SORPRESIVA VUELTA DE TUERCA

Pactan versión reducida del Fondo Capital de Martínez

Será por US$ 90 millones; malestar de ediles blancos con Edgardo Novick.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Martínez y Novick se presentan por primera vez juntos para anunciar acuerdo de las obras.

Edgardo Novick, el ex candidato del Partido de la Concertación a la intendencia de Montevideo, pateó el tablero y llegó a un sorpresivo acuerdo con el intendente Daniel Martínez para que sus ediles voten una versión reducida del Fondo Capital y un fideicomiso para cuatro obras viales y una planta compactadora de basura.

Novick y Martínez, quienes en el pasado han intercambiado duros reproches, informaron juntos en el Salón de Acuerdos de la Intendencia lo pactado, en una breve comparecencia tras la cual no recibieron preguntas.

Las obras suman unos US$ 90 millones, bastante menos de los US$ 250 millones que tenía la versión original del Fondo Capital que Martínez no pudo poner a votación la semana pasada en la Junta Departamental de Montevideo cuando se dio cuenta que le faltaba un edil para su aprobación. La sesión había supuesto un duro revés para el intendente ya que pretendía que el Fondo Capital fuera el "buque insignia" de su gestión. Pero Novick salió inesperadamente al rescate de Martínez, le permitió "salvar" parte de las obras y se erigió como quien permitió desatar el nudo.

El acuerdo ya despertó la furia de los ediles del Partido Nacional.

Se encarará la culminación del Intercambiador Belloni, lo que mejorará la seguridad de los peatones en la zona, se realizarán obras sobre la avenida San Martín entre Domingo Arena y Aparicio Saravia, otras sobre Camino Cibils entre Carlos María Ramírez y la Ruta 1 y se construirá un "paso a nivel" en avenida Italia y Bulevar Artigas.

En materia de limpieza, se terminará la construcción de la planta de compactación y clasificación de residuos en el centro geográfico de Montevideo que, según Martínez, "permitirá reducir el tiempo y la carga con la que llegan los recolectores a la planta de Felipe Cardoso".

El trato para destrabar las obras comenzó a elaborarse el fin de semana en una reunión que Novick mantuvo con el secretario general de la Intendencia, Fernando Nopitsch.

El lunes Novick y Martínez se reunieron en la Intendencia para cerrar el sorpresivo acuerdo tras el que se saludaron sonrientes frente a las cámaras.

Novick justificó su cambio de postura diciendo a El País que Montevideo necesita obras de "extrema urgencia" en materia de tránsito y limpieza. "El sistema de transporte está colapsando. Cada vez se demora más en los desplazamientos. Esto supone un poco más de la tercera parte del endeudamiento original a cambio de un compromiso de bajar gastos", agregó.

Se va a tratar de reabrir la discusión de los proyectos en enero en la Junta Departamental, dijo Novick. Con respecto al resto del "paquete" que la Intendencia quería aprobar se estudiará más adelante, señaló.

"La Intendencia está muy mal financieramente. Se tienen que comprometer a reducir el gasto. Si la Intendencia no cumple, no habrá ninguna obra", advirtió. Y señaló que la ejecución se hará a través de un fideicomiso de obras y no financiero que será controlado por una comisión de cinco ediles, tres opositores y dos oficialistas. Novick aseguró también que se "coordinará" con los ediles blancos. Marcos Laens, edil que responde a Novick, dijo a El País que "hay que ser ejecutivos" y que las obras que se ejecutarán son "las realmente necesarias". "Votar todo el Fondo Capital era inviable", sostuvo.

"La coherencia siempre paga. Saludo la actitud de quienes sin intereses electorales nos acompañaron", escribió por su parte en Twitter la edil Inés Coll, del Frente Amplio.

Furia blanca.

Pero en el Partido Nacional el súbito cambio de postura de Novick y sus ediles causó enojo. Diego Rodríguez, uno de los cuatro ediles blancos, aseguró a El País que "nadie nos consultó y no nos llegó nada formal"

Para Rodríguez, que responde al senador Luis Lacalle Pou, "por coherencia política no se puede decir un día una cosa y otro día otra" y consideró que ese será "problema de Novick". Rodríguez insiste en que las obras no estaban debidamente estudiadas y que el Fondo Capital "es una tomadura de pelo" porque "está atado con alambre" y "falta el respeto al contribuyente".

Los blancos insisten en que es necesario que la Intendencia haya sido auditada y cuente con un presupuesto antes de que se apruebe un nuevo paquete de obras.

El edil Javier Barrios, que responde al senador Jorge Larrañaga, señaló que Novick debió consultar al Partido Nacional antes de llegar a un acuerdo con el intendente. "Nosotros no cambiamos nuestra posición. Sin conocer el flujo de caja de la Intendencia, el presupuesto, los aportes que hará el gobierno central y la auditoría no podemos apoyar. Nosotros decimos que obras sí, deudas no", enfatizó Barrios. "Cuando estuvieran el presupuesto en enero y la auditoría en febrero íbamos a hacer propuestas de obras y financiamiento", aseguró.

5 de 20 obras se "salvan"

El acuerdo entre Novick y el intendente Martínez supone "rescatar" a 5 de las 20 obras del Fondo Capital. Una de las que no fue incluida es el "paquete" destinado al Cerro que incluía construcción de calzadas, veredas, saneamiento y un Centro Cívico Cultural además del realojamiento de varias decenas de familias. El costo estimado era de US$ 34,5 millones

La Unidad Alimentaria de Montevideo de Paso de la Arena, un proyecto que era bien visto por la oposición y que apuntaba a bajar el tráfico de camiones que transportan frutas y verduras, por un monto de US$ 30 millones es otro de los emprendimientos que por ahora no se verá contemplado

Otro plan apuntaba a integrar Casavalle al resto de la ciudad con obras de limpieza y mejora de la calidad de los cursos de agua. También estaban previstas intervenciones sobre la red vial y la construcción de espacios verdes que implicaban US$ 20 millones.

Sí se ejecutarán un paso a desnivel sobre Avenida Italia, la doble vía de Belloni, la conexión de camino Cibils a la red vial nacional y obras en la avenida San Martín por US$ 77 millones.

No se ejecutarán por ahora obras que se habían planeado en Punta Carretas, el parque Lecocq y el zoológico de Villa Dolores. Novick dijo que se controlará que las obras se realicen en tiempo y que cuesten lo previsto. La intendencia debió pedir este año un crédito de US$ 30 millones al Banco República para poder afrontar el pago de salarios y de proveedores ante el desequilibrio de sus cuentas.

Grieta entre blancos y Novick que lo acusan de "apuro" por acordar

En la sesión de la Junta Departamental de la semana pasada el edil del Partido de la Concertación, Marcos Laens, había dicho que el Fondo Capital llevaba inevitablemente a un incremento de los impuestos en Montevideo. Pero ahora señala que solamente se financiarán "obras chicas" que se estudiaron y "son muy necesarias".

Ayer el Partido de la Concertación evidenció divisiones y el edil Daniel Villaamil escribió en Twitter, refiriéndose a su postura favorable a los fideicomisos. "Batllistas loquitos porque dijimos SÍ, por TODO Montevideo. Ahora los NO, brillan por su ausencia y quedan en silencio. Amo ser batllista". La edil frentista Inés Coll le respondió: "Por eso mi saludo. La política es la herramienta de la ciudadanía que algunos desprestigian sólo pensando en elecciones. SALÚ". Ambos mensajes suponen una crítica indirecta a los ediles blancos.

El diputado blanco Jorge Gandini, escribió en Twitter, por su lado: "no entiendo apuro por hacer y anunciar un acuerdo para endeudar a MVD, sin informar, ni consultarnos. En campaña prometimos otra cosa. ¿Qué cambió?". El edil blanco Daniel Martínez escribió que la actitud de Novick "sorprende" porque apoya endeudar a la Intendencia montevideana en US$ 100 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados