PRUEBAS PISA

OCDE dice que los resultados no se condicen con gasto

Schleicher dijo que en la comparación no se ven mejorías.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), no tiene la misma percepción que el gobierno sobre los resultados de las pruebas PISA, pese a que en la edición 2015 fueron mejores que los que habían dado en la medición anterior, de 2012. La visión es que los resultados, aunque mejores, no se condicen con un nivel de mejora en aprendizaje que demuestran los alumnos.

El responsable de la Dirección de Educación del organismo y uno de los encargados de presentar ayer los datos a nivel internacional, Andreas Schleicher, dijo a El País que Uruguay "ha tenido leves mejoras, pero creo que cuando se lo ve como un todo, uno esperaría que tuviera resultados más parecidos a los que vemos en el sur de Europa. Mi impresión general es que los resultados de Uruguay están por debajo de las expectativas y fueron peores".

El lunes Schleicher ya había sido consultado por El País y había dicho que "los resultados son peores", aunque matizó que "no son los peores del ranking porque hay muchos países con resultados más bajos que Uruguay; hay cerca de 20 países que tienen puntajes más bajos. En América Latina, por ejemplo, Brasil, Perú, México y Costa Rica tienen resultados más bajos".

La lectura negativa contradice la evolución de los datos. Pero consultado nuevamente ayer, Schleicher volvió a reiterar: "Es una cuestión de cómo se miren los resultados. Cuando se mira punto a punto se ven ciertas mejoras en algunas áreas, pero cuando lo ves en la comparación global creo que Uruguay no tiene resultados de acuerdo a su potencial, y su performance es por debajo de la media de la OCDE. Comparativamente Uruguay ha invertido mucho en educación y los resultados no son tanto más fuertes".

Schleicher dijo que esperaba "mejores resultados porque Uruguay ha puesto mucho esfuerzo, pero todavía no se logran los niveles que se esperan". El director del área de Educación de la OCDE considera que uno de los problemas para que las cifras de Uruguay no despeguen son los altos niveles de repetición.

"Que muchos estudiantes tengan que repetir genera problemas", dijo a El País y planteó que al respecto deberían tomarse medidas.

Días atrás la OCDE presentó un informe muy crítico sobre la educación en Uruguay, donde remarcaba problemas de gobernanza en la educación, falta de transparencia, y achacaba parte de las responsabilidades al "corporativismo" docente. Incluso llamaba a sacar a los maestros y profesores de los consejos.

El trabajo titulado Revisión de Recursos Educativos advierte que "las tasas de egreso en Secundaria y Bachillerato se mantienen insatisfactorias y se han incrementado lentamente en las últimas décadas comparado con otros países de la región". También plantea que "Uruguay también tiene muy altas tasas de repetición en la comparación regional e internacional llevando a un alto número de alumnos con extraedad", y sostiene que "el nivel de logros en pruebas internacionales ha descendido, pero se mantiene por arriba de los niveles de la región" por lo que "una preocupación principal es la significativa proporción de estudiantes que tienen un desempeño por debajo del estándar en Educación Secundaria".

En el estudio se reflejaba parte de la visión de Schleicher. El informe dice que "Uruguay ha invertido en programas específicos para mejorar la equidad en la educación, pero se mantienen las inequidades educativas basadas en los niveles socioeconómicos de los estudiantes". Pese a ello se recomendó "continuar los esfuerzos en incrementar los montos gastados en educación" e "incrementar la eficiencia" dadas las restricciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)