Cumbre en Asunción

Un "nuevo" Mercosur con presidencia de Uruguay

Canciller argentina consideró “bien” las negociaciones por fuera del bloque.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La reunión de los presidentes se realizará en la sede de Conmebol en Asunción.

Uruguay recibirá mañana lunes en la cumbre de Asunción, Paraguay, la presidencia pro témpore del Mercosur, abriendo una nueva etapa del bloque regional por la llegada de Mauricio Macri al gobierno en Argentina y el impulso a las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. La nueva administración argentina, que puso fin a una década de régimen kirchnerista, dio señales de que no se opondrá a que sus socios regionales negocien acuerdos bilaterales con otros bloques comerciales.

En una rueda con corresponsales en Buenos Aires, la canciller de Argentina, Susana Malcorra, dijo a El País que buscará "reinstaurar" los lazos históricos que hay con Uruguay y consideró "totalmente cordiales" los primeros encuentros del gobierno de Macri con el de Tabaré Vázquez. En particular destacó la "cortesía" de Vázquez de ir a saludar a Macri cuando ambos coincidieron en Chile y se reunieron con la presidenta Michele Bachelet.

"He estado conversando con mis cuatro colegas del Mercosur y la idea es levantar el teléfono cuando hay problemas o, mejor aún, cruzar el charco y tener un cara a cara. Estamos viendo cuándo vamos a hacer la visita a Montevideo; será lo antes posible", dijo Malcorra.

Con respecto al Mercosur, Malcorra entiende que si bien no está "parado", sí se mueve "a una velocidad que dista de ser la ideal".

"Entonces hay que aceitar bien los procesos y se va a trabajar mucho en ese sentido. Por eso consideramos que la integración del Mercosur con el resto del mundo es importante. En el caso del acuerdo con la Unión Europea vamos a propiciar para que se haga lo antes posible. También hablamos de ampliar con la ALADI y la Alianza del Pacífico. Pero bueno, todo llevará un tiempo de adecuación, pero en un mundo como el actual es muy importante que América Latina tenga conectados el Atlántico y el Pacífico para salir a Asia", dijo la funcionaria.

Malcorra dio una clara señal de que la administración Macri tendrá una actitud totalmente distinta a la kirchnerista en cuanto a las estrategias de los socios del bloque regional. Consultada sobre qué opina de los tratados que negocia cada país por fuera del Mercosur, Malcorra respondió: "Creo que la región cumple una función potenciadora, y que las bilaterales están bien también".

Ayer sábado se confirmó la presencia de Macri, que podría encaminar al Mercosur hacia una mayor flexibilización comercial; un atribulado Nicolás Maduro, que acaba de recibir un bofetón con la pérdida de la mayoría legislativa; y una Dilma Rousseff, acosada por el fantasma de un juicio político en Brasil. Además del presidente anfitrión, Horacio Cartes, y Vázquez, participarán Evo Morales de Bolivia y Michelle Bachelet de Chile.

La expectativa mayor está en Macri, que acaba de tomar drásticas medidas económicas en busca de la apertura comercial de un país caracterizado por su proteccionismo durante la era Kirchner.

Además, la eliminación de trabas aduaneras a las importaciones es una noticia que el Mercosur recibe "muy bien", dijo ayer sábado el canciller paraguayo, Eladio Loizaga. Las trabas proteccionistas, muchas de ellas impuestas por Argentina y Brasil, son el origen de los conflictos internos que afectan el Mercosur desde su fundación en 1991.

Pero además de la flexibilización comercial entre los países del bloque, la negociación con la UE protagonizará las discusiones económicas.

Las reuniones previas en Asunción se dieron en medio de una copiosa tormenta eléctrica que cae desde el viernes por la noche, con calles convertidas en ríos, cortes de luz, afluentes desbordados y coches varados por el agua. El presidente Cartes decretó el viernes estado de emergencia en respuesta a las lluvias y el desborde del río Paraguay, que ha desplazado a unas 13.000 familias.

Pero a no ser por los estallidos de los relámpagos, la imponente sede de la Conmebol, donde tiene lugar el encuentro, parecía ajena a su entorno. Las negociaciones comerciales, que los técnicos afinan desde este sábado para presentar sus conclusiones hoy domingo a los ministros de Relaciones Exteriores y Economía, se concentran en el intercambio de ofertas con la UE en vistas a un tratado de libre comercio (TLC) entre los dos bloques. "El Mercosur ya tiene su oferta consolidada de todos sus miembros y solamente esperamos que la Unión Europea nos notifique la fecha en que será el momento en que bajemos las ofertas. Mercosur ya tiene todo listo, la pelota (está) en el sector de la Unión Europea", dijo Loizaga. "Aunque persisten áreas sensibles", continuó el canciller, "ellos ahora tienen que responder".

Loizaga no quiso adelantar cuál es exactamente la oferta que presentará Mercosur al bloque europeo, pero sí garantizó que cuenta con la anuencia de Argentina, hasta ahora una piedra en el zapato en las negociaciones transatlánticas.

A fines de noviembre, el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, había asegurado que la UE está abierta a un TLC con el Mercosur siempre que Buenos Aires mejorara su oferta.

La Unión Industrial Paraguaya (UIP) y las patronales que integran el Foro Consultivo Económico-Social del Mercosur reafirmaron ayer su apoyo a un acuerdo de libre comercio con la UE. Según un comunicado, los integrantes de ese foro consultivo de Mercosur se mostraron "convencidos" de que dicho acuerdo "tiene un gran potencial para el beneficio mutuo en todos los niveles, y servirá para cimentar las relaciones entre ambas regiones".

Identifican 80 trabas al comercio.

El Grupo Mercado Común (GMC) del Mercosur anunció ayer sábado que el bloque acordará un "plan de acción" contra las "trabas al comercio" en la región que se producen por unas 80 normas identificadas en los cinco Estados miembros. El viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Rigoberto Gauto, anunció que, de cara a la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del bloque de este lunes en Asunción, el grupo intentará modificar las "medidas no arancelarias que suponen trabas al comercio". "Son unas 80 medidas que las delegaciones consideran que constituyen barreras al comercio", expresó Gauto, tras la reunión del Grupo Mercado Común. Según Gauto, este plan de acción tendrá un "tratamiento prioritario" durante la presidencia temporal de Uruguay, que comienza a partir de esta cumbre, cuando concluye el periodo de Paraguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados