ensanche de Bulevar Artigas costará 10 millones de pesos más de lo estimado

Otra obra vial con imprevistos

Las obras de ensanche de Bulevar Artigas se encuentran retrasadas por falta de previsión en el proyecto original. La Intendencia tenía una información acerca de cómo fue realizada la protección de la Quinta Línea de Bombeo de OSE y, en verdad, este organismo optó por un trabajo que ahora ha complicado la intervención urbana, y va a encarecer el costo en casi medio millón de dólares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Por debajo del pavimento hubo que construir una línea de protección para bombeo de OSE. Foto: A.Martínez.

Ante la Comisión de Movilidad Urbana de la Junta Departamental de Montevideo, el director del área comunal, Néstor Campal, confirmó el pasado martes que "la obra de la Quinta Línea de Bombeo estaba hecha a una profundidad de zampeado bastante inferior. O sea, la distancia entre la superficie del pavimento y la obra era inferior a lo que debió haber sido". Y agregó que los trabajos que se están efectuando no habían sido presupuestados desde el inicio, cuando se decidió ensanchar el bulevar.

La construcción data de 1998 y según el jerarca de la Intendencia "en rigor, la mejor opción en aquel momento habría sido colocarla entre la línea de palmeras y la línea de propiedad, pero por facilidad OSE la coloca entre la línea de palmeras y el borde de la acera. Al ensanchar Bulevar Artigas, la obra queda debajo del pavimento y, por lo tanto, para poder hacer el pavimento se necesita la protección, una separación de un centímetro de arena, una capa de PVC y toda una cantidad de elementos, que es lo que ha demorado un poco la obra; si no, a esta altura estaría más avanzada y probablemente a punto de terminar".

La nueva protección de la Quinta Línea de Bombeo costará, de acuerdo a lo calculado por los técnicos comunales: $ 9: 850.383, casi medio millón de dólares. "Se está trabajando en estos días sobre el protocolo de a quién le corresponde pagar qué cosa, entre la OSE y la Intendencia, lo cual es bien complejo", sostuvo Néstor Campal.

Hasta el presente, "la OSE no se avino a pagar ni un peso de la protección de la tubería", los costos sobreimpuestos corren por cuenta de la Intendencia.

La obra implica la cobertura de 1.300 metros; "hay que hacer dos metros cincuenta de ancho por metro lineal de tubería de planchada de hormigón de diez centímetros, hormigón C 25, con malla electro soldada de 4,6", informó Campal.

Inversores.

En la jornada de ayer, en el programa La Mañana de radio El Espectador, la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, dijo que obras como el ensanche de Bulevar Artigas se efectúan con recursos propios, en razón de que la Junta Departamental no aprobase un préstamo con el BID por 70 millones de dólares.

En su respuesta a los ediles del legislativo departamental, el pasado 17 de marzo, Néstor Campal dio cuenta de otra realidad en esta inversión. Aunque no llegó a detallar los montos aportados por cada una de las partes involucradas.

"El Ministerio de Obras Públicas eligió ayudar con el financiamiento de la obra de Bulevar Artigas en el entendido de que ésta juega un papel muy importante en el transporte interdepartamental e internacional, porque es la llegada a Tres Cruces. Entonces, hay una corresponsabilidad. En aquellas vías de tránsito en las que tenemos exclusivamente transporte de los montevideanos o movilidad de los montevideanos, la responsabilidad es claramente de la Intendencia. Pero entendemos que en aquellas vías de transporte en las que además hay ingreso o egreso de móviles a la ciudad de Montevideo que provienen del exterior o del interior, debe haber una cooperación del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Así se ha hecho para el proyecto y la obra de Bulevar Artigas", manifestó el director de Movilidad Urbana, Néstor Campal.

En razón de los imprevistos señalados, la finalización del ensanche de Bulevar Artigas se concretaría después del cese de la actual administración, no antes del mes de julio del corriente año. Otro motivo que dilató las tareas fue que el pavimento de la antigua avenida no tenía caída adecuada hacia las veredas y había diferencia entre la altura de una calzada respecto a la otra. La altura de la calle que se aprecia en la calzada terminada, en relación a la de las veredas, demandó que se hicieran otras bocas de tormenta para la captación de las aguas de lluvia.

Para solucionar el inconveniente a nivel de las cotas de cada lado del bulevar, además de los rellenos, a simple vista llama la atención, en ciertos puntos, la altura que se está dando a los cordones del cantero central, el cual, por otra parte terminaría impidiendo el giro o cruce de vehículos.

Movilidad.

El costo total de la obra de Bulevar Artigas ascendía al tiempo de la licitación, a 131:000.000 de pesos, unos 6 millones de dólares.

Las obras comenzaron en enero de 2014 y la doble vía terminará teniendo una extensión de 1.500 metros, con tres carriles por cada calzada. Antes había una calzada de hormigón de 11 metros de ancho por la cual circulaba el tránsito en dos sentidos. Las dos nuevas calzadas de hormigón serán de casi 10 metros de ancho cada una y habrá un cantero central de 1,20 metros de ancho.

Cada calzada tendrá un carril exclusivo para ómnibus y dos carriles para la circulación de vehículos en general.

A fines de diciembre de 2014 se completó la construcción de la nueva calzada Este, entre la calle Martín Fierro y la avenida Luis Alberto de Herrera. Intendencia de Montevideo, Bulevar Artigas, ensanche de Bulevar Artigas,

CONTRAMARCHAS.

El fracaso de ciclovías y el tránsito no fluido.

Sobre la calzada del lado oeste de Bulevar Artigas, tramo de la obra de ensanche que se encuentra retrasado, estaba originariamente previsto trazar una ciclovía de dos metros de ancho. El éxito de la propuesta general que ha impulsado la Intendencia en Montevideo se halla sin embargo en cuestión.

La propia intendenta Ana Olivera declaró ayer al periodista Daniel Castro de radio El Espectador, en el programa La Mañana, que el plan piloto de ciclovías no está funcionando.

"Nos ha dado un resultado distinto al esperado porque los montevideanos todavía son reticentes, aunque entre los turistas ha sido una explosión".

Olivera indicó que pese a los planes de movilidad que ha desarrollado la comuna durante su administración, "no se ha logrado" tener un tránsito fluido. "Hoy logramos empatar con lo que teníamos antes", dijo Olivera a propósito de los tiempos que lleva recorrer el Corredor Garzón en comparación con los empleados antes de las obras en esa avenida. En los 6 kilómetros del corredor "los vecinos sintieron que en vez de ganar, perdían (...). Eso motivó el cambio en el equipo (...), le costaba reconocer los errores cometidos", acotó la intendenta.

El fin de la polémica por los corredores.

El plenario de la Junta Departamental de Montevideo no aprobó, en su sesión del 8 de mayo de 2014, el préstamo de US$ 70 millones que la Intendencia había solicitado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para la concreción de una segunda etapa del Plan de Movilidad Urbana que está en ejecución.

Aquellos recursos del BID se complementaban con una contrapartida de U$S12 millones aportados por la propia Intendencia. En el paquete de obras solicitado al BID se encontraba la culminación del ensanche de Bulevar Artigas.

Antes, se había invertido 70 millones de dólares en la primera etapa del plan, en el corredor oeste, lo que incluyó la fallida Garzón, la apertura de Llupes, marchas y contramarchas en obras de Agraciada, apuntalamiento del Viaducto, la Terminal Belloni y obras en General Flores, que el director de Movilidad Néstor Campal acaba de reconocer no mejorarán los tiempos del recorrido en un tramo en donde antes no había atascos.

Retrasos.

Por debajo del pavimento del ensanchado Bulevar Artigas hubo que construir una nueva protección para la Quinta Línea de Bombeo de OSE. La IMM no había previsto que las obras de 1998 se hubiesen realizado entre la línea de palmeras y el borde de la acera. Se pensaba que la protección se había hecho entre las palmeras y el frente de las viviendas. Pero no fue así y la inauguración no se dará antes de julio. También se debió nivelar las dos sendas y darles caída, desde un alto cantero central, hacia nuevas bocas de tormenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados