VEA LA FOTOGALERÍA

Ordenan reparar baldosas y destrozan la obra de Odín

El sitio de diseño miramama.com.uy encendió las luces de alerta luego que ayer detectara que la Intendencia de Montevideo había comenzado a "reparar baldosas" de la Ciudad Vieja.

Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour
Baldosas de Odín. Foto: Marcelo Bonjour

Dentro de esos trabajos, la comuna quitó varias de las llamadas "baldosas de Odín". Rápidamente la historia llegó a las redes sociales y recibió comentarios críticos hacia los arreglos.

"Algunos blogs de viaje, portales como TripAdvisor y guías turísticos hacen mención a estas baldosas y los extranjeros siempre se detienen para llevarse el recuerdo en alguna foto", señaló miramama.com.uy

"El problema es la poca cabeza con que se ha implementado esta acción, ya que en el afán de arreglar se están cargando una de las intervenciones urbanas más nobles que se han visto en los últimos años", afirma el sitio de diseño.

Odín es un artista que encontró en las baldosas flojas de Montevideo un espacio para expresarse. Prefiere las calles de la Ciudad Vieja, en particular las peatonales Sarandí y Pérez Castellano, la zona más transitada por los turistas.

Su arte se basa en recortes de azulejos dispuestos sobre la gris mezcla de arena y portland. Los vecinos de la Ciudad Vieja lo han visto cargar baldes y materiales por las noches. Dicen que el hombre camina de un lado para otro hasta que detecta una baldosa floja, la levanta, esparce el material y luego coloca los trozos de azulejos.

Ayer en la tarde un grupo de tres obreros de una empresa privada reponía unas baldosas grises en la esquina de Pérez Castellano y 25 de Mayo.

Uno de los trabajadores aseguró a El País que habían "levantado" todas las baldosas, incluidas las de Odín, de las peatonales Sarandí y Pérez Castellano desde la Plaza Matriz.

El retiro de las obras de Odín llegará hasta la calle 25 de Mayo, aunque la IMM envió ayer una contraorden a la empresa. No obstante, decenas de baldosas fueron señaladas con pintura roja desde esa calle hasta el Mercado del Puerto, constató El País.

Se trata de una marca en forma de cruz que tenían las baldosas coloridas que debían ser retiradas.

Nada indica que Odín cuente con alguna autorización para arreglar las veredas. El artista prefiere no mostrarse, ha concedido escasas entrevistas en las que se negó a decir su nombre o mostrar su rostro y ahora, según los vecinos, está en el extranjero. Ayer algunos de ellos dijeron a El País que el artista estaba en Brasil.

Un vendedor de libros contó que varios vecinos intentaron frenar a los funcionarios municipales cuando comenzaron a "levantar" las baldosas elaboradas por Odín. "No hubo caso, dijeron que cumplían órdenes y le pasaron la amoladora", afirmó el librero.

Rosa, la cantinera del bar "Los Beatles" de Pérez Castellano y Cerrito, no puede creer que la Intendencia retirara las obras de Odín. "¿Con quién hay que hablar para que paren esto?", se preguntó Rosa.

"Lo que hace Odín es arte y gratis, no le hace mal a nadie. Hace unos días estuvo por acá, llenó una baldosa y me prometió que cuando vuelva de Brasil me va a hacer una de Los Beatles", dijo la comerciante.

Registro civil.

Los turistas se llevan fotografías de las baldosas de Odín. Una de las preferidas es la que instaló frente al Registro Civil, tiene un fondo blanco y un corazón rosado, tal vez como un buen augurio para los que allí unen sus vidas.

En la IMM entienden que se trata de un "malentendido" con la empresa contratada. La arquitecta Patricia Roland, directora de Espacios Públicos y Edificaciones de la IMM, dijo a El País que "se mandó parar".

"Lo que se estaba haciendo era reparar las veredas rotas, la intención no era sustituir esas intervenciones. Quizá, no sé si hubo un error o no, en el arreglo global alguna se sustituyó. Pero, como surgió esto, se le dejó claro a quien estaba haciendo esto que la intención no era sustituir esas intervenciones, sino arreglar las veredas rotas", dijo Roland.

