Aparecieron otras especies muertas y se detectó mancha verdosa en la costa

Más peces muertos y una nueva cianobacteria

La jornada de ayer se presentó ideal para quienes podían disfrutar de las playas de Montevideo, con una sensación térmica cercana a los 30 grados al mediodía y el agua clara como pocas veces se ve en la capital.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comienzan a aparecer otros tipos de peces en las costas, ayer Pocitos tenía cientos de peces muertos.

Sin embargo, al llegar a Pocitos los bañistas eran desestimulados por una bandera "sanitaria" (roja con una cruz verde), que pendía de la caseta de los guardavidas. Esta nueva advertencia informa de la presencia de cianobacterias, que conforman una mancha verdosa —parecida a la yerba— tanto en el agua como en la arena.

Guardavidas de Montevideo consultados por El País comentaron que han llegado a colgar esta bandera "hasta tres veces en una semana", aunque ellos no tienen por función impedir que la gente ingrese al agua, a pesar del riesgo sanitario.

Pero como si fuera poco, ayer otro elemento desestimulaba a los bañistas: una vez más, cientos de peces muertos aparecieron diseminados por la costa de Montevideo.

Si bien tanto la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) y la Intendencia de Montevideo han señalado que no existen elementos que permitan hablar de contaminación de las aguas, ayer el director de Desarrollo Ambiental de la comuna, Juan Canessa, informó a El País que se ha detectado "una nueva cianobacteria".

En general, ante la aparición de cianobacterias, se recomienda evitar bañarse y no permanecer en la arena donde están diseminadas. En caso de presentarse alergias, irritaciones u otros trastornos de salud, se debe consultar a un médico.

Otros peces.

Por estas horas, otro elemento confunde a los expertos. Hasta la semana pasada, todos los peces muertos que llegaban a la costa eran de un mismo tipo (lachas), pero ahora se ha confirmado que otras especies están muriendo.

El domingo, en la playa de La Floresta, había decenas de rayas de río (chuchos) diseminadas por la arena.

Cuando el fenómeno comenzó a visualizarse, hace 12 días, se dijo que no se podía hablar de contaminación porque una sola especie estaba siendo afectada y un tóxico debería impactar también en otras.

También se manejó en primera instancia la hipótesis de un "descarte" de un barco pesquero, ya que la lacha es un pez de escaso valor, habitualmente utilizado como carnada o cebo. Pero la aparición de más de 200 toneladas de peces muertos en Montevideo y Canelones, y probablemente de una cantidad similar en playas de Argentina, echaron por tierra esa teoría.

Para la Dinara (ver nota aparte) y otros laboratorios de Argentina, la alta mortandad de peces (que también se ha visto en los últimos tiempos en otros lugares como Río de Janeiro) obedece a un calentamiento prolongado de las aguas.

Cianobacterias.

El surgimiento del fenómeno a orillas del Río de la Plata tiene varios años y ha sido vinculado a la mayor concentración de productos nitrogenados, sobre todo los restos de fertilizantes, que provienen principalmente de los ríos Negro y Uruguay.

En la División Salud de la Intendencia de Montevideo, la doctora Perla Vivas explicó en enero a El País que estas algas se van acumulando debido a la baja salinidad del mar, las altas temperaturas y el lento movimiento de las aguas. "Cuando aparece el viento y las lluvias, las cianobacterias se dispersan, aunque no quiere decir que no estén en la costa. Están en una concentración menor e igualmente hay que tomar precauciones para no ingerir el agua", comentó Vivas.

La reproducción en exceso de las cianobacterias (nombre dado en alusión a color verde-azulado de estas algas), acecha la vida del hombre, el ganado y las mascotas. Esto se explica en un trabajo académico de los doctores de la Facultad de Ciencias Sylvia Bonilla, Luis Aubriot y Claudia Piccini.

Los expertos señalan que "las floraciones de cianobacterias afectan negativamente la calidad del agua" y "pueden producir sustancias tóxicas para animales y el ser humano".

En el trabajo se agrega que hay varios reportes en el mundo sobre mortandad de animales domésticos, en particular perros, y ganado "que han bebido agua con floraciones".

El viernes, la Dinara emitió un comunicado sobre la presencia de peces muertos. Si bien el organismo no halló una causa específica, dijo que "no existe ningún riesgo sanitario en el consumo de pescado, tanto de costa como de altura".

Diferente es la situación con el consumo de moluscos bivalvos en Rocha y Maldonado, que provocó intoxicaciones.

Gilardoni: "No consumir mejillones ni berberechos".

El director de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), Daniel Gilardoni, dijo ayer a El País que desconoce la existencia de una nueva cianobacteria en las playas, como la que ha detectado la Intendencia de Montevideo, aunque señaló estar al tanto de la aparición de más peces muertos.

"Los nuevos peces van sumando datos al rompecabezas, aunque no son suceso fáciles de evaluar y diagnosticar. Estamos ante un proceso en el que también tiene que ver la temperatura del agua, como ocurre en Rocha y Maldonado", informó, en referencia a la aparición de moluscos bivalvos tóxicos en los balnearios del Este. En este sentido, el director de la Dinara recordó que no se deben consumir "mejillones, berberechos, almejas y caracoles de origen nacional".

Gilardoni explicó que el monitoreo de las cianobacterias en arena y agua se hace "todas las semanas" y que envió personal de la Dinara a recoger los nuevos peces muertos que han aparecido en la costa en las últimas horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados