LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

El país de Bonomi

Sí, lo hizo de nuevo. No fue el estrés, ya que viene de unas largas vacaciones que no interrumpió ni por la ola de explosiones y atracos en cajeros automáticos, ni por la reiteración de asaltos a locales de pago, ni por la imponente seguidilla de homicidios y ajustes de cuentas, ni por el mismísimo intento de rapiña a la custodia de su reemplazo, Jorge Vázquez.

No. Nada de eso. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, estaba bien descansado cuando, al regreso de su licencia, le reconoció al semanario Búsqueda que en los últimos meses los homicidios y las rapiñas han vuelto a crecer y a mostrar cifras preocupantes.

Pero Bonomi, se sabe, nunca asume la responsabilidad de nada. Él no tiene nada que ver con lo que pasa. Tampoco el Ministerio del Interior que lidera hace ocho años. Él y su gente hacen todo, absolutamente todo bien. Si sale bien, es mérito de ellos, obviamente. Y si sale mal, bueno… seguro es culpa de alguien más. Sólo es cuestión de buscar.

Ejemplos hay muchos. Si le roban en la calle, la culpa es suya por llevar dinero encima. O por andar con un anillo. O por llevar un celular no tan económico. Si le sacan el auto, ¿quién le mandó a dejarlo en la calle? ¿Por qué no buscó un sitio más iluminado para estacionar? Si le entran a su casa, el problema es usted que no dejó a nadie a cuidarla, o dejó una ventana abierta. ¿Acaso que pretende? ¿Que se asigne un policía a cada ciudadano? No se puede. Salvo al ministro, al que se le asignan varios custodios. Pero eso está bien. O no. Vaya uno a saber.

Ahora, bien descansado, Bonomi inaugura la temporada de dislates diciendo a Búsqueda que si hay más homicidios y rapiñas es porque ha aumentado el consumo de los uruguayos.

Sí, como lo leyó. Va de nuevo. A los uruguayos nos rapiñan más porque hay más consumo. O sea, nos roban más porque vivimos mejor. Y hay más homicidios porque, como vivimos mejor, los que consumían pasta base ahora se pasaron a la cocaína.

¿Qué hemos hecho los uruguayos para merecer que se nos tome el pelo de esta forma?

¿Al intendente que explica que Montevideo está tapada de basura porque los ciudadanos están consumiendo más que antes hay que agregarle ahora a un ministro del Interior que pretende explicarnos que estamos tan, pero tan bien, que ya no podemos salir a la calle sin miedo a que nos roben, nos arrastren por la calle, nos rompan tres o cuatro veces al año el vidrio del auto o quedemos en medio de un enfrentamiento a tiros en plena Rambla del Buceo?

¿En qué país vive el señor ministro?

¿En el de la soberbia infinita, donde no hay lugar para la más mínima autocrítica y solo vale el elogio y aplauso frenético de las focas, o en el de la incapacidad más absoluta para ejercer un cargo clave?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º