"Fue simplemente un mal entendido, se le dijo claramente a la empresa que la intención era reparar el pavimento roto. Si se sustituyó en algún paño que estaba roto, después se podrá reponer o no, eso lo hablaremos después con él (Odín)", afirmó la jerarca.

Fin de semana entre la basura.


El fin de semana pasado, miles de turistas brasileños caminaron por las peatonales de la Ciudad Vieja. Las habituales caminatas se produjeron en medio de bolsas con materiales de construcción y separadores amarillos. Muchos de los visitantes quedaron asombrados por la basura acumulada en las esquinas y en las papeleras, según confirmaron a El País comerciantes de la zona.

Restos de comida, cajas y bolsas se acumularon en distintas esquinas del barrio. También se pudo observar los contenedores colapsados y rodeados de desperdicios de todo tipo.

La empresa a cargo de la recolección concretó la tarea recién a la hora 01.30 del día lunes, de acuerdo con datos proporcionados por vecinos del lugar.

Odín, un artista sin nombre y sin rostro.


En octubre del año 2009 Odín concedió una entrevista al portal 180. Allí se lo define como "un sesentón de buena presencia, que está haciendo una tesis de maestría en desarrollo local".

También se menciona que "eligió vivir en la Ciudad Vieja después de andar bastante por el mundo". El artista prefiere no revelar su nombre y contó que nació en un rancho de la Unión. A los 20 años se metió en la Comunidad del Sur, "una comunidad de anarcos que había en aquella época, la misma época en que integró una banda de rock y se dejó el pelo largo", según dijo el propio artista. En el año 1976 emigró a Brasil, después a Venezuela y por último a Estados Unidos. En Nueva York trabajó en una cantera donde cargaba piedras y terminó en un cargo gerencial de un canal de TV latina. Odín aseguró que no es rico, pero que tiene lo suficiente para tener una buena calidad de vida. Dice que tuvo "la sabiduría de saber parar". Y despojado de la necesidad de trabajar para vivir, el "baldosero" se embarca en proyectos artísticos o comunitarios.

INTERVENCIONES URBANAS


Bocas de tormenta a color


En noviembre de 2013, 250 estudiantes de arte uruguayos y de otros países del Mercosur pintaron cientos de bocas de tormenta del Muncipio B de Montevideo, siguiendo una idea desarrollada en la ciudad brasileña de San Pablo. La Intendencia proyectó esta intervención, a la que se sumó entre otras instituciones la Escuela Nacional de Bellas Artes de la Universidad de la República.

Pinturas de la escuela Sanguinetti.


En octubre de 2013, en la Avenida 8 de Octubre y Munar, además del acondicionamiento y equipamiento del emblemático espacio ubicado frente al complejo de la Escuela Sanguinetti, se delineó un camino de acceso en donde también se recurrió a la colocación alternada de medio centenar de coloridas cerámicas, todas ellas decoradas por niñas y niños y adultos exalumnos de los centros escolares.

Arte sobre veredascéntricas.


En 2014 hubo varias jornadas de una movida cultural denominada "Pintando las veredas de tu ciudad". Entre otros lugares, se trabajó en la esquina de Paraguay y Maldonado, sobre las veredas de Urbano Espacio Cultural y la escuela Haití. En Hocquart, entre Bacigalupi y Pardo Bazán, y en el CAIF "Casa de los Caramelos", de Yaguarón y La Paz, todas en jurisdicción del Municipio B.

Mensajes con química novedosa.


El estadounidense Peregrine Chuch es un artista que creó Rainworks. Escribe mensajes en veredas y calles con tinta invisible que se activa cuando tiene contacto con el agua. Se trata de un tipo de recubrimiento hidrófobo que se usa en Alemania para evitar que la gente orine en espacios públicos de la ciudad: al tener contacto con la pintura, la orina salpica de vuelta o hacia los lados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados