EMPLEO INFORMAL

Los partidos políticos tienen 294 trabajadores registrados en BPS

Murro recibió informe sobre los cotizantes; en algunos casos son “pocos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Banco de Previsión Social . Foto: archivo El País

El Banco de Previsión Social (BPS) tiene registrados 294 cotizantes que trabajan para partidos políticos. De un partido figuran 231 cotizantes promedio, de otro 46, de un tercer partido apenas 13 y de un cuarto solo cinco. Los datos muestran una mejora respecto de años anteriores, pero más allá de eso, en algunos casos, para las autoridades dejan la sensación de que "son pocos".

Los datos, que corresponden al período entre el 9 y el 12 de septiembre pasado, forman parte de un informe que solicitó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, al BPS luego que saltó a la luz el mes pasado el episodio de la secretaria del exdiputado Jorge Orrico de Asamblea Uruguay, que fue mantenida trabajando "en negro" durante 20 años.

"Todos han mejorado un poco, pero esperamos que cada uno asuma su rol y regularice la situación", dijo Murro a El País.

Las cifras puestas blanco sobre negro muestran una mejora. En 2005, cuando el Frente Amplio asumió su primera administración un partido registraba 178, otro 12, otro 7 y el último solo uno. Los datos —para los que Murro omitió brindar nombres respetando el secreto tributario— consideran empresas con subcausal de exoneración a partidos políticos permanentes o las fracciones de los mismos con derecho a lema. También se consideran empresas vinculadas a actividades de organizaciones políticas.

Más allá de que las cifras puedan reflejar algún grado de irregularidad tomando en cuenta que hay partidos que no llegan a tener ni una persona registrada por departamento, según Murro una posible explicación a las cifras es que es probable que haya partidos que tengan "más pases en comisión que otros". "Cuando el Frente Amplio asumió en el gobierno tenía muy pocos, pero en otros partidos es bastante normal que tengan menos trabajadores que no sean privados aportantes de los partidos por la historia de los partidos, porque trabajan dentro del gobierno", explicó el ministro.

Cada legislador puede pedir cinco pases en comisión. Esto es, puede solicitar que cinco funcionarios de otras dependencias del Estado pasen a formar parte de su equipo aunque el salario lo paga el organismo de origen.

"En su momento, cuando yo era presidente del BPS solo permitíamos dar un pase en comisión por legislador y era criticado, pero nosotros también teníamos derecho a tener una gestión con determinado número de funcionarios", dijo Murro.

El ministro de Trabajo sostuvo que desde su cartera no está previsto que se realice ningún tipo de fiscalización a nivel de los partidos políticos aunque no descarta que pueda surgir desde el BPS. "Muchas de estas cosas aparecen cuando se van a jubilar los trabajadores o precisan algo como un subsidio; allí saltan las irregularidades".

El caso de la secretaria del exdiputado Orrico, según Murro, fue un claro ejemplo de esto y espera que "remueva el tablero" en pos de una mayor formalización.

El "pico" en el promedio de cotizantes por partido político, según el relevamiento que tomó en cuenta las cifras anuales desde 1996, se dio en 2014 cuando un partido registró 246 cotizantes promedio, otro 41, un tercero 20 y un cuarto partido político cuatro cotizantes promedio. El mínimo, por el contrario, fue en 1996 cuando apenas había 75 cotizantes promedio.

Hacía seis meses que BPS trataba "caso orrico"

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo a El País que si bien el caso de la secretaria del exdiputado de Asamblea Uruguay, Jorge Orrico, que estuvo trabajando "en negro" durante 20 años, salió a la luz en septiembre pasado "hacía seis meses que estaba bajo análisis en el BPS".

A la situación de dicha secretaria días después se conoció que no era la única empleada "en negro" dentro de Asamblea Uruguay. Mercedes De Toro, encargada de actualizar la página web del sector del ministro de Economía Danilo Astori dijo a El País que estuvo tres años sin que le hicieran aportes (desde 1995 a 1998), y por tal motivo debió esperar un año y medio para que el BPS le pudiera otorgar la jubilación. La mayor parte de los casos surgen cuando las personas piden la jubilación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)