La agenda de seguridad

La oposición llama al gobierno a "extremar" alerta por terrorismo

En junio, el ministro relativizó episodios vinculados a la embajada de Israel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Artefactos encontrados en las cercanías de embajadá israelí generaron alarma. Foto: D. Borrelli.

En pocos meses la palabra "terrorismo" se instaló en la agenda local y el tema fue ascendiendo entre las prioridades del gobierno. El ataque al comerciante de Paysandú, David Fremd, por su condición de judío por parte de un maestro profesante de expresiones extremistas del Islam tomó por sorpresa a las autoridades del Ministerio del Interior, que al día siguiente ordenaron detener a un joven neonazi que hacía semanas publicaba propaganda nacionalsocialista en su facebook.

Fuentes militares consultadas por El País, señalaron que ninguno de los "extraños" episodios que han ocurrido en los últimos tiempos en el país pueden verse de forma aislada. Así recordaron los tres artefactos encontrados en las inmediaciones de la embajada de Israel en el correr de un año y medio, las advertencias que ha hecho el gobierno de Francia una vez que Uruguay pasó a formar parte del Consejo de Seguridad de ONU y un hecho reciente que pasó desapercibido: la confirmación por parte de Migraciones de la salida y entrada al país de dos ciudadanos iraníes en los días previos y posteriores a la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien tenía a cargo la investigación del atentado a la Amia en 1994 (ver nota aparte). Ese fiscal también había confirmado que ese atentado contra la colectividad judía en argentina se había planificado en Montevideo.

El pasado 30 de junio de 2015, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, compareció ante la comisión de seguridad pública del Senado. Consultado por el senador nacionalista Javier García sobre los artefactos hallados en las inmediaciones de la embajada de Israel respondió que a su "personal entender" no le significaban "una preocupación".

Aclaró que el primero era un maletín, y los otros dos "tampoco eran explosivos completos". "La pregunta concreta es si existe preocupación sobre el terrorismo islámico. Quizás sea una respuesta muy personal, pero pienso que no, porque los terroristas islámicos, si tienen algún tipo de preparación, actúan; no miden la intervención de la Policía para después actuar. Por eso, si quisieran actuar, lo harían; no lo anunciarían". Bonomi relató que acababa de participar de un evento internacional sobre el tema. "Había sesenta y cinco países y la totalidad manifestó una gran preocupación. La mayoría de quienes hicieron uso de la palabra, plantearon que ningún país, por chico que sea, puede considerarse al margen de la situación. Se habló mucho, se presentaron películas sobre este tema y se dieron testimonios. Pero de ahí a asimilar esa situación con el hecho de que se deje un explosivo armado con una lata, hay una distancia. No es lo mismo. Lo que quiero decir es que el nivel que manejaron quienes participan en estas cosas no me da para pensar que el dejar una lata de sardina con algunas cosas dentro o un maletín vacío, represente peligro porque si quieren llevar a cabo un atentado, lo hacen. Entonces, personalmente, preocupación por esto no siento", sostuvo Bonomi.

El senador García dijo a El País que aquella respuesta de Bonomi "fue infeliz" y por ello decidió que se incluya el tema del terrorismo y las medidas adoptadas por el gobierno en la próxima comparecencia del ministro ante el Parlamento, que ya había sido prevista para que junto al titular de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, expliquen el robo de dos armas de guerra a un cuartel y tres extraños incidentes en otras unidades militares. La presencia de los ministros se concretará luego de Semana de Santa.

"Está demostrado que el terrorismo no tiene fronteras. Muchos despertamos a esta realidad hace muchos años, con los atentados a la embajada de Israel y la Amia en Buenos Aires. Hoy hay que encender todas las alarmas. El ministro dice que el crimen del comerciante Fremd fue la consecuencia del acto de un loco suelto. Yo no me afilio a la teoría del loco suelto. Es un profundo error. Si fuera por la cordura no habría actos terroristas en el mundo. No es necesario contactarse con una organización para sentirse parte de su accionar y causa. Una persona aislada es tan peligrosa como una organización", explicó el senador.

García también alertó que días atrás un expreso de Guantánamo refugiado en Uruguay expresó su simpatía por Al Qaeda. "Justifica sus ataques, debemos estar atentos", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados