En 16 meses se otorgaron 44.000 licencias de 14 semanas

Solo 198 padres usaron medio horario por hijos

Casi 44.000 padres se beneficiaron desde noviembre de 2013, cuando se puso en marcha la nueva ley sobre maternidad y paternidad para trabajadores privados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cifras del BPS revelan que el cuidado de recién nacidos sigue siendo escencialmente femenino.

Según datos del Banco de Previsión Social (BPS) a los que accedió El País, 25.000 mujeres hicieron uso de la extensión de la licencia maternal paga, que pasó de 12 semanas (tres meses) a 14 (tres meses y medio).

Se recibieron, además, 10.843 solicitudes de licencia por paternidad, un mecanismo que se implementó gradualmente desde que comenzó a regir la legislación.

Algunos años atrás la licencia paternal quedaba a cargo de cada empresa ya que no existía legislación al respecto. Luego paso a ser de tres días y desde el 1° de enero de este año un empleado privado que se transforma en padre tiene derecho a diez días de licencia paga, siete de esos días son cubiertos por la seguridad social.

El BPS recibió también 7.599 pedidos de medio horario para el cuidado del recién nacido. Si bien este beneficio puede ser utilizado por la madre o el padre de manera indistinta, solo 198 hombres lo solicitaron, (2,6%), lo que demuestra que en cuidados la mujer sigue siendo protagonista. Para este año, el medio horario puede pedirse por cinco meses, y el año próximo por seis meses.

La meta del gobierno de extender la licencia maternal a 18 semanas y el medio horario para la madre o el padre a seis meses después de culminada la licencia, es decir hasta los nueve meses del bebé, fue cuestionada por la Cámara de Industrias (CIU) y vista con buenos ojos por distintas organizaciones sociales que destacan la importancia de que las mujeres no tengan que "hacer malabares" para responder a todas las exigencias que implica trabajar para lograr el sustento necesario y cumplir con el deseo de formar una familia.

La Cámara de Industrias, en tanto, afirma que es una "buena medida social" pero reconocen que la ampliación que rige actualmente ya genera problemas en algunas industrias, como la alimentaria, donde no se consigue personal capacitado para cubrir los puestos de las futuras madres.

Andrés Fostik, presidente de la Comisión Laboral de la CIU, dijo a El País que una medida de este tipo le viene bien a la sociedad pero que su efectivización puede acarrear complicaciones, especialmente en puestos que requieren una alta especialización y que son difíciles de remplazar. "Cuanto más se extienda una medida de este tipo requiere una solución cada vez más ingeniosa para ir salvándola en las distintas industrias", aseguró Fostik.

El proyecto que maneja el Poder Ejecutivo, como parte del Sistema Nacional de Cuidados, busca cumplir con las recomendaciones de la OIT en esta materia, según comentó a El País el director del Sistema Nacional de Cuidados, Julio Bango.

El presidente de la Comisión Laboral de la CIU comentó que una posible solución es que las empresas recurran a tener más gente de la que necesiten para poder prever este tipo de situaciones, lo que advirtió, aumenta los costos.

Gabriel Murara, integrante de la CIU y exvicepresidente de esa cámara empresarial, opinó en la misma línea. Si bien destacó el beneficio social, aseguró que se continúan dando beneficios en una "situación de falta de competitividad cada vez mayor". "Este no sería un problema si la situación de competitividad fuera normal", afirmó Murara.

Uruguay a media tabla en beneficios para los padres.


Las madres uruguayas tienen actualmente 14 semanas de licencia maternal mientras el gobierno tiene como meta llevar el beneficio a 18 semanas en 2017. En la región Uruguay está bien posicionado ya que en varios países de Latinoamérica la cantidad de días que se conceden es inferior.

Las mujeres argentinas, por ejemplo, tienen menos de 14 semanas, al igual que las madres de Perú y Bolivia. En Chile, en cambio, tienen más de 26, en Brasil entre 14 y 29,5 y en Venezuela entre 26 y 50 semanas.

En Estados Unidos tienen solo doce semanas aunque en Europa el beneficio es sensiblemente más generoso: en la mayoría de los países se conceden más de 50 semanas.

En Italia, por ejemplo, tienen derecho a entre 26 y 52 semanas de licencia. Cuando se aprobó la ley en 2013, que surgió de una iniciativa del gobierno de José Mujica apoyada por blancos y colorados en ambas cámaras, el proyecto recogía experiencias de otros países. Aseguraba, además, que no tendría costos extras para las empresas.

La nueva ley que modificó el régimen de los subsidios por maternidad y paternidad incluye a trabajadores dependientes de la actividad privada, y también a trabajadores independientes hasta con un empleado y monotributistas. El medio horario parental, que puede ser utilizado por la madre o el padre, cubre hasta 5 meses este año y el 50% del salario lo paga el BPS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados