Por refacciones realizadas durante la gestión de Villaverde

Ordenaron auditorías en cuatro hogares de menores

Auditorías en los cuatro hogares refaccionados por la anterior administración del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa) fueron solicitadas por su novel presidenta, Gabriela Fulco porque los costos superan "enormemente" la calidad de las mejoras edilicias. Las investigaciones están en curso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fulco confirmó que se iniciaron auditorías de presupuestos y costos de obras. Foto: F.Flores.

Las auditorías apuntarán a los presupuestos y costos finales de los hogares ex Regimiento N° 9, ubicado en la avenida José Belloni; del Centro de Privación de Libertad (Ceprili) situado en la calle Cufré y Bulevar Artigas; un tercer establecimiento levantado en el predio del INAU de la avenida General Flores y Bulevar Artigas y las obras realizadas en el Hogar SER de la Colonia Berro.

Consultada sobre los motivos de las auditorías al departamento de arquitectura de la anterior administración del Sirpa, Fulco confirmó a El País que las mismas se iniciaron pero no deseó dar más detalles.

"En el Centro de Privación de Libertad tuvieron fácil acceso al hierro de las paredes. Construyeron cortes con los mismos", explicó Fulco.

La calidad de las obras dirigidas por el departamento de arquitectura de la gestión anterior en el Sistema de Responsabilidad Adolescente quedó en evidencia en un incidente protagonizado el sábado 18 por internos del Centro de Privación de Libertad y en otras revueltas que se sucedieron con anterioridad en otros hogares.

En forma increíble, los menores tuvieron acceso a las llaves de otro módulo tras empujar a un funcionario. Siete internos, munidos con cuchillos artesanales, se enfrentaron con otro grupo por conflictos surgidos el día anterior, viernes 17, durante la visita. Durante la revuelta, dos funcionarios resultaron con traumatismos y otros dos internos sufrieron heridas punzantes, según un comunicado de prensa del Sirpa.

Horas después del motín en el Centro de Privación de Libertad, el secretario general del Sindicato del INAU (Suinau), Víctor Mango dijo a El País que la infraestructura de ese establecimiento "no acompaña" y agregó que los menores internados tienen "mucho acceso" a elementos de acero inoxidable y a televisores. "Ello les permite construir "cortes" (cuchillos artesanales), dijo el gremialista.

Dijo que el Ceprili es un centro que "deja mucho que desear" desde el punto de vista de la calidad de su construcción y agregó: "No tiene un año de arreglado y ya está destrozado".

El viernes 17, se trancaron dos puertas del Ceprili y familiares de los internos se agarraron a golpes de puño, según señalaron fuentes del Sirpa.

Desde el gremio se dijo que esa fue la primera versión que surgió luego del incidente, pero que después se supo que la pelea fue entre dos internos por enfrentamientos surgidos en el barrio.

Ayer hubo otras refriegas entre menores en el Centro de Privación de Libertad, pero de escasa entidad.

Los incidentes en ese establecimiento no son los primeros que debieron sortear las nuevas autoridades del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente que asumieron el 20 de mayo de este año. El 10 de abril pasado, se enfrentaron menores alojados en dos piezas del Hogar Ariel de la Colonia Berro. Es un hogar de baja seguridad.

Contratación irregular

El Directorio del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente inició una investigación por el "uso y abuso" del régimen conocido como "talleristas" para el ingreso de personal, dijo a El País la directora del organismo, Gabriela Fulco. Este sistema permite que la administración del Sirpa contrate a un carpintero durante tres meses para arreglar una serie de muebles. "Han ingresado por este régimen personas que hoy trabajan como administrativos y hasta psicólogos", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados