Fotogalería

Con el ojo puesto en Maroñas

En el año 2015 compitieron 2.633 caballos en el Hipódromo de Maroñas. Detrás de esas carreras participaron miles de trabajadores, muchos de ellos provenientes de los alrededores del barrio, que tienen al centro hípico como su principal fuente de trabajo.

Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.
Hipódromo de Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto.

En el Hipódromo Nacional de Maroñas (HNM) se alojan aproximadamente 1.000 equinos y otro tanto en los distintos studs que se encuentran en su entorno inmediato. Ellos son los protagonistas de cada fin de semana, cuando más de 4.000 personas se acercan a disfrutar de sus carreras. Pero para que el espectáculo sea posible, además de los caballos, se precisa de miles de personas, cuyo trabajo muchas veces es invisible para esos espectadores.

El impacto social de la actividad hípica se extiende a todo el país, constituyéndose en una cadena productiva que abarca la reproducción, cría, comercialización y competencia de los sangre pura de carreras.

El empleo directo e indirecto de la actividad se estima en 11.000 personas, lo que considerando su núcleo familiar implica que más de 44 mil personas dependen de esta industria. Desde los conocidos jockeys, hasta entrenadores, vareadores, peones, cronometristas, pasando por veterinarios, pesadores y los encargados de la vestimenta de los caballos, constituyen parte fundamental - pero poco conocida - del personal del Hipódromo.

Más allá del espectáculo, el HNM, consciente de que es además un actor económico y social relevante, promueven diversas iniciativas apostando a la formalización y profesionalización de los distintos roles que forman parte de la industria. Cada año reciben formación más de 80 jóvenes y otros 100 realizan, cada año, su primera experiencia laboral durante el Gran Premio Ramírez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)