NUEVO POLO DE ATRACCCIÓN EN LA RAMBLA

Obras que dan vida al Parque Rodó

Un McDonald’s, dos pubs, un restorán y un nuevo boliche que cambian la cara a la zona.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las obras del local culminarán en menos de 10 días. Foto: Fernando Ponzetto

En menos de 10 días, abrirá el nuevo McDonald’s frente a la rambla del Parque Rodó, que estará instalado en el mítico edificio "El Yacht", protegido patrimonialmente. Su construcción original, que data de la década del 30 y que fuera diseñada por el arquitecto Buenaventura Addiego, se mantuvo, y lo que se hizo fue "recuperarla para darle un valor agregado al paisaje del barrio y de la ciudad", expresó el alcalde del municipio B, Carlos Varela.

La concesión del lugar será por un plazo de 10 años, y requirió una inversión de aproximadamente un millón de dólares, más impuestos.

De acuerdo a los obreros, la intención de la empresa es que los trabajos en el local de comida rápida finalicen mañana, pero según explican "no llegarán" para ese día. "Estamos terminando el interior del local, todo lo que es la parte de carpintería y pintura", explicó Martín Costa, uno de los arquitectos del proyecto.

La construcción del nuevo McDonalds, que está siendo llevada a cabo por el Estudio LPS (Lorieto, Pintos & Santellán), tendrá dos pisos que incluirán un espacio de juego dedicado a los niños donde se podrán realizar eventos y cumpleaños, un McCafé, un centro de postres, una gran terraza al aire libre en la que se colocarán mesas y donde las personas podrán disfrutar de la vista al mar, y un Automac.

Ex Plaza Mateo.

Al local de comidas rápidas, se le suman otras cuatro obras que se están llevando a cabo en esa zona (donde era Plaza Mateo), y que forman parte de la revitalización del barrio.

Dos de las iniciativas el boliche Sparrow y el pub Volvé Mi Negra ya están en funcionamiento desde hace dos fines de semana, y este último viernes y sábado congregaron a más de 2.000 jóvenes. El tercer emprendimiento, que abrirá la semana que viene, será un restorán llamado "Lisa", que tendrá una vista privilegiada a la rambla, y que no solo funcionará de noche sino también de tarde: en primera instancia su horario será desde la 16:00 hasta las 23:30 horas. Esta condición fue una exigencia impuesta por la IMM en el llamado a licitación, como forma de convertir la zona en un lugar no solo dirigido a la actividad nocturna y a los jóvenes, sino a toda la familia. El último emprendimiento que aún no ha sido inaugurado, será otro pub y se llamará Río. Se estima que comenzará a funcionar los primeros días de diciembre.

"Son cuatro emprendimientos que confluyen en un espacio común. Al escenario, que es público, lo rodean distintas propuestas gastronómicas, donde en la noche se va a generar una unidad, pero durante el día será un espacio público de circulación, en donde los clientes podrán elegir dónde consumir. Pero la mayor parte del tiempo será un espacio para uso público", expresó el alcalde del Municipio B.

Impacto.

"Son iniciativas más que positivas para la recuperación de una zona central de la ciudad que tiene una de las vistas y paisajes más lindos de Montevideo. Tendrá un alto impacto para el turismo nacional y también externo, tanto en verano como en invierno", señaló Varela.

El jerarca agregó que el Parque Rodó pasará a tener un polo cultural y gastronómico diverso. "Aunque ya lo tenía, se va a potenciar mucho más".

De acuerdo al alcalde, los nuevos proyectos también "servirán para descongestionar la problemática de los ruidos molestos instalada más dentro del barrio urbano Parque Rodó", ya que muchos jóvenes se trasladarán hacia esa zona.

El Forte di Makale pasará a ser boliche

Además de los cuatro proyectos ubicados en la ex Plaza Mateo, la IMM llamó a licitación para la "remodelación, acondicionamiento y ampliación" del mítico local de Forte di Makale. "Allí se realizará un proyecto más asociado al esparcimiento bailable y el año que viene ya van a comenzar las obras", contó Carlos Varela, alcalde del municipio B.

Además de la remodelación y de la ampliación, la empresa a la que se le adjudique la concesión podrá realizar obras nuevas, previéndose incluso la demolición de un sector de la edificación para liberar un espacio al uso público, cuya recuperación y mantenimiento quedará a cargo del adjudicatario. Las otras construcciones presentes en el predio podrán demolerse total o parcialmente. En caso de que se conserven de forma completa o parcial, las estructuras deberán acondicionarse como parte del proyecto general.

Asimismo la oferta deberá contemplar, tanto en las edificaciones como en los espacios de uso público, la accesibilidad universal, incluyendo, si fuera necesario, un ascensor para discapacitados.

Plazo.

El plazo de la concesión será por 20 años, luego de lo cual la administración municipal pasará a ser titular del local "de pleno derecho", incluyendo todas las mejoras, construcciones e instalaciones que haya efectuado el privado.

El canon estará compuesto por un monto fijo mínimo que deberá ser propuesto por los oferentes, y un monto variable ligado al desempeño de la actividad desarrollada en el lugar. El canon mínimo anual no podrá ser inferior a las 300.000 Unidades Indexadas, lo que equivale actualmente a $ 1.049.670.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados