LA COLUMNA DE PEPE PREGUNTÓN

¿Y el Pepe?

El escándalo que rodeó la subasta de los aviones de la ex Pluna le costó caro al ex ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, y al entonces presidente del Banco de la República, Fernando Calloia.

La Justicia encontró méritos para iniciarles un proceso por el delito de abuso de funciones, en dictámenes que dejaron en evidencia lo irregular de sus procederes y la determinación de ambos de saltearse las formas, y las normas, con tal de sacarse de encima de una buena vez aquellas dichosas aeronaves.

Salvo para los integrantes del Tribunal de Apelaciones, que poco antes de las pasadas elecciones revocó el procesamiento de Calloia, fiscales, jueces y ministros de la Suprema Corte de Justicia han coincidido en que Lorenzo y Calloia incurrieron en abuso de funciones. Lorenzo por darle a Calloia la orden de saltearse los procedimientos para otorgar un aval a sola firma y Calloia por aceptar la orden y apartarse de las normas en el otorgamiento del aval al empresario Juan Carlos López Mena.

Ahora aparecen algunos dirigentes frenteamplistas que asumen que fue un error no haber votado la investigadora parlamentaria que el Partido Nacional solicitara en su oportunidad para el affaire Pluna. Consideran que el Frente Amplio se equivocó, porque al cerrar el camino en el Poder Legislativo alfombró a los blancos el camino hacia la Justicia. Y aquellos polvos trajeron, para los procesados y la coalición de izquierda, estos lodos.

Pero, ¿es tarde para habilitar en el Parlamento la conformación de una comisión investigadora de este sainete? El Frente Amplio dirá, obviamente, que sí. ¿Y la oposición? Quizá debería considerarlo.

Lorenzo y Calloia, ¿actuaron solos? ¿A Lorenzo se le ocurrió dar la orden para beneficiar a un empresario y Calloia se limitó a hacer lo que el ministro le ordenaba? ¿Cuál fue la responsabilidad política del entonces presidente José Mujica? ¿Quién va a investigar si Mujica dio la orden a Lorenzo para que este ordenara a su vez a Calloia otorgar el aval?

¿Y por qué Mujica dio esa orden, en caso de que la haya dado? ¿Qué lo llevó a dar ese paso? ¿No habría que investigar, para saber si fue responsable del escándalo por acción o simplemente por omisión?

¿Y el entonces vicepresidente Danilo Astori? ¿Actuaron Lorenzo y Calloia, dos figuras relevantes del astorismo, a espaldas de su líder natural? ¿Actuó Mujica a espaldas de su vicepresidente?

¿Quiénes más sabían en el gobierno?

Hay quienes creen que la Justicia, la misma que por este escándalo ha procesado a Lorenzo y a Calloia, debería citar al hoy senador Mujica. Hay quienes consideran que no hay mérito para ello. ¿Pero acaso no parece claro que habría mérito para que el Parlamento llegara hasta el fondo del asunto, para deslindar responsabilidades políticas?

Mientras Mujica era presidente eran muchos los que, en voz baja, sostenían que investigar su responsabilidad en la subasta suponía un hecho institucional que no convenía a nadie generar. ¿Y ahora?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados