La medida se aplica desde hoy en cuatro departamentos por la sequía

OSE cortará servicio a clientes que no cuiden el agua potable

A partir de hoy, OSE prohibe el uso no esencial del agua potable en Montevideo, Lavalleja, Florida y Canelones, como consecuencia de la sequía que hace peligrar el abastecimiento a la población.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Inumet prevé lluvias en el suroeste del país hasta el viernes. Foto: Fernando Ponzetto.

Son 50 las ciudades de Montevideo, Lavalleja, Florida, Canelones que no podrán utilizar agua potable para riego, lavado de veredas y patios exteriores, lavado de vehículos o para llenar piscinas.

OSE saldrá a fiscalizar y si encuentra a una persona realizando alguna de las actividades prohibidas en la disposición, se le intimará; y si se lo vuelve a encontrar lavando veredas, regando, etc, se le cortará el servicio. El período de intimación será de tres días. "Es como cuando alguien debe una factura, le llega el aviso, se le da tres días y si no paga se le corta el servicio", dijo a El País Milton Machado, presidente de OSE.

El jerarca quiso aclarar que "el objetivo principal no es perjudicar a la gente. Venimos en forma gradual incrementando medidas porque si no llueve y no recuperamos nuestras reservas, las cosas se pueden complicar mucho más. Es un nuevo llamado a cuidar las reservas, pero ahora en vez de voluntario es obligatorio".

Ayer de tarde en Montevideo cayó un aguacero. Foto: Fernando Poncetto.
Ayer de tarde en Montevideo cayó un aguacero. Foto: Fernando Poncetto.

Embalses.

Las reservas de Paso Severino, principal embalse del río Santa Lucía, tienen una merma del 50%. OSE toma el agua de ese embalse para abastecer a Montevideo, Canelones, San José y Florida. Si bien hay otro embalse en esa cuenca, denominado Canelón Grande, ubicado en Ruta 5, que también ha bajado, y un pequeño represamiento en Aguas Corrientes, como embalse de reservorio, el que importa es el de Paso Serverino, dijo Machado.

El presidente de OSE añadió que "otra situación complicada es la de Minas", porque se abastece con el embalse del arroyo San Francisco, cuya reserva está afectada en un 70%.

De acá a un mes y medio "si no llueve puede ser una situación crítica" en Minas, en cuanto al agua disponible para potabilizar y abastecer a la ciudad, informó el jueves pasado a El País Eduardo Liard, gerente de la región sureste de OSE (Lavalleja, Rocha, Treinta y Tres y Maldonado). Al ser consultado sobre qué configura una situación crítica, indicó que el servicio de agua potable en la capital de Lavalleja podría llegar a no ser continuo.

"Esperemos que no lleguemos a que falte el agua para la población, por eso es que venimos implementando este plan gradual. Si no llueve, podemos tener otras dificultades", admitió Machado.

Lluvia.

Es muy difícil decir cuánto debería llover para que se normalice la situación de los embalses, indicó Machado.

"El suelo está tan seco y hay una sequía general de tantos meses que depende cómo llueva; si llueve poco y durante largo tiempo la mayoría del agua se va a infiltar y no va a escurrir nada. Nosotros lo que precisamos es una gran precipitación en un corto período de tiempo; eso permite el escurrimiento. En los últimos meses, no ha llovido 50 milímetros acumulados", afirmó el titular de OSE.

Para los próximos 10 días, se esperan lluvias importantes en el sur del país, principalmente en Montevideo, Colonia, San José, Maldonado y Canelones, según Metsul, servicio privado de meteorología de Río Grande del Sur (Brasil).

Alexandre Aguiar, meteorólogo de Metsul, dijo a radio El Espectador que las precipitaciones traerán "alivio al cuadro de sequía", aunque no serán "la solución para el problema del déficit hídrico".

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) pronostica para hoy y el próximo viernes "probables precipitaciones y tormentas aisladas" para el suroeste del país.

Sin embargo, Machado aclaró que "las lluvias previstas no son suficientes para recuperar los acuíferos".

Hay 25 evacuados en el Nortepor desborde del río Uruguay

Se mantiene en 25 el número de personas desplazadas debido a la crecida del río Uruguay por las lluvias en Brasil y Argentina: tres evacuadas y 22 autoevacuadas, informó ayer a última hora de la tarde el Sistema Nacional de Emergencia. De las 22 personas autoevacuadas: 9 se encuentran en Salto (3 familias: 7 mayores y 2 menores), 8 en Paysandú (2 familias: 3 mayores y 5 menores) y 5 en Bella Unión (2 familias: 4 mayores y un menor).

De acuerdo al último relevamiento, el nivel del río Uruguay subió levemente en Salto y en Paysandú y descendió en Artigas. En Salto la altura del río Uruguay que el lunes estaba en 10,50 metros, ayer subió a 10,65 metros, pero todavía está lejos de la cota de seguridad que es de 12 metros. En Paysandú el nivel del río que desde el pasado domingo estaba en 5,20 metros, ayer aumentó 3 centímetros y se encuentra en 5,23 metros, pero no llega aún a la cota de seguridad que es de 5,5 metros en algunas zonas y 6,5 metros en otras.

Bella Unión, Artigas, es la única de las tres ciudades donde el río Uruguay superó la cota de seguridad que es 6,5 metros. La altura máxima alcanzada fue de 6,85 metros y se registró el sábado pasado. Luego comenzó a descender y ayer estaba en 6,5 metros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados