LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

¿Es mucho pedir?

No es la primera vez que desde el Frente Amplio o corporaciones que le son afines se reclama, de una u otra forma, que Uruguay adopte el modelo de cuarentena general obligatoria.

José Mujica. Foto: Francisco Flores.
José Mujica. Foto: Francisco Flores.

El expresidente, exsenador, líder del MPP y dirigente histórico del MLN-Tupamaros, José Mujica, propuso “apagar la llave general” durante “tres o cuatro semanas” para poder retomar el control de la pandemia, y dijo que para ello el gobierno debería utilizar la “fuerza persuasiva” de sus aparatos de seguridad de modo de garantizar que algunas “medidas duras” se cumplan.

No es la primera vez que desde el Frente Amplio o corporaciones que le son afines se reclama, de una u otra forma, que Uruguay adopte el modelo de cuarentena general obligatoria. En marzo de 2020, a una semana de reportados los primeros casos de COVID-19, el expresidente Tabaré Vázquez, algunos dirigentes de la coalición de izquierdas y el propio Sindicado Médico del Uruguay pidieron al gobierno que confinara a los uruguayos. Hasta se llegó a poner como ejemplo el modelo argentino.

Luego, el propio Vázquez y el SMU negaron haber pedido lo que todos sabemos que habían reclamado.

En marzo pasado, el propio Mujica se declaró partidario de declarar “el toque de queda nocturno”.

¿Qué opina el resto del Frente Amplio?

¿Por qué no pasan de las palabras y las sugerencias a la acción y traducen sus propuestas en un proyecto de ley y lo ponen a consideración del Poder Legislativo?

¿Por qué no dicen qué quieren cerrar, por cuánto tiempo, le ponen la firma y llevan ese debate al Parlamento, para que los representantes de la ciudadanía discutan esas propuestas?

¿Por qué no detallan qué se podría hacer y qué no? ¿Cómo harían para hacer cumplir ese confinamiento? ¿Qué pasaría con quien no lo acate? ¿Iría preso? ¿Pagaría una multa? ¿Cómo debería utilizarse “la fuerza persuasiva” del Estado de la que habla Mujica? ¿Hasta dónde podría actuar la Policía, por ejemplo, para que el propio Frente Amplio no interpelara luego al ministro del Interior por uso excesivo de la fuerza?

¿Por qué no explican, de paso, qué sugieren hacer con todas las empresas, grandes, medianas y pequeñas, que no podrán trabajar durante el plazo durante el que se extienda ese confinamiento?

¿Y con los trabajadores? ¿Cuántos uruguayos quedarían sin sustento? ¿Cómo va a hacer esa gente para subsistir? ¿Con un subsidio del Estado? ¿De cuánto? ¿Por cuánto tiempo? ¿Y cómo sugieren financiar esos subsidios?

¿Cerrarían los shoppings? ¿Y los supermercados? ¿Se podría salir de la casa solo a pasear al perro, como sucede en Argentina? ¿Se podría caminar por la Rambla? ¿Qué pasaría con locales gastronómicos, gimnasios y hoteles?

¿Permitirían a la gente moverse de un departamento al otro? ¿Cómo lo impedirían? ¿Pondrían a la Policía Caminera a cerrar rutas y caminos? ¿O al Ejército? ¿Bloquearían los peajes? ¿Cerrarían la frontera seca con Brasil? ¿De qué forma?

¿Y los niños? ¿Volverían todos a la virtualidad en la educación?

¿Por qué no ponen todo eso negro sobre blanco, lo transforman en un proyecto de ley y, ya que estamos, les explican a los uruguayos qué es lo que en verdad proponen y quieren?

¿Es mucho pedir?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados