Guillermo Facello

"A Novick no lo dejan crecer por temor o por egoísmo"

Es uno de los dirigentes políticos del momento a raíz de su precipitada salida del Partido Colorado, al que iba a abandonar en marzo. Pero el proyecto de capitalización de Ancap adelantó los tiempos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Guillermo Facello. Foto: Archivo El País

Declaró su apoyo al empresario Edgardo Novick, con quien promoverá un nuevo partido político “para que el Frente Amplio no gobierne más”. Con perspectiva, ve que el Partido Colorado está mal y sostiene que las únicas posibilidades de mejoramiento que tiene se darían si Pedro Bordaberry reasumiera el liderazgo.

—A partir de su separación del Partido Colorado hay gente, incluso diputados, que le pide que deje la banca. ¿Lo hará?

—La banca me la gané en la elección nacional encabezando una lista. Hay muchos casos de legisladores que dejan sus partidos y no dejan la banca. Fui el dirigente más votado en Montevideo en la interna colorada de abril y por eso encabecé la lista de Vamos Uruguay.

—Con Edgardo Novick está visitando el interior. ¿Qué repercusión ha recogido?

—Es la gente que nos convoca. Esto empezó en seguida de las municipales por las redes sociales buscando vinculación. El que salió a hacer los primeros contactos con dirigentes blancos y colorados fue el edil de la Concertación Marcos Laens. En Soriano se le acercó un excandidato a diputado por el MPP. Ahí vimos que hay un real interés en una nueva fuerza política. Recibí además ayer un contacto de ediles titulares de Florida diciéndome que contemos con ellos. Estamos evaluando la situación pero todo lleva a que la gente quiere una nueva alternativa.

—¿Por qué no armaron un movimiento nacional en el partido de la Concertación?

—Porque nos trancaron, no nos dejaron. No nos autorizaron una agrupación nacional ni los colorados ni los blancos.

—¿Entiende que hay preocupación por un eventual crecimiento de la figura de Novick?

—No sé, pero de alguna forma hay que llamarlo. Temor, egoísmo. Habría que preguntarles a ellos. La ley de partidos nos habilita a seguir en el escenario político sin pedirle permiso a nadie.

—Usted se fue separando del Partido Colorado en el último año y medio. ¿Cómo fue ese proceso?

—Sí, me fue pasando eso. Después de la elección interna de abril de 2014 empecé a participar más en Vamos Uruguay. Pensé que me iba a encontrar con otro tipo de organización pero después de la interna todos los dirigentes bajaron los brazos y lo dejaron solo a (Pedro) Bordaberry. Ese mismo entorno antes de la elección lo aplaudía, pero después lo criticó. Lo dejaron de lado, no trabajaron. Eso hizo que me alejara de Vamos Uruguay donde tampoco nunca me sentí muy bien recibido. Solo tuve buen trato de parte de Bordaberry.

—¿Por qué cree que le pasó esto en ese sector?

—Seguramente por mi origen pachequista por un lado, y por haberles ganado la interna, por otro. Y hubo cierto recelo porque seguramente yo no estaba en el pensamiento de muchos. Nuestra agrupación no era considerada en Vamos Uruguay.

—Hoy, con cierta perspectiva porque ya no integra esa fuerza política, ¿cómo ve al Partido Colorado?

—Lo veo peor que en las elecciones departamentales de mayo porque las encuestas dicen que de lo que marcaba en octubre de 2014 bajó al 8%. No funcionan sus órganos, ni el comité ejecutivo nacional ni la convención. La prueba más contundente fue el episodio de mayo donde el Partido Colorado no sacó ni un solo edil. El partido no está bien.

—¿Le parece que al partido le falta liderazgo?

—Los liderazgos… para mí el único que está en condiciones de reasumir el papel es Bordaberry. No veo a otro. Ni Tabaré Viera por mejores intenciones que tenga ni mucho menos José Amorín. Veo con dolor que no hay líderes y lo digo con respecto. Es una opinión objetiva. Con solo ver cuántas veces se reúne el comité ejecutivo nacional, qué quórum tiene y los temas que tratan muestran que hay poco interés que el partido resurja. Por eso apostamos a este proyecto nuevo. No le pedimos a la gente que deje su ideología de lado sino que apuntemos entre todos a algo nuevo.

—¿Cuál es el objetivo del nuevo partido? Competir por la Presidencia en 2019?

—El objetivo es que el Frente Amplio no gobierne más este país. Sus administraciones han sido un desastre.

El más votado en Montevideo.

Tiene sus orígenes en la Unión Colorada y Batllista (UCB) del ex presidente Jorge Pacheco Areco. Desde 1999 trabajó en la agrupación de Oscar Magurno, siendo suplente de éste en la Cámara de Representantes entre 2010 y 2014. Fue director en la Intendencia de Montevideo, prosecretario del Senado y edil entre 2005 a 2010. Encabezó la lista a Diputados en Montevideo, al resultar el colorado más votado en las internas.

Perfil

Nombre:Guillermo Facello - Nació: En Montevideo - Edad: 62 años

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)