FOTOGALERÍA

Más de 7.000 objetos fueron levantados de las calles

La IMM, los municipios y Emaús retiraron “basura voluminosa” a pedido de vecinos de Montevideo.

Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos participaron de la jornada para levantar residuos de gran tamaño. Foto: Fernando Ponzetto
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM
recolección de basura de gran porte. Foto: IMM

Más de 7.000 residuos de gran tamaño fueron levantados ayer por la Intendencia y los municipios en Montevideo, en una jornada especial de recolección que coincidió con el Día Mundial del Medio Ambiente.

Los artículos más descartados por los vecinos fueron, por su orden: televisores, sillas, cocinas, sillones, heladeras, colchones, lavarropas, calefones, muebles varios y equipos de aire acondicionado.

El municipio del que más residuos se levantaron fue el C. Le siguieron el E, el CH, el B y el A.

"Esto coincide con los municipios que tienen mayor densidad poblacional", señaló ayer a El País el director de Comunicaciones de la Intendencia, Santiago Brum.

En total habían solicitado el servicio 2.149 personas, lo que significa que en promedio cada hogar dejó tres objetos, a lo que se suma lo que llevaron los vecinos a los puntos fijos, uno de los cuales era el Velódromo.

La Intendencia informó que a partir de hoy el servicio que se brinda por el teléfono 1950 3000 opción 3 continuará trabajando como lo hace habitualmente, por lo que los vecinos podrán comunicarse entre las 8:00 y las 18:00 horas y solicitar, de manera gratuita, el levante de desechos de gran tamaño, podas y escombros.

La IMM registrará el pedido y coordinará fecha y hora para pasar con el camión recolector.

"Ninguno de estos residuos debe ser tirado dentro del contenedor ni a su lado, porque promueven la generación de basurales. Además, tirar residuos en la calle es contrario a la normativa y quienes lo hagan pueden ser sancionados con multas de como mínimo cuatro unidades reajustables ($ 3.600)", advirtió la comuna.

El intendente Daniel Martínez recordó ayer que el número para solicitar que se le retiren este tipo de desechos funciona todo el año. "Si usted tiene cualquier tipo de residuo voluminoso que no entra en un contenedor, llame al 1950 3000 opción 3 que se lo pasan a buscar", indicó.

Personas afectadas.

Durante la jornada de ayer trabajaron más de 30 camiones de la Intendencia, los municipios, el movimiento Tacurú y la concesionaria CAP. A su vez, participó la organización Emaús, que selecciona y recupera artículos que, tras ser reparados, pueden ser utilizados nuevamente. "Se llevaron un camión completo de muebles y electrodomésticos", anotó Brum.

"El gobierno departamental continuará en esta línea de trabajo, optimizando su sistema de recolección y a su vez promoviendo un manejo responsable de los residuos por parte de los vecinos y vecinas", sostuvo la Intendencia a través de un comunicado difundido al caer la tarde.

Segunda jornada.

La de ayer fue la segunda jornada especial de recolección de residuos que realiza la Intendencia. La primera se llevó a cabo en la madrugada del domingo 8 de mayo, ante el aumento de los contenedores saturados y la acumulación de basura en el entorno de los mismos.

Durante esa jornada especial de recolección se levantaron 1.412 toneladas de residuos, según informó la comuna. Del total de toneladas recogidas de basura en la primera jornada especial, 610 fueron de los alrededores de los contenedores, donde fue necesario utilizar camiones abiertos, palas y hasta retroexacavadoras.

A diferencia de otras situaciones de emergencia, la Intendencia optó el 8 de mayo por no contratar empresas privadas o militares para hacer la tarea. Luego de un diálogo con Adeom, logró disponer de más de 200 funcionarios de la Intendencia, a los que se sumaron los de los municipios.

Se siguen recibiendo solicitudes

Debido a la gran demanda, se dispusieron 30 camiones de la Intendencia, los municipios, la concesionaria CAP y el movimiento Tacurú.

En total, 2.149 personas solicitaron durante la semana al 1950 3000 opción 3, la recolección de residuos de gran tamaño.

Ayer, la Intendencia comunicó que este teléfono continuará activo a partir de la jornada de hoy entre las 8:00 y las 18:00 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados