PERSPECTIVAS DEL TIEMPO

Navidad sin lluvias ni ola de calor

Anuncian tormentas para mañana y buen tiempo desde Nochebuena a Fin de Año.

Foto: Fernando Ponzetto
Las fiestas de Nochebuena y Navidad podrán disfrutarse en las playas. Foto: F.  Ponzetto

Entre la tarde y la noche de hoy comenzarán las lluvias en el litoral oeste, desde Artigas a Colonia. Eso se afirma en el pronóstico del tiempo del Instituto Uruguayo de Meteorología. En el informe de perspectivas de fenómenos meteorológicos emitido ayer, la misma fuente oficial informa en cambio que no habrá lluvias en esta jornada pero sí a partir de mañana viernes.

Debido al ingreso de un frente frío desde la provincia de Buenos Aires, las lluvias empezarán en la zona suroeste de Uruguay y se extenderán sobre todo el territorio durante el sábado 23. Los acumulados de agua mayores se darán en el norte, de 10 a 20 mm.

El pronóstico agrega la posibilidad de que se desencadenen tormentas, con probables rachas fuertes de viento, desde el norte al suroeste. La temperatura máxima rondará hoy los 28°C y mañana ascenderá hasta 30°C.

Para las fiestas navideñas, en cambio, el Inumet adelantó que no habrá lluvias desde el domingo 24 hasta el 30 de diciembre. La temperatura descenderá en Nochebuena y Navidad, con una mínima de 20°C para el norte y 15°C para el sur. Las máximas serán de 25°C en el norte y 20°C en el sur.

Este año 2017 pues, Papá Noel no tendrá excusas para ingresar a ciudades, pueblos o parajes, como sucedió en diciembre del año pasado. Entonces el Inumet había advertido con una alerta amarilla sobre tormentas pero a la postre los vientos fueron más intensos de lo previsto, causando estragos.

Turbonada.

En la noche del jueves 23 de diciembre de 2016 un temporal impactó la franja costera del departamento de Maldonado, afectando sobre todo a San Carlos y Pan de Azúcar. Una persona falleció y hubo 30 heridos, algunos de consideración al caerles encima pedazos de muros o paredes.

Más de 300 viviendas sufrieron daños en apenas 10 minutos, lo que duró la "corriente descendente" de la tormenta, según definición que dio el Inumet después de los hechos.

Ni la policía ni UTE dieron abasto para responder a todos los reclamos. El presidente Tabaré Vázquez concurrió en el día de Nochebuena para evaluar la reconstrucción junto al intendente Enrique Antía.

Las fiestas del 2015 llegaron con otras situaciones dramáticas al norte del país. En aquel 24 de diciembre ya se comparaba las inundaciones con las de 1959. Los arbolitos quedaron flotando y, a medida que pasaron los días, 22.414 personas, más de la mitad residentes en Artigas y Paysandú, despidieron el año desde albergues diversos, desde liceos hasta gimnasios. Los habitantes de de esa región norteña contaban que en lugar de una inundación debieron afrontar una "enchorrada", es decir un río de aguas que hacían remolinos y generaban olas que ingresaban con fuerza a través de puertas y ventanas.

Las fiestas tradicionales de Navidad y Fin de Año también fueron enturbiadas para casi seis mil salteños que acostumbran divertirse en los boliches de la costa y fuera de esos locales bailables. La crecida del Río Uruguay se los impidió al invadir totalmente la rambla y las discotecas.

El Ejército Nacional debió movilizar a más de 40 vehículos y 200 efectivos con jurisdicción al norte del Río Negro. La Armada envió hacia el litoral a dos de sus buques para colaborar con la asistencia a los evacuados. El Regimiento de Caballería X, con sede en la ciudad de Artigas, suspendió las licencias previstas para esas fechas debido a que la unidad no daba abasto en los rescates con el personal en funciones.

Montevideo bajo agua.

Otro año más atrás, en diciembre de 2014, los montevideanos fueron los más sorprendidos en medio de la fiestas de fin de año. El 26 de diciembre, en 33 minutos llovió por 15 días.

Ese fenómeno fue tan extraordinario que se consideró el más intenso de la historia de Montevideo; superó a todas las lluvias registradas en los 45 años integrados a una base de datos producto de un convenio entre la Intendencia de Montevideo y la Universidad de la República, en acuerdo con el Inumet.

Esa lluvia torrencial provocó inundaciones graves en zonas cercanas al Centro, en Pocitos, Parque Batlle o Buceo. El año 2014 resultó en Montevideo uno de los dos más lluviosos de los anteriores 100. Durante 1959 cayeron 1.789 mm y en 2014, al 22 de diciembre, cayeron 1.694 mm. Con la lluvia del día 26 se alcanzaron los 1.740 mm, con lo cual prácticamente se empató lo sucedido en 1959.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)