Pandillas agreden a policías; “arremeten contra quien sea”, dice Jefe de Policía

Noches de violencia, desmanes y excesos en el centro de Melo

Agresiones a policías e inspectores de tránsito, peleas, desbordes de consumo de alcohol, y atronadores ruidos de motos hasta la madrugada, conforman el penoso panorama que se vive a diario en la Plaza Independencia de Melo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los desmanes en el centro de Melo terminaron con un choque y un vuelco. Foto: N.Araújo.

En la noche del viernes, un fuerte operativo del Grupo de Acción y Respuesta Rápida en conjunto con inspectores municipales logró "conquistar" la plaza y repeler los desmanes de los motoqueros.

Se incautaron diez birrodados y los vecinos pudieron dormir tranquilos.

Los desmanes llevaban varios días y tuvieron su punto culminante cuando una inspectora municipal fue agredida el miércoles con una baldosa arrojada por un joven.

"Estos jóvenes arremeten contra quien sea", dijo el jefe de Policia de Cerro Largo, José Olivera. "Voy siempre a misa, a la parroquia del Carmen, y no se puede oír la homilía del sacerdote por los ruidos de los escapes libres y la música alta".

Agregó que el Ministerio del Interior tiene como el deber de mantener el orden público en esa plaza, y lo hace". Sin embargo, en algunos casos la plaza se hace impenetrable, agregaron otras fuentes vinculadas a la Policía.

Olivera admitió que existe un consumo abusivo de alcohol pero mientras no molesten a los que viven en los alrededores, nada se puede hacer".

Aseguró que "cuando se regule el consumo de alcohol se evitará toda esta serie de problemas".

Agresión.

Las inspectoras mujeres ya no quieren trabajar de noche en la plaza por temor a los jóvenes fuera de sí. La agresión contra la funcionaria municipal ocurrió cuando se efectuaba un operativo rutinario de transito en la zona céntrica de Melo.

En determinado momento, un hombre que estaba en la plaza, tomó una baldosa y la arrojó contra la inspectora ocasionándole una herida en la piernas. La policía no ha podido localizar al agresor.

"En ese momento se había montado un dispositivo para tratar de minimizar el caos que generan motos y autos que dan vuelta a la plaza, decenas de veces, a velocidades que superan los 70 km por la hora. Pasan y vuelven a pasar por delante de los inspectores como si fuera una pista de carreras", contó Verónica Olivera, jefa del cuerpo inspectivo municipal.

La funcionaria explicó que esas carreras se realizan durante toda la noche, por lo que se revolvió cerrar las calles que circunvalan la plaza.

Desde hace varias semanas se vienen sufriendo situaciones similares que incluyen desde intentos de atropellamiento hasta agresiones, por lo que las inspectoras mujeres, que son siete, resolvieron solicitar al intendente Sergio Botana no realizar más controles en la Plaza Independencia en horario nocturno.

La intendencia cuenta con 18 inspectores varones.

"Realmente tenemos miedo", indicó Olivera. "Los jóvenes son incontrolables y si bien la Policía nos respalda, en muchas oportunidades nos informan que no tienen efectivos para apoyarnos", indicó la funcionaria municipal.

Son cientos los jóvenes que se reúnen en la Plaza Independencia y bajo los efectos del alcohol y otras sustancias los desmanes se agudizan, básicamente los fines de semana.

"Pedimos responsabilidad a los adultos para que ubiquen a estos chicos que están haciendo el ridículo, exhibiéndose con motos y autos fuera de control, gastando cubiertas y combustible en los alrededores de la plaza, horas y horas, y entorpeciendo el trafico", dijo Olivera.

Choque.

Dos horas después de la agresión, hubo un violento choque en una esquina con semáforo. Fue espectacular el impacto y el vuelco que dio el automóvil en la plaza Independencia, a las 2 de la madrugada.

Dos adolescente en una moto y un joven que circulaba en un VW Gol color gris colisionaron cuando uno de los vehículos, que circulaba a más de 80 km por hora, cruzó el semáforo en rojo. El conductor iba en aparente estado etílico. Se le incautaron varias botellas con una mezcla de alcoholes.

El auto hizo un trompo, volcando sobre la vereda en la parada de los taxímetros frente a la parroquia del Carmen, arrancando dos arbolitos del ornato público. La joven de la moto está internada y su acompañante con fractura de clavícula.

De acuerdo al testimonio de Verónica Olivera, esa joven venía siendo observada hacía varias semanas por la velocidad excesiva a la que conducía, incluso esa misma noche de la agresión a la inspectora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados