OPERATIVOS SORPRESA EN TODO EL PAÍS

Operativos contra motochorros: se han incautado más de 700 motos

Los vehículos incautados presentaban “serias irregularidades”, según el Ministerio del Interior. En el primer lugar de la lista se encuentra Montevideo con 231 motos incautadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La falta de control policial y municipal permite que delincuentes circulen con motos robadas.

Los operativos que el Ministerio del Interior desarrolla en todo el país contra el accionar de los motochorros han permitido la incautación, hasta la fecha, de más de 700 motos en 14 departamentos del país, según informó hoy la Unidad de Comunicación de la cartera de Estado (Unicom).

Los relevamientos sobre incautaciones dan cuenta de unas 750 motos fueron retenidas: en Canelones 78, en Cerro Largo 8, en Colonia 29, en Durazno 71, en Florida 1, en Lavalleja 33, en Maldonado 209 (34 desde el 13 de marzo al 18), en Montevideo 231, en Río Negro 19, en Rocha 13, en Salto 26, en Soriano 15, en Treinta y Tres 8 y en Tacuarembó 6.

Según informa Unicom, las cifras no contemplan los datos de los departamentos de San José, Rivera, Artigas y Flores.

Los procedimientos encabezados por las Jefaturas departamentales son complementados por el trabajo de Unidades Nacionales como la Guardia Republicana y la Dirección Nacional de Policía Caminera.

Buscan cortar el circuito de rapiñeros.

La Policía detectó que los motochorros cometen arrebatos y rapiñas en los barrios Centro, Pocitos, Malvín y en la Unión y luego huyen hacia la periferia. Como se trata de zonas con tránsitos muy congestionados, la moto se transforma en el mejor medio de locomoción para escapar.

En el mercado negro, los delincuentes pueden conseguir una moto robada por apenas $ 10.000. Luego adquieren dos cascos que les otorgan anonimato.

Además de cometer arrebatos y ayudar a escapar en las rapiñas, las motos robadas o "caseras" —un vehículo construido con partes de distintas marcas— también son utilizadas para transportar drogas entre los mayoristas y las "bocas".

Según análisis de delitos, investigadores policiales concluyeron que no pueden asestar un golpe a los delincuentes en zonas muy pobladas porque ello podría causar muchas víctimas inocentes.

Por eso optaron por golpear a la delincuencia cuando se traslada desde el Centro o la costa hacia la periferia. El miércoles 4, en una reunión de los jefes de Zona de Montevideo, se comenzó a orquestar la "Operación Aruera", luego que la Dirección Nacional de Policía recibiera instrucciones del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, sobre la necesidad de aplicar medidas para bajar las rapiñas.

La Policía también comprobó que muchos menores circulan en motos robadas en los barrios periféricos de la capital. La Policía Caminera también participa de la "Operación Aruera". Sin embargo, los controles constataron que los motociclistas que circulan por las rutas generalmente tienen la documentación de su vehículo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados