LA COLUMNA DE PEPE PREGUNTÓN

¿Un pacto?

El pasado 27 de noviembre volvió a sesionar la comisión que, a nivel de la Cámara de Diputados, investiga el financiamiento de las campañas electorales desde 1999 hasta 2015, y la vinculación entre partidos y dirigentes políticos con algunas empresas, agencias de publicidad y medios de comunicación.

Esta sesión no fue una más. A ella concurrió el ex- vicepresidente Raúl Sendic, quien compareció para explicar su relación con una agencia de publicidad y la forma en que se asignaba la pauta publicitaria durante los años en que presidió, y casi hace colapsar, a Ancap.

Como suele suceder, Sendic fue llamado para aclarar, pero terminó oscureciendo. Pero no habría que perder tiempo con eso. La Justicia de Crimen Organizado investiga el vínculo entre el exvicepresidente y esa agencia de publicidad, en el marco de la megacausa por los hechos con apariencia delictiva vinculados a la gestión —de alguna forma hay que llamarle— de Sendic en Ancap.

Lo que la presencia de Sendic en comisión no permitió apreciar ni destacar como corresponde fue una intervención del diputado frenteamplista y exdirigente sindical Óscar Groba casi al término de la sesión.

Ocurre que Groba propuso que la comisión investigadora también analizara los vínculos entre un sector del Partido Nacional y la Iglesia Misión Vida, que lidera el pastor Jorge Márquez, por considerar que es "claro" el relacionamiento de esa congregación, "que no paga impuestos, no paga nada", con la financiación de una agrupación nacionalista.

Al final de su propuesta, Groba se encargó de explicitar las razones de su propuesta. "Si se está soplando para inflar el globo, yo voy a seguir soplando. El día que atemos el piricipicho y digamos otra cosa, lo decimos. Pero hasta ahora no lo hemos decidido", sostuvo el legislador de izquierda.

"Miren que hay más cosas, de ustedes y nuestras. Y si hay que seguir soplando, soplamos", remató Groba.

¿Se entendió? Si seguimos destapando ollas, lo que vamos a encontrar nos va a comprometer a todos. ¿Por qué mejor, en lugar de seguir buscando, no decidimos quedarnos por acá y nos cuidamos, y protegemos, entre todos? Eso dijo Groba.

¿No le da ni siquiera un poco de vergüenza a Groba proponer algo así?

¿En nombre de quién lo propuso?

¿El Frente Amplio comparte la postura de Groba? ¿No debería pronunciarse sobre tamaño disparate? ¿Qué hay para ocultar que se propone, tan abiertamente, no seguir buscando?

¿Y la oposición? ¿No debería condenar una propuesta tan penosa y ofrecer que investiguen a sus dirigentes y sectores del derecho y del revés? ¿Por qué no lo hace? ¿A qué le teme?

¿Qué tan solo, o qué tan acompañado, estará Groba en este pretendido acuerdo de dejar todo como está, para que la clase política no corra riesgos de que los ciudadanos, que somos los que pagamos los sueldos de legisladores y funcionarios, nos enteremos de lo que ellos no quieren que sepamos?

¿Nadie piensa en la gente más que para pedir el voto cada cinco años?

Deberían.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)