POLÉMICA POR INSEGURIDAD

Oposición cuestiona cifras de ilícitos

Parlamentarios consideraron que Bonomi brindó datos “parciales” y “con escasa seriedad”.

La oposición cuestionó ayer al Ministro del Interior por brindar "datos parciales", con "escasa seriedad" y "falta de transparencia" al anunciar un descenso de los delitos más graves en 2016.

"Dar datos sobre delitos antes de que termine el año no es serio, es irresponsable, o populista, que parece ser lo mismo", dijo a El País el senador y líder de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry.

En el acto de conmemoración del Día de la Policía realizado el lunes 19, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, indicó que, en 2016 y en todo el país, los homicidios descendieron un 7,5% y las rapiñas cayeron un 4%. También sostuvo que, gracias al incremento de los patrullajes, bajaron los copamientos en un 61%; la violencia privada un 29%; las lesiones gravísimas un 19%; las lesiones graves un 18%; las violaciones un 17%; la violencia doméstica un 6,5%; las lesiones personales, un 6%; el atentado violento al pudor un 6% y las amenazas un 4%.

Bordaberry señaló que le sorprendió que el ministro Bonomi se haya apresurado en hablar de grandes resultados en materia delictiva cuando no terminó 2016.

Recordó que, en febrero de este año, le pidió a Bonomi las cifras de delitos del 2015 en una sesión de la comisión permanente del Parlamento.

Bonomi le respondió que no las tenía porque a esa altura todos los datos sobre ilícitos eran estimados y que "no era serio" darlos en febrero pasado.

"Pero adelantó que habían bajado las rapiñas y los homicidios en Montevideo. Los datos sobre esos dos delitos los conocimos en abril de 2016 y no habían bajado sino que habían subido", expresó el parlamentario colorado.

El asesor en materia de seguridad del senador Luis Lacalle Pou, Álvaro Garcé, dijo a El País que hay que tomar con "cautela" y "cuidado" las cifras emitidas por el Ministerio del Interior.

Agregó que, dentro de los homicidios no se computan las muertes violentas ocurridas en las cárceles, con lo cual las tasas de este delito "no tienen un abatimiento", sino "un mantenimiento o un leve aumento".

Garcé también cuestionó la promesa de Bonomi de que bajaría las rapiñas un 30% al finalizar este período. "Para llegar a esa cifra, la disminución de las rapiñas no tiene que ser de un 4% sino el triple de ese porcentaje. Las cifras no acompañan el entusiasmo del ministro", dijo.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, criticó a Bonomi por informar sobre porcentajes y no cifras de delitos. "Hay que ser cuidadoso. Este es un tema de gran sensibilidad para los uruguayos. No se sabe a qué período refieren los porcentajes. Que no le pase lo mismo que a la ANEP que comparó cifras que no son comparables", afirmó el legislador del Partido Independiente.

La diputada blanca, Graciela Bianchi, dijo en su cuenta de Twitter que "Bonomi es como Netto: nos quiere convencer que las cifras mejoran. La realidad es porfiada y demuestra lo contrario. ¿Reconocerá el "error?".

Transparencia.

Guillermo Maciel, director del observatorio Fundación Propuesta de Vamos Uruguay, calificó de "poco transparente" la información brindada por el Ministerio del Interior. "El ministro no genera confianza ni credibilidad", señaló Maciel a El País.

El experto en seguridad criticó a Bonomi por hacer públicos los datos porcentuales de los delitos del año 2016, pero sin revelar las cifras, ni publicarlas y tampoco emitirlas completas. "Por ende, todo lo que se señala es una estimación subjetiva, en base a datos parciales. Nunca se vio algo así. O para el ministro el año finalizó a mitad de diciembre, o hace futurología", advirtió Maciel.

El director de Fundapro dijo que Bonomi "omite información" por referirse al delito de hurto, que es el que más se comete en el país —son casi 110 mil al año— y a su vez el que menos se denuncia. Agregó que Bonomi tampoco informa sobre tasas de esclarecimiento de delitos, las cuales son "importantísimas" porque miden la eficacia policial.

Para Maciel, el manejo de cifras de delitos del Ministerio del Interior revela "muy poca transparencia" de la información, además la misma resulta "parcial, e incluso hasta arbitraria y sesgada", sostuvo.

Justicia le respondió a Vázquez

Un nuevo chisporroteo entre el Poder Judicial y el Ejecutivo. El presidente de la Suprema Corte, Ricardo Pérez Manrique, respondió ayer al planteo que hizo semanas atrás el presidente Tabaré Vázquez cuando dijo que le "sorprendió enormemente" enterarse que la mayoría de las personas detenidas tras los incidentes del clásico habían sido liberadas. "La Justicia actúa con independencia, con libertad, con inteligencia, con honestidad, pero a usted y a mí no nos llevaron presos porque no estábamos, los que fueron presos fueron porque estaban y si estaban en una casi definida asonada, algún delito cometieron, no los llevaron presos de gusto", dijo. Pérez Manrique respondió en entrevista en El País TV que "el señor Presidente de la República cuando hace esas apreciaciones responde al clamor popular, un poco en la necesidad de encontrar responsables de la inseguridad que todos sufrimos. Yo muchas veces digo que ni yo ni los jueces estamos en una burbuja. El sábado estaba en La Paloma de visita en una casa e irrumpieron por una ventana y se llevaron un montón de cosas. La preocupación nos asiste a todos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados