Tras casos de violencia en Vilardebó y Maciel

Paro en la Salud por inseguridad en los hospitales

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) parará el próximo martes 9 en Montevideo por, entre otras cosas, la inseguridad en los hospitales públicos. Además, marcharán desde el Pereira Rossell hasta el edificio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), donde esperan ser recibidos por alguna de las autoridades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La situación en el pabellón 11 del Vilardebó es una de las que más preocupa a la FFSP.

"Pedimos más seguridad. Ya se dieron situaciones graves en el Hospital Vilardebó y en el Maciel. Pero el peligro existe no solo en esos centros, sino en todos", precisó a El País el secretario general de la Federación, Martín Pereira.

La semana pasada en el hospital Maciel un paciente privado de libertad —que estaba siendo sometido a un tratamiento de quimioterapia— intentó escapar. Amenazó con una tijera a una enfermera, empezó a correr y de inmediato comenzó una persecución adentro del centro asistencial. Un guardia disparó al menos un tiro. Corrieron por los pasillos hasta que dos policías lograron atraparlo a pasos de la puerta de entrada.

En el Vilardebó, en tanto, dos internos del pabellón 11, de máxima seguridad, escaparon hace dos semanas. Uno volvió al centro rápidamente; el otro asaltó un ómnibus e hirió al conductor con un arma blanca. Un rato más tarde fue atrapado y devuelto al hospital psiquiátrico. Tras esto, los trabajadores del Vilardebó realizaron una protesta debido a las pocas medidas de seguridad que había en el centro.

La FFSP reclama desde hace meses la creación de un hospital psiquiátrico, para que los centros de ASSE no se vean obligados a recibir a internos judiciales, los cuales son trasladados desde las cárceles.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, anunció que en el primer semestre de 2016 estará funcionando un hospital penitenciario que se hará con recursos de esa cartera de Estado. 

Pero el problema de la seguridad no es el único que lleva a la FFSP a parar. También piden un salario mínimo de 30.000 pesos. Son 6.000 pesos más de los que dijo el presidente de la Federación, Pablo Cabrera, en una entrevista realizada hace un mes con El País, que iban a reclamar.

En ese entonces, cuando se le dijo que el sindicato de Secundaria pedía 30.000 pesos, y que Adeom pensaba reclamar 50.000, Cabrera advirtió que "hay que ser realista con la situación que vive el país, con la cantidad de recursos que tiene ASSE y de dónde salen esos recursos. Los privados pueden pedir más porque saben de la ganancia de las empresas, pero en el caso del sector público hay que tener en cuenta las realidades. Para discutir con Economía tenemos que ser serios".

El cambio de postura, según Pereira, se debe a que Cabrera "se confundió" con el reclamo que pensaba hacer desde la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), donde también ostenta el cargo de presidente.

La FFSP también reclamará más personal, que se presupueste a empleados terciarizados y cobrar salario vacacional.

Fin de medidas por "presiones".

El Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), advirtió a El País que levantaba las medidas gremiales que vienen llevando adelanta desde hace 15 días, debido a las fuertes presiones que han recibido desde la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y la Federación Uruguaya de la Salud (FUS). Ahora apuestan a que se lleve adelante un proceso de negociación con las autoridades del Pereira Rossell.

"Los licenciados del servicio han sido objeto de fuertes presiones durante el conflicto. Por lo cual, ante una responsabilidad tan grande como es conservar y preservar la fuente laboral de cada uno de los colegas a quienes representamos, y frente a manifestaciones en la asamblea realizada el 30 de mayo de miedos, dado que (licenciadas) han sido advertidas de represalias, se decide, por parte de la presidenta Ana Montans y vicepresidenta Laura Peláez de este Sindicato, levantar las medidas gremiales. Esto se hace para tranquilidad de los afiliados y para facilitar la negociación con las autoridades", precisó SULE a través de un comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)