores emergen como el equipo de un falso o paródico candidato a Intendente, el creativo Alfredo Ghierra. Esta señal lúdica, a lo Pinchinatti o Jorge Esmoris, acerca ideas que de modo total o parcial alguien quizás implante un día.

Para ellos, en la Ciudad Vieja habría que incentivar a los vecinos a fin de que convirtieran las azoteas en techos verdes, transformar medianeras en jardines verticales, crear estacionamientos subterráneos y eliminar la mayor cantidad posible de automóviles, así como suspender el ingreso de los ómnibus, salvo de uno turístico y de un tranvía eléctrico, y armar grupos de cuatro manzanas, peatonalizando esos sectores.

También hablan de extender los horarios comerciales, ampliar la vigilancia y poner en la mira las casas de factura irrepetible abandonadas en la Ciudad Vieja, pero también en el área central de Montevideo, incluida La Aguada, en donde ocupan el equivalente a veinte manzanas.

Los participantes aclaran que la muestra no entrega soluciones a los grandes problemas de la ciudad, sino que se repiensa Montevideo, se la vuelve a mirar, pasan a primer plano maravillas escondidas o verdaderos desperdicios.

Consolidación.

El plantel de la Productora Cultural BMR, integrado entre otros por los arquitectos Nicolás Barriola y William Rey Ashfield, evalúa que la Ciudad Vieja, "como lugar de población permanente fue cediendo espacio, poco a poco, a los servicios y a la actividad portuaria. La importancia de sus ámbitos públicos fue decayendo lentamente y prueba de ello es el deterioro que se fue registrando durante años".

En el proyecto se considera los beneficios de una mayor consolidación residencial y de espacios abiertos de intercambio, integración y recreación, para adultos y niños".

El área delimitada para la propuesta se ubica entre las ramblas 25 de Agosto, Ingeniero J. Monteverde y Francia, y la calle Guaraní, un área que tiene asimismo valor metropolitano.

Se auspicia la creación de 15.000 metros cuadrados de área cubierta, redefiniendo el espacio urbano del sur de la Ciudad Vieja, contra el mar. Es una especie de plaza con pavimento rojo y un gran techo, que incluye programas de servicios diversos como mini-gourmet, kioscos, tienda de souvenirs y áreas de exposición.

"El gran techo es un artefacto de mediación entre diversas situaciones, el río y la plaza, la calle y el parque, el cielo y la tierra, la ciudad de la gente y la zona de los contenedores", explican los autores.

Algunas de las fachadas de los edificios sobre la calle Lindolfo Cuestas serán intervenidas por muralistas. También se incluye un Jardín del viento o parque de esculturas de propulsión eólica, y una redefinición del sector ocupado en la actualidad por el servicio de Balizamiento de la Armada, en donde prevén la posibilidad de exhibir boyas y un mapa "navegable" de nuestras costas.

TRES PROYECTOS EN PLAN LINDOLFO.

Viejo hotel convertido en edificio.

En los ensayos de alternativas para mejorar la Ciudad Vieja, también se incluye la intervención del abandonado e histórico Hotel Nacional, que supo incubar a la Facultad de Arquitectura hace más de 100 años, para reconvertirlo en un edificio de viviendas (amparado en la ley No. 18.795), manteniendo su estructura. También se prevé viviendas en la vieja escuela de enfermería.

Contra el destrato a Montevideo

Alfredo Ghierra, el falso candidato a Intendente, ofuscado con el maltrato del patrimonio arquitectónico, dijo a El País estar en contra de ensanchar calles, hacer corredores, apostar todo el transporte público al ómnibus y proponer un Presupuesto Participativo para votar cosas que debe hacer la Intendencia. Prefiere debatir sobre un parque botánico de cristal, techado, en un baldío.

Deporte y pensiones tarifadas.

Además de áreas deportivas que se sumen al Neptuno, un parque para niños y estacionamientos, otras ideas para la Ciudad Vieja contemplan las pensiones tarifadas en espacios hoy dedicados a pobres parkings, como alternativa asequible para aquellos que puedan verse obligados a emigrar cuando la zona mejore.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados