ANIVERSARIO CON MISA EN LA CATEDRAL

El Opus Dei cumple 60 años de presencia en Uruguay

La organización católica cuenta con unos 700 miembros en todo el país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hace 60 años los sacerdotes Gonzalo Buen y Agustín Falceto llegaban a Montevideo. Foto: Opus Dei Uruguay

En esta jornada se cumplen 60 años de presencia del Opus Dei en Uruguay. El 20 de octubre de 1956 llegaron en barco a Montevideo los sacerdotes Gonzalo Bueno y Agustín Falceto. Ambos tenían menos de 30 años y llegaban a un país completamente desconocido. Los enviaba el sacerdote Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador de la Obra.

La conmemoración tendrá hoy su punto culminante con una misa que presidirá el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla. La ceremonia se celebrará en la Catedral Metropolitana a la hora 19:30.

En la actualidad la Obra mantiene una fuerte presencia en el ámbito educativo y social. Tiene a su cargo la Universidad de Montevideo (UM), el Centro de formación profesional Del Plata, el Centro de Apoyo al Desarrollo Integral (CADI) y el Centro Educativo Los Pinos (ambos en Casavalle); la Residencia universitaria Del Mar (femenina) y Monte Faro (masculina), según explicó a El País Alejandro Cid, de la oficina de Información del Opus Dei en Uruguay.

También existen colegios atendidos por sacerdotes del Opus Dei, entre ellos Los Pilares (femenino), Monte VI (masculino), Our Kids (preescolar) y el Colegio e Instituto Los Nogales de Canelones.

En el departamento de Paysandú se instalaron dos centros multifunción denominados Queguay (masculino) y Los Parrales (femenino).

Cuenta con la casa de retiros La Cantera, situada en el límite entre Montevideo y Canelones, por donde pasan miles de personas por año. Por otro lado, funcionan distintos clubes juveniles para chicos de entre 10 y 16 años que han surgido por iniciativa de las familias.

Vocaciones.

La Obra cuenta con un total de 15 sacerdotes en el país. Varios uruguayos numerarios han partido al exterior a trabajar por el Opus Dei. Se puede encontrar a esos uruguayos en Kenya, Argentina, China, Hong Kong, Chile, Francia, Irlanda y España.

En tanto, en todo Uruguay hay unos 700 miembros del Opus Dei. De ellos el 70% son supernumerarios, esto es, hombres o mujeres casados que tienen la vocación de buscar la santidad en el seno familiar y el trabajo cotidiano.

Los numerarios son aquellos que viven dentro de los centros del Opus Dei y dedican todo su tiempo a la Obra y viven el llamado "celibato apostólico".

Los "agregados" viven con su familia o donde resulte más conveniente y mantienen las mismas condiciones de vida que los numerarios.

Además, hay miles de cooperadores de la Obra que no necesariamente son católicos, y aportan su oración, limosna y trabajo para las distintas actividades educativas y sociales, según explicó Cid.

Pioneros.

La historia del Opus Dei en el Río de la Plata comienza en el año 1955 con la llegada del sacerdote Ricardo Fernández Vallespín a Buenos Aires. Apenas un año después llegaban los padres Gonzalo y Agustín a Montevideo, al barrio Pocitos. Al comenzar el año 1957 ambos sacerdotes confesaban y daban charlas en los colegios San Juan Bautista y Zorrilla de San Martín.

Allí conocieron a jóvenes que empezaron a participar en actividades del Opus Dei.

Por esos días el líder escribió a sus representantes en Uruguay: "Que Jesús me guarde a esos hijos de Montevideo. Un muy bien, a vuestra labor. Y después deciros que conviene buscar casa para vuestras hermanas: (...) lo que se desea es encontrar un local —piso o casa no muy grande— donde puedan instalar una escuela del hogar. No importa que empiecen a trabajar ellas antes que lleguen vuestros hermanos".

En agosto de 1957, llegó a Montevideo desde Buenos Aires Carmen Sánchez, comenzando el apostolado femenino. Pocos después vendrían otras desde España y otros lugares. Entre ellas, Julia Bonell, la primera numeraria argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)