TRANSPORTE DE CARGA

Operadora de AFE en crisis: renunció el gerente

La carga por ferrocarril cerrará 2017 en niveles mínimos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gremio asegura que avisó con anticipación de que se iba a realizar un paro el martes. Foto: Archivo

Servicios Logísticos Ferrovarios, la empresa propiedad de AFE y de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) que traslada carga, atraviesa una crisis importante y este año tocará nuevamente mínimos en mercaderías transportadas, lo que generó el jueves la renuncia de su gerente general, Gonzalo Ponce de León. El ejecutivo será sustituido, al menos transitoriamente, por el gerente general de AFE, Fernando Valls.

El cambio fue confirmado a El País por el dirigente del sindicato Unión Ferroviaria, Mariano Pouso, quien se mostró preocupado por la posibilidad de que Valls pase a cobrar dos salarios si retiene su posición como gerente general de AFE.

La renuncia de Ponce de León, que había accedido a su cargo por concurso y que no es funcionario de carrera de AFE, será analizado por el Directorio de la empresa pública el martes que estudiará el tema en una sesión especial adelantada.

El director nacionalista de AFE, Alfonso Lereté, elevó un planteo por escrito al presidente del ente, Wilfredo Rodríguez, pidiéndole que le confirme formalmente la renuncia de Ponce de León. Lereté le solicitó a Rodríguez que le explique las razones de la renuncia y que se haga un llamado abierto para cubrir la vacante. Un eventual interinato no debería exceder los dos meses, planteó Lereté, que también solicita que se le informe con cuánto personal cuenta la operadora, de qué material rodante dispone y cuál es su situación financiera.

Lereté reclamó que, en caso de que la posición sea cubierta por alguien de confianza de los directores, se realice una consulta a la Asesoría Jurídica Notarial de AFE. Valls, al igual que Rodríguez, integra la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic, y ha sido cuestionado por el sindicato, dijo Pouso; antes fue secretario general de AFE. La remoción de Ponce de León según el dirigente sindical "es un tema político, tenían que cortar una cabeza por los malos resultados", y agregó que lo ocurrido demuestra que se considera a la gerencia general de la operadora como un cargo político y que eso conspira contra la posibilidad de hacer una buena gestión.

Pouso señaló que seguramente este año cerrará con el mínimo de carga transportada por el modo ferroviario en la historia de Uruguay. El máximo se alcanzó hacia 1945 cuando los trenes uruguayos eran propiedad de capitales ingleses y se llegó a transportar 1,5 millones de toneladas. Cuando la "crisis del petróleo" en 1973, la carga se ubicó en 750.000 y en 2016 se llegó al nivel mínimo de 650.000. Según Pouso, al cierre del año la carga transportada rondará las 400.000.

El cierre del primer semestre no fue promisorio. Los datos indican que en ese lapso la carga transportada por la operadora cayó 16% respecto al mismo período de 2016 y se ubicó en 282.483 toneladas. La facturación en pesos en el mismo período declinó 5,83%.

El principal cliente de la operadora de AFE es Ancap (66% de la carga total, básicamente piedra y combustible). Los otros productos que transportan los trenes son madera, clinquer, cemento y arroz. Pouso dijo que para la operadora fue un golpe importante perder como cliente a "Cementos Artigas", la empresa que fabrica cemento en las cercanías de Minas con la que tuvo un litigio por un descarrilamiento.

Altos costos, deuda y una mala imagen.

Alfonso Lereté, director blanco de AFE, dijo a El País que la operadora Servicios Logísticos Ferroviarios debe salir a buscar clientes, y mencionó que se han perdido algunos por desinteligencias evitables. La operadora debe bajar costos operativos, cambiar su imagen y abatir sus deudas ubicadas en US$ 3,5 millones. La gestión no mejoró durante los dos años en los cuales se desempeñó Ponce de León, dijo.

En 2016 el presidente de AFE había dicho que 2016 cerraría con 1,5 millones de carga transportados por tren, algo que finalmente no se cumplió. Lereté había planteado ya el 15 de abril del año pasado que se analizara la conveniencia de que siguieran en su cargo los principales gerentes de la operadora.

Para el sindicalista Pouso, la realidad demostró que el hecho de que la operadora se manejase con el derecho privado no hizo una diferencia en la gestión. "Era un verso", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)