DEBATE POR LOS RECURSOS PARA LA EDUCACIÓN

Oposición advierte "obsesión" del FA por subir impuestos

Buscan cubrir unos $ 640 millones para la educación pública que quedaron postergados en la Rendición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El debate impositivo se traslada de cámara con el proyecto de Rendición de Cuentas. Foto: F. Flores

Obsesión por aumentar impuestos", "mentira a cara de perro". Estas fueron algunas de las reacciones de legisladores de la oposición hacia la bancada del Frente Amplio por sus planteos de aumentar impuestos con el objetivo de financiar los gastos en educación pública que preveía la Rendición de Cuentas y que quedaron por el camino en la Cámara de Diputados.

La idea de la bancada del Frente Amplio es reflotar las propuestas realizadas al equipo económico. Por ejemplo, el aumento del Impuesto al Patrimonio, el cobro de IVA a los juegos de azar, la suba del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) del 25% al 30%, la creación de un adicional impositivo a los cargos políticos y la no devolución total o parcial de aportes al Fonasa. Así como la introducción de la tasa progresiva en el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales.

El proyecto de Rendición de Cuentas preveía postergar unos $ 1.500 millones por un año en educación pública, pero la bancada del Frente Amplio logró rescatar unos $ 860 millones. Ahora debe conseguir $ 640 millones.

El senador del MPP Ernesto Agazzi, además de ratificar que el oficialismo quiere eliminar las exoneraciones a las universidades privadas, como se aprobó en Diputados, advirtió que está "estudiando" un proyecto para hacer lo mismo con jardines de infantes y colegios privados. Según el senador, "es la sociedad que está subsidiando fuertemente a esas instituciones", además de cuestionar que estos centros no paguen los aportes patronales.

Por eso ayer el senador del Partido Nacional Javier García habló de "consolidación de la mentira", cuando se refirió al ajuste fiscal contenido en la Rendición de Cuentas.

"No hay dos visiones en el Frente sobre los impuestos, ya que todos sus legisladores los han votado", dijo García a El País. "Los astoristas han sido los más impuestistas. Esto que comenzó con el ajuste fiscal y continúa con la quita de las exoneraciones a las universidades privadas, ahora se va a extender como dijo el senador Agazzi. Esto es fruto de una visión que se ha apoderado del Frente Amplio", agregó. "Esto va a profundizar la mentira" del ministro de Economía, Danilo Astori, cuando dijera que no iba a haber más impuestos.

En el mismo sentido, el senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry consideró que "el Frente parece obsesionado hoy con aumentar impuestos. Es la única solución que se les ocurre. No se dan cuenta que la situación económica es complicada y que cada anuncio o norma que aprueba no hace otra cosa que agravarla".

Según Bordaberry, el camino "debiera ser hablar de la eficiencia en el gasto y de la reducción del gasto innecesario o superfluo en el Estado. Gastar mejor es el primer paso que siempre se tiene que dar antes de seguir aumentando los impuestos. Hay un día en que a la vaca se le acaba la leche. El Frente Amplio ya ordeñó demasiado a los hogares uruguayos. Es hora que deje de derramar la leche", sostuvo Bordaberry.

Para el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, si el oficialismo aumenta impuestos luego de aprobarse la Rendición "estaríamos ante la prueba definitiva" de que "nos mintieron a todos los uruguayos a cara de perro. Esto es un fiscalazo de aquellos, sería un mazazo tributario".

Mieres considera además que se trataría de "un ajuste recesivo" porque aumentar el IRAE del 25% al 30%, en un contexto recesivo, "es un disparate porque eso llevaría a que las empresas tengan que hacer ajustes que terminan con desocupación".

LOS IMPUESTOS QUE ANALIZA EL FRENTE AMPLIO

Impuestos al Patrimonio.

Lo que está sobre la mesa es aumentar las tasas de forma de recaudar US$ 80 millones adicionales. Hoy este impuesto lo pagan todos los que tengan un patrimonio que supere los US$ 111.000. También los núcleos familiares y las sucesiones indivisas (patrimonio de una persona fallecida) siempre que no haya declaración de herederos.

IVA a las apuestas.

Con esta medida prevén recaudar unos US$ 40 millones.

IRAE.

Suba del 25% al 30%. En el gobierno de José Mujica la idea cobró fuerza aunque no se terminó concretando.

No devolución del Fonasa.

La idea fue tema de debate en el gobierno de Mujica, que analizó un proyecto de ley para dejar sin efecto la devolución del año 2013, con lo que estimaba recaudaría unos US$ 50 millones para destinar a planes sociales. Sin embargo, el equipo económico de la época, encabezado por Fernando Lorenzo, resistió esta medida.

Impuesto a las transmisiones patrimoniales.

Quien vende debe pagar 2% del valor transado, quien compra otro 2% y los demás contribuyentes (en otras circunstancias) el 4%, excepto los herederos, para los cuales es un 3%, según la normativa. En el año a abril se recaudaron $ 528 millones por concepto de este impuesto, 0,5% del total de ingresos.

Adicional impositivo a los cargos políticos.

Es una medida impulsada por los socialistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)