Lo convocaron al Congreso y quieren “avanzar mucho” con su declaración

Los opositores de Lula van por el testimonio de Mujica

En un nuevo coletazo de los polémicos comentarios de José Mujica sobre la presunta admisión del expresidente de Brasil, Lula da Silva, sobre pago de sobornos en el Congreso de su país, la comisión de Relaciones Exteriores y Defensa del Parlamento brasileño decidió ayer por mayoría convocar al ex mandatario uruguayo para que explique la situación.

El senador brasileño Ronaldo Caiado, del partido opositor Demócratas, que impulsó la idea de la convocatoria, dijo a El País que el testimonio de Mujica y del ministro de Economía, Danilo Astori, testigo del diálogo entre Mujica y Lula, serían algo "fundamental".

"Lula decía que no conocía el problema y es la primera vez que hay un testimonio de que sí sabía", señaló el legislador.

La convocatoria a Mujica y a Astori será enviada "rápidamente", explicó el senador brasileño. Votaron en contra los senadores Gleisi Hoffman y Delcidio de Amaral, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT); y Fernando Bezerra, del Partido Socialista, que apoya al gobierno de Dilma Rousseff.

"Mujica es respetado por las izquierdas. Se ha posicionado como ejemplo de ética y moralidad. Creo que no va a frustrar ni decepcionar a la población brasileña", comentó el senador Caiado, que representa al estado de Goiás. La investigación sobre el pago de sobornos, "puede avanzar mucho" con el testimonio de Mujica, consideró el legislador brasileño, que había hecho la solicitud de comparencia el 12 de mayo.

Caiado es un médico y senador vinculado a las gremiales agropecuarias brasileñas y duro crítico del gobierno del Partido de los Trabajadores. Usa intensamente Twitter y Facebook para cuestionar al oficialismo.

"El libro es claro (...) No es cuestión de interpretación. Está ahí, en la página 211. Si los autores escribieron algo no dicho por Mujica, que enmienden el error, (y) muestren las grabaciones que fueron hechas", señaló.

Defensa de Mujica.

El País intentó, a través de la secretaría del ministro Astori, saber si el ex vicepresidente concurría a la convocatoria, pero no obtuvo respuesta.

Ni Mujica ni Astori tienen, obviamente, obligación de concurrir. El senador Amaral, que se opuso a la convocatoria, dijo que "si eso vale para los ciudadanos brasileños, imagínese para un político uruguayo".

Mujica, a priori, dijo que no iría a Brasil aunque hace algunos días, en España dijo que quizás tuviera que ir a ese país aunque no aclaró los motivos.

En la página 211 del libro Una oveja negra al poder, de los periodistas Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, los autores citan a Lula que habría dicho en Brasilia a Mujica y Astori —dejando entrever que el ex presidente brasileño sabía de los pagos de sobornos—, que "en este mundo he tenido que lidiar con muchas cosas inmorales, chantajes". "Esa era la única forma de gobernar Brasil. El mensalão (compra de votos en el Congreso) también es este país, todo es a lo grande", se habría intentado justificar Lula.

"El mensalão es más viejo que el agujero del mate", reflexionó, a su vez, Mujica en el libro. "A veces ese el precio infame de las grandes obras", comentó.

"Lula no es un corrupto como sí lo era Collor de Mello y otros ex presidentes brasileños", agregó luego en el libro.

Según los autores, Mujica dijo también que Lula vivía todo lo vinculado a los pagos a legisladores "con angustia y con un poco de culpa".

Mujica luego negó todo con el argumento de que se había referido a presiones y no al pago de coimas. "Yo no escribí el libro", señaló. Y respondió: "!Qué voy a viajar!", cuando recientemente se le preguntó si estaría dispuesto a ir a Brasil a dar su testimonio.

Amaral se basa en esa negativa para vaticinar que Mujica no declarará ante el Congreso brasileño. "Yo quería hacer una observación: el propio expresidente Mujica desmintió versiones que fueron ampliamente divulgadas en la prensa nacional. Hasta por razones prácticas pienso que es muy difícil que Mujica venga a Brasil a una audiencia por este caso", sostuvo Amaral citado por el portal de Folha de São Paulo.

El caso conocido como "mensalão" llevó a que 25 empresarios y políticos brasileños fueran condenados, entre ellos algunos estrechos colaboradores de Lula durante su primer mandato.

El escándalo comenzó con revelaciones de la revista Veja en 2004 y supuso la caída en desgracia de estrechos colaboradores de Lula como José Dirceu, el jefe de su Casa Civil (cargo que equivale a la Secretaría de la Presidencia en Uruguay); José Genoino, presidente del PT; y Delubio Soares, tesorero del partido.

Lula, fundador del PT, es el mentor político de Rousseff. Fue presidente en dos períodos y no se descarta que vuelva a presentarse como candidato cuando la mandataria haya terminado su segundo período presidencial.

La sorpresa del MPP a Mujica en su cumpleaños.


El 20 de mayo el expresidente José Mujica festejó sus 80 años en la compañía de su esposa, la senadora Lucía Topolansky, en el País Vasco, España, donde viajó luego de las elecciones municipales para visitar Muxika, el pueblo natal de su bisabuelo.

Como regalo recibió una sorpresa de parte de los integrantes de su sector, el Movimiento de Participación Popular, que le cantaron el feliz cumpleaños.

Sus secretarios se contactaron con él por teléfono y por medio de una video llamada, un grupo de dirigentes que se encontraba en la sede del MPP en Mercedes y Ejido lo saludó.

Entre otros, estaban los ministros Eduardo Bonomi (Interior) y Carolina Cosse (Industria), senadores y diputados. Después de finalizada la llamada, todos hicieron un brindis en honor de Mujica.

Además, Mujica fue saludado por presidentes de América Latina, que le hicieron llegar las felicitaciones por Twitter. Entre los que lo saludaron por esta vía están el presidente venezolano Nicolás Maduro, el de Bolivia Evo Morales y el de Ecuador Rafael Correa.

Mujica y Topolansky llegaron a Montevideo el martes a la noche, y en los próximos días se reintegrarán al Senado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)