EL CASO LÓPEZ EN EL PARLAMENTO DEL MERCOSUR

Parlasur debatió sobre corrupción sin lograr expulsar a funcionario K

Frenteamplistas y blancos chocaron en una inédita sesión en el Palacio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Votación en el Palacio Legislativo para expulsar a José López. Foto: Francisco Flores.

Cuando aún resuenan los ecos del escándalo que protagonizó el exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo en Argentina, José López, al intentar esconder US$ 9 millones en un monasterio, el Parlamento del Mercosur, del cual forma parte, discutió ayer durante horas en Montevideo y no logró los votos para expulsarlo.

Las constantes divisiones entre integrantes de las bancadas de Uruguay, Argentina y Brasil fueron el principal motivo de los resultados insuficientes en las votaciones que ayer martes hubo en el Palacio Legislativo.

La propuesta de expulsión, promovida por el presidente del Parlasur, el excanciller kirchnerista Jorge Taiana, fracasó porque no se alcanzó el necesario voto afirmativo de 2/3 de componentes. Solo 78 integrantes votaron a favor.

Desde la bancada uruguaya, el diputado blanco Pablo Iturralde cuestionó el proceder de López y apoyó su expulsión, pero dijo que antes debían darle el derecho a sus descargos. Pidió "no linchar" a López, sino abrir un proceso amparado en el código de ética del Parlasur. El problema es que ese código aún no ha sido aprobado por el organismo. Algunos integrantes de la bancada argentina, sobre todo los del PRO de Mauricio Macri, y algunos de Brasil también se posicionaron en la misma línea que Iturralde.

Al colocar el tema López en el centro de atención del Parlasur, Taiana había reclamado una "respuesta institucional" del organismo contra "el flagelo de la corrupción".

El argentino Julio Sotelo (FpV, kirchnerismo) admitió que López es "un integrante de nuestro bloque", que "enloda a un partido y a un Parlamento del que somos parte. López ha roto un principio fundamental de lo que es la ética pública".

Iturralde, en su discurso, apuntó veladamente hacia el kirchnerismo cuando afirmó que el problema de López "no es robar, sino que lo descubran", y dijo sentirse asombrado por "la ligereza con que le quieren pegar" sus excompañeros, en referencia a la iniciativa de Taiana.

"¿Cuánto hace que este señor estaba en el gobierno? ¿Quién lo puso en las listas? ¿En el gobierno de quién? ¿En qué provincia?", preguntó Iturralde.

La respuesta vino de la bancada uruguaya. El diputado socialista Gonzalo Civila criticó que "algunos aprovechen el paso de facturas entre fuerzas políticas y gobiernos", para agregar que se quiere "desprestigiar a alguna fuerza política; quieren hacer política desprestigiando a la política".

Luego se pasó a votar en forma nominal una moción para suspender a López del Parlasur. Tampoco hubo 92 votos. Del Partido Nacional, votaron en contra Iturralde y Juan José Olaizola; José Arocena y Daniel Peña lo hicieron a favor, y Álvaro Dastugue se abstuvo. Los colorados y el Frente Amplio todos a favor. En la bancada argentina, el FpV y UNA (Massa) a favor, en tanto el PRO (macrismo) se abstuvo. Brasil lo hizo dividido entre a favor y la abstención. La delegación de Venezuela votó toda a favor, tanto los chavistas como los opositores. El resultado fue de 82 a favor, 11 abstenciones, y dos negativos.

Finalmente, se acordó pasar el caso López a la comisión de Asuntos Internos del Parlasur, a propuesta del diputado uruguayo Daniel Caggiani (MPP). Se votó una declaración propuesta por el argentino Jorge Vanossi (UNA) donde se manifiesta la "censura al vergonzoso proceder" de López.

Apoyo de opositores venezolanos a Almagro.

Los diputados opositores de Venezuela Lawrence Castro y Rafael Veloz, que integran la Mesa de Unidad Democrática (MUD) que agrupa a la mayoría de la oposición, respaldaron en Montevideo al secretario general de la OEA, Luis Almagro, cuya renuncia pidió la canciller de ese país, Delcy Rodríguez, y defendieron la instancia de diálogo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Asimismo, pidieron al expresidente José Mujica que comprenda que "el dogma y la alianza política (con Maduro) no pueden estar por encima de la crisis humanitaria en Venezuela".

"Almagro está en defensa del pueblo de Venezuela, de los desvalidos, y el gobierno de Maduro no entiende que la gente se está muriendo de hambre", explicó Lawrence Castro a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados