FUERZAS DE PAZ EN LA MIRA

ONU contradice al gobierno por la presencia de tropas en Haití

La bancada del FA accedió y ahora consultarán al canciller y a Menéndez

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La imagen de las tropas uruguayas fue golpeada por un episodio de violación en 2011. Foto: AFP

Los senadores del gobierno terminaron admitiendo sus "dudas" sobre el pedido del Poder Ejecutivo para el retiro definitivo de las tropas uruguayas de Haití y aceptaron el planteo del senador nacionalista Javier García para convocar en forma urgente a los ministros de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, y de Defensa, Jorge Menéndez.

El Parlamento autorizó a los efectivos militares que permanecen en la isla caribeña, con rotaciones anuales del contingente, pero en forma ininterrumpida desde 2004, a permanecer en ella hasta el 30 de diciembre al servicio de la misión de Naciones Unidas, la Minustah. Por eso, la premura del Frente Amplio para aprobar una ley que fije la prórroga como ha pedido la administración Tabaré Vázquez hasta el 17 de abril de 2017.

Sin embargo, la comisión de Defensa del Senado recibió un documento del Consejo de Seguridad de la ONU donde no dice directamente que la Minustah finalizará en abril, sino que más bien, pone en tela de juicio el retiro de la misión misma, al hablar de que a mediados de ese mes se hará "una evaluación para ver si están dadas las condicionantes" para el retiro de la misión.

La vuelta de tuerca que dieron los senadores del oficialismo, que la semana pasada habían rechazado un pedido de García para citar a los ministros Nin y Menéndez, se produjo cuando admitieron las diferencias claras entre el documento del Consejo de Seguridad de ONU, órgano además que ahora integra Uruguay, y el proyecto de ley del Poder Ejecutivo.

En el documento de Naciones Unidas, al que accedió El País, se señala que el Consejo de Seguridad emitió la resolución 2313, de octubre de 2016, en donde informa a los países con efectivos en la Minustah que habrá "un examen" de la "capacidad general de Haití de garantizar la seguridad, la estabilidad y las condiciones de seguridad sobre el terreno", también de "considerar la posible retirada de la misión" y una "transición" hacia una forma de presencia futura de Naciones Unidas.

Además, el organismo afirma su "compromiso para tomar medidas en cualquier momento para adaptar el mandato y la dotación de la Misión ante un cambio en las condiciones de Haití, si fuera necesario para preservar los progresos hechos en materia de seguridad y estabilidad duraderas".

En un memorándum enviado a la comisión por el canciller Nin Novoa, se señala que en el contexto actual de la Misión el Poder Ejecutivo "acuerda el retiro de la totalidad de las tropas una vez que expire la prórroga del mandato aprobado por la Resolución 2313".

Con este panorama, el senador García dijo que "es claro que va a haber una evaluación antes del 15 de abril", que luego habrá "un período de transición" y que eso no permite hablar del retiro de las tropas".

El proyecto de prórroga hasta abril de la presencia militar en Haití deberá ser votado en la comisión de Defensa y posteriormente considerado por el plenario del Senado luego de la comparecencia de Nin Novoa y Menéndez, es decir en la semana que se inicia el lunes 19.

Luego el proyecto del Poder Ejecutivo pasará a la Cámara de Diputados donde deberá ser sancionado antes del viernes 30. Por eso, es probable que se discuta en la semana que va a partir del lunes 26.

Habrá una buena discusión en el plenario de Cámara, sobre todo en la bancada oficialista.

Para el Frente la misión es la piedra en el zapato.

Cada vez que en el Frente Amplio se habla de los efectivos que hay en Haití, aparecen los problemas. Esta vez no será diferente. Uno de los principales opositores a la presencia es el diputado Luis Puig, del PVP. Por eso no votaría la prórroga hasta abril ya que reclama un retiro inmediato de los militares, algo menos de 250 al presente. En el 2013 el grupo votó la prórroga por disciplina partidaria. En 2014 votó en contra por entender que hasta entonces no se había avanzado nada en el retiro, y en diciembre de 2015 el diputado Puig volvió a votar en contra y renunció a su banca. Si no se aprueba la prórroga, los costos del retiro deben correr por cuenta de Uruguay. En cambio, si el retiro de las tropas se produce en abril los gastos de traslado serán de cargo de Naciones Unidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)