Hinchas de ambos clubes rompieron puertas y ventanas

Varios ómnibus destrozados tras el clásico

Varios ómnibus fueron gravemente dañados a la salida del clásico del pasado lunes y decenas de jóvenes fueron detenidos a causa de los desmanes. Uno de los ómnibus, de la línea 110 con destino a Instrucciones, salió del estadio Centenario 10 minutos después de haber terminado el encuentro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hubo incidentes tras el clásico.

Sin embargo, una hora más tarde estaba en la Seccional 15. Varios hinchas de Peñarol que viajaban cantando canciones de aliento al equipo comenzaron a golpear la unidad.

La guarda del ómnibus pidió calma y advirtió que de no cesar con la actitud los conduciría a la comisaria. Finalmente, la puerta del fondo del coche cedió a los golpes y el ómnibus y todo su pasaje debió terminar en la seccional, donde los efectivos policiales, armados con picanas eléctricas, hicieron bajar a todo el pasaje. La mayoría debió volver a pie a su hogar.

Otro ómnibus, esta vez de la línea 103, terminó en la misma seccional, cuando un grupo de hinchas de Nacional literalmente arrancaron el vidrio trasero del vehículo.

Si bien en principio se temió que entre hinchas de los dos equipos hubiera algún tipo de trifulca dentro de la seccional no hubo mayores problemas, más allá del previsible intercambio de insultos.

En el ínterin, mientras varios de los pasajeros que debieron bajar del 110 aguardaban un ómnibus de Copsa, vieron cómo un ómnibus con varios hinchas de Nacional fue agredido a pedradas por seis fanáticos aurinegros, al tiempo que insultaban y amenazaban.

El hecho fue observado por un móvil de Bus Seguro que dio aviso a los efectivos de la seccional 15. Un patrullero que circulaba por la zona hizo que el grupo de hinchas de Peñarol, al que se le había sumado otra importante cantidad de personas, se dispersara.

Finalmente, solo dos hinchas fueron detenidos, cacheados y uno de ellos recibió al menos tres descargas de una de las picanas eléctricas de los efectivos actuantes.

Finalmente, tras corroborar las identidades de los hinchas, todos fueron liberados.

Si bien a nivel oficial no se dio el número de unidades agredidas por los hinchas de uno y otro equipo, trabajadores de Cutcsa dijeron que “cada vez es peor venir a trabajar a la salida de estos partidos”.

La totalidad de detenidos por este tipo de enfrentamientos quedó en libertad en la misma noche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)