REFERENDO REVOCATORIO

El Nuevo Espacio no votó la declaración sobre Venezuela

Mesa Política del Frente planteó que se cumpla con el referendo revocatorio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Si hay algún responsable por Ancap, debe asumirlo". Foto: A. Colmegna

Venezuela volvió a dividir al Frente Amplio. El Nuevo Espacio no quiso votar ayer una declaración que planteaba la necesidad de habilitar el plebiscito revocatorio que suspendió el gobierno del presidente Nicolás Maduro, porque la misma no hace referencia alguna a los presos políticos y atribuye a la oposición intenciones de "desestabilizar".

De a poco la coalición de izquierda se empieza a despegar del chavismo que está pasando por uno de sus peores momentos desde que llegó al poder en el año 1999. Ayer, el Parlamento de ese país acordó abrir el proceso de destitución del presidente Nicolás Maduro por su "responsabilidad penal y política" en la "ruptura del hilo constitucional".

"La realización del referendo revocatorio en el marco de las normas constitucionales, legales y reglamentarias de la República Bolivariana de Venezuela puede resultar un mecanismo idóneo para procesar las diferencias políticas", señaló el Frente en su resolución. La declaración de la Mesa Política reconoce por primera vez la importancia del revocatorio; pero vuelve a cargar la responsabilidad de lo que sucede en Venezuela a la oposición.

Sin nombrar a nadie directamente, en el Frente advierten que se pretende "generar desestabilización a través del llamado a la rebelión popular con el objetivo de instigar la intervención de las Fuerzas Armadas y eso sólo puede llevar a un enfrentamiento civil de resultados dramáticos". Con este punto no estuvo de acuerdo el Nuevo Espacio, que no votó la resolución.

Además, el sector que encabeza el senador Rafael Michelini quería incluir en la declaración alguna referencia a los presos políticos, algo que el resto del Frente Amplio no estimó conveniente. Además de este grupo, votó en contra de la declaración un delegado de base de Colonia, que pretendía un mayor respaldo de la izquierda al gobierno de Maduro.

Fuentes que participaron de la Mesa Política señalaron a El País que el Movimiento de Participación Popular (MPP) le quitó trascendencia a las firmas que recolectó la oposición para habilitar el referendo revocatorio. El sector dijo ayer en el organismo que "habían firmas fraudulentas", por ejemplo, de personas ya fallecidas y menores de edad.

Antes de tratarse en la Mesa Política, el tema de Venezuela se abordó en el Secretariado del pasado lunes donde el presidente de la coalición Javier Miranda pidió fijar posición sobre lo que sucedía en el país caribeño. Por falta de acuerdo y debido a que el organismo solo puede tomar resoluciones por consenso, el asunto pasó a la Mesa Política de ayer.

El presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio (Carifa), José Bayardi, dijo a El País que en la resolución "no se habló de los presos políticos, porque para hablar de tales hay que identificarlos (...) Los que instigan a las salidas violentas y a afectar a la institucionalidad parece que terminan siendo presos políticos", señaló.

Además, resaltó la necesidad de "una salida negociada entre el gobierno venezolano y la oposición (...) Hay que tener en cuenta que para eso las partes se tienen que reconocer y la oposición venezolana nunca reconoció al presidente Maduro y también negó al presidente Chávez en su momento", subrayó Bayardi.

A su vez, acusó a la oposición venezolana de "generar desestabilización" al llamar a una "rebelión popular" el pasado domingo y convocar hoy una movilización. "Están convocando a la toma de Caracas. La toma de algo, la de la Bastilla o del Palacio de Invierno, tiene que ver con instancias insurreccionales a nivel de pueblos. Las convocatorias a las tomas siempre suponen un grado de rebelión y si se hace con el objetivo de hacer intervenir a las Fuerzas Armadas puede derivar en enfrentamientos que pueden ser muy dramáticos", dijo.

En tanto, en el último cuarto de la declaración de la Mesa Política, el Frente Amplio subrayó que "cualquier intervención externa que no esté dirigida a acercar a las partes en la búsqueda de una solución política acordada, solo puede agravar las tensiones existentes" en Venezuela. Esto en referencia a la intervención del excanciller y secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que viene siendo cuestionado por el MPP y el Partido Comunista por su posición crítica con el gobierno de Maduro.

Además, la Mesa Política del FA manifestó ayer su apoyo a la mediación del Vaticano y reiteró su confianza al trabajo realizado por la Unasur y los expresidentes Martín Torrijos (Panamá), Leonel Fernández (República Dominicana) y José Luis Rodríguez Zapatero (España) para intentar resolver la crisis política de Venezuela. "Esperemos que se aflojen las tensiones en Venezuela, porque el que no tenga claro que si aumentan las tensiones esto termina muy mal, es un irresponsable", afirmó Bayardi. El delegado de la Liga Federal en la Mesa Política, José Antonio Maldonado, hizo votos ayer para que Venezuela encuentre la paz "de la mano de una solución pacífica".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º