VERANO 2018

Pampita fue la principal estrella en el show de Cristian Castro

Le preguntaron por “Pico” Mónaco y respondió: “No hablo de esas cosas”.

De blanco: llegó con mucho retraso por un atasco en La Barra. Foto: Ricardo Figueredo
De blanco: llegó con mucho retraso por un atasco en La Barra. Foto: Ricardo Figueredo

Por lo menos atípica fue la noche del viernes en el Enjoy Punta del Este. La empresa inmobiliaria Emiliano Pedrozo había comunicado al mediodía que Carolina "Pampita" Ardohain estaría presente en la quinta edición del Uruguay Real Estate, evento declarado de Interés por la Intendencia de Maldonado y de Interés Turístico por Uruguay Natural. Por eso una cantidad de medios uruguayos y argentinos concurrieron al Salón Río de Janeiro para esperar a la figura del momento.

Estaba previsto que llegara "entre las 20:00 y las 22:00", y ya había manifestado que no estaba muy afín a dar notas, prefería hacer acto de presencia y que le tomaran fotografías. También había dejado en claro que no iba a hablar de su crisis con "Pico" Mónaco.

Los minutos pasaban, el reloj se movía y la prensa empezaba a impacientarse. Fotógrafos, periodistas y noteros iban y venían con sus cámaras y grabadores, poco interesados en los real estates. Muchos se paraban en la puerta o cerca del ascensor con el fin de ser los primeros en abordar a la bella jurado del Bailando por un sueño, que desde su polémica separación de Benjamín Vicuña y el episodio en el motor home con la "China" Suárez no para de ser noticia.

Se rumoreaba que también asistiría el senador Danilo Astori, pero los ojos estaban puestos en Pampita. Todos querían captar su sonrisa para la foto y conseguir alguna declaración, aunque fuera mínima. El reloj seguía moviéndose y a las 21:15 el comentario era que Pampita los había dejado plantados.

Los organizadores de Uruguay Real Estate ya habían hecho el discurso pertinente y ni siquiera habían mencionado el retraso de la mediática argentina. Quince minutos después, informaron que "estaba en camino" pero "se había trancado en La Barra", cerca del lugar donde se hospeda hasta el 14 de enero.

La prueba.

Costaba creer, pero la modelo envío un video como prueba a la organización del evento. Los embotellamientos son la gran queja de todos quienes veranean en Punta, y Pampita, como cualquier mortal que no sale con tiempo de su casa, también fue víctima de uno.

El Enjoy estaba repleto de gente porque a pocos metros del salón del Uruguay Real Estate donde todos esperaban a Pampita, Cristian Castro se preparaba para hacerle un tributo a Sandro ese viernes a la noche.

La prensa iba y venía de un lado al otro. Estaba previsto que el show arrancara a las 22:00, y quince minutos antes el salón Río quedó casi vacío.

Mientras Nicole Neumann, modelo y rival de la exmujer de Vicuña, entraba al baño con sus hijas y charlaba con una conocida sobre equitación, Pampita hacía su llegada triunfal a un salón vacío. Apenas se corrió la bola de que había arribado, todos se trasladaron a conseguir su palabra.

Entre flashes, micrófonos y grabadores que se metían de un lado y del otro, Pampita empezó a hablar. Un periodista argentino rompió el hielo de la peor manera: quiso saber cuál era la situación con el tenista Pico Mónaco. "Como saben, no hablo de esas cosas", le respondió. No esperó la siguiente pregunta, salió ella misma del paso elogiando a Punta del Este: "Amo este lugar, me encanta y me ven acá todos los veranos desde hace 20 años".

Contó que se quedará hasta el 14 de enero, ya que el 17 es su cumpleaños y lo pasará en México rodeada de sus seres queridos. Si bien no confesó si habrá reconciliación con el tenista, contó que se irá una semana a la Riviera Maya con 40 amigos y sus hijos. No mencionó a Pico entre los compañeros de viaje.

El periodista insistía con el tema y le buscaba la lengua de todas las formas posibles.

"En Argentina se habla que hay un restaurante en Manantiales que no está funcionando muy bien, ¿qué opinás al respecto de Casa Babel?", le dijo, en referencia al local que Mónaco tiene con otros socios. Algo nerviosa pero sin perder los buenos modales, respondió: "Si quieren les puedo contar de mis cosas, mis proyectos". Entonces, surgió la pregunta de su continuidad en el Bailando en 2018. "La invitación está hecha y es una de las opciones pero voy a definir qué hago en marzo, al volver de las vacaciones", declaró. El País quiso saber si existe la opción de volver como bailarina, pero descartó la posibilidad. "Me gustaría participar como invitada en alguna ocasión especial porque me encanta bailar y amo el programa pero competir todo el año, no me veo".

Cuando a Pampita se le preguntaba por sus proyectos hablaba cómoda y suelta. Contó que disfrutó mucho el debut en cine con Desearás al hombre de tu hermana (Diego Kaplan, 2017): "Me arriesgué y me encantó la experiencia. Me gustan los desafíos que implican poder disfrutar la inocencia de hacer algo diferente. Es mucho trabajo pero vale la pena porque el resultado final es muy lindo". Dijo tener ganas de retomar la actuación y tiene una propuesta concreta para un unitario en Telefé, pero tampoco confirmó: todo lo resolverá en marzo.

Pampita recibió una oferta para hacer un programa propio en Canal 13 de Argentina pero la descartó porque era durante el verano y prefirió vacacionar con su familia. Consultada sobre la crisis económica en Ideas del Sur en el último período contestó, "todos le pusimos mucha buena onda porque queremos mucho al programa, así que tratamos de que saliera adelante hasta el final".

Por fin, Cristian Castro

El show de Cristian Castro se retrasó media hora, así que luego de la presencia en el salón inmobiliario Uruguay Real Estate, Pampita se pudo acomodar en una de las primeras butacas.

El cantante mexicano contó que está fanatizado por Medialunas Calentitas y el Colet uruguayo, y en medio del show dijo que estaba feliz de contar con la presencia de la rubia más hermosa de las pasarelas. Y agradeció a Nicole Neumann por su presencia.

"No le di tickets a Pampita para que vinieras vos", dijo entre risas quien conoce la rivalidad entre las modelos argentinas. Nadie aplaudió el comentario, ni a Nicole. Y Cristian enseguida se corrigió: "Mentira, mentira, era una broma, aquí está Pampita, una morocha espectacular".

Pampita se paró, saludó con su característica sonrisa y en pose de diva se robó todos los aplausos de la platea de Cristian. Si lo del viernes hubiera sido un clásico futbolístico, lo ganaba Pampita por afano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)