SIN RESPALDO SECTORIAL

Muñoz perdió apoyo en el Frente, pero no renunciará

“En la política siempre hay críticas”, dijo la ministra, respaldada por Vázquez.

María Julia Muñoz siempre fue polémica, pero su última declaración sobre el exdirector de Educación, Juan Pedro Mir, abrió una catarata de críticas desde el oficialismo, donde le piden como mínimo una autocrítica. Pese a ello, la ministra de Educación no piensa renunciar.

De extrema confianza del presidente Tabaré Vázquez, Muñoz fue designada como ministra de Educación —a pesar de provenir de la rama de la salud— para ordenar el gobierno de la enseñanza. Se le encomendó la compleja tarea de "cambiar el ADN" de la educación, algo que la llevó a chocar con Mir, quien en un plenario del Frente Líber Seregni en octubre de 2015 reconoció que eso no sería posible. A consecuencia de esto, la ministra le solicitó la renuncia a Mir, en solidaridad también se fue el subsecretario Fernando Filgueira. En ese momento, la ministra le restó trascendencia a los alejamientos de Mir y Filgueira.

La semana pasada, Muñoz volvió a la carga al afirmar que Mir es "un resentido social" y "un maestro de escuela que no dio la talla para el cargo". Estas polémicas declaraciones a Búsqueda no cayeron nada bien en el Frente Amplio y tampoco a la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), que le reclamó de inmediato la renuncia.

El Partido Socialista fue el primer sector del Frente Amplio en cuestionar públicamente a Muñoz y en enviar una carta a Vázquez y otra a la ministra, pidiendo una autocrítica sobre el episodio.

Desde otros grupos como Asamblea Uruguay, el Partido Comunista, la Vertiente Artiguista y la Liga Federal también se escucharon críticas a Muñoz.

Aunque no responde a ningún sector del Frente Amplio, Muñoz se mantiene firme en su cargo. "No voy a renunciar. En la actividad pública siempre hay críticas", dijo ayer a El País al ser consultada sobre los cuestionamientos que recibió.

En recientes declaraciones a radio Uruguay, la ministra pidió disculpas a los maestros y precisó que "jamás" quiso "ofender" con sus dichos.

Desde el Partido Socialista, el diputado y maestro Enzo Malán fue uno de los impulsores de la declaración contra los dichos de Muñoz sobre Mir. En su muro de Facebook, Malán rechazó "toda agresión o prepotencia y mucho más cuando viene de autoridades de la cultura o del gobierno". "Ojo, cuando se empieza a menospreciar al docente y su labor. Ojo, porque el maltrato en las aulas a los docentes puede estar en correlación con las bofetadas que el sistema político viene dando a los educadores", advirtió.

El diputado Darío Pérez (Liga Federal) dijo a El País que las declaraciones de Muñoz "son desubicadas, inoportunas, con un grado de soberbia que molesta porque parte de lo que soy se lo debo a mis maestros. Entonces realmente me pareció hasta de mal gusto".

"El presidente tendrá que decidir lo que corresponda. No me voy a meter a decir lo que tiene que hacer, pero frente a una metida de pata de tal magnitud creo que la persona debería conversar con ella misma a ver qué es lo mejor que puede hacer para beneficio del Frente", opinó Pérez.

El exsenador Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) señaló a El País que las declaraciones de Muñoz "no cayeron nada bien". "En principio se demanda una rectificación de parte de ella. Algo ha dicho, pero son cuestiones de sensibilidad muy importantes. Está lo que se dice y la manera en que se dice, son cosas que se acumulan. Una es el concepto de si una persona sirve o no para el cargo y otra es el tono donde se está connotando otro mensaje que es muy arrogante en relación a una profesión. De repente ese no fue su propósito", acotó.

El tema se analizó anoche en la Mesa Ejecutiva de la Vertiente y también en el Ejecutivo del Partido Comunista, donde también preocuparon los comentarios de la ministra.

Asamblea Uruguay, sector al que pertenece Mir, todavía no se pronunció. De todos modos, el diputado José Carlos Mahía afirmó que los dichos de Muñoz "fueron un agravio gratuito" y por eso fue el primero en ofrecer solidaridad con Mir. Agregó que "las disculpas son un buen gesto que debería ser extensivo a los directamente involucrados".

Desde el Movimiento de Participación Popular (MPP), el diputado Sebastián Sabini dijo a El País que "la ministra ya pidió disculpas y ahora en lo que hay que concentrarse es en la Rendición".

El plan de Muñoz era irse en 2017

Pocos días después de asumir, María Julia Muñoz tuvo una reunión con todas las autoridades del Ministerio de Educación. Según contaron a El País fuentes que participaron de ese encuentro, allí la ministra dijo que su idea era "ordenar" la cartera en pos de llevar adelante el llamado "cambio de ADN de la educación", al tiempo que aclaró que no iba a mantenerse en el cargo hasta el fin del período.

El plan de Muñoz, que en el primer gobierno del Frente Amplio había sido ministra de Salud, era quedarse hasta mitad del período, o sea hasta los primeros meses de 2017.

Allegados al presidente Tabaré Vázquez, sin embargo, advirtieron a El País que pese a las críticas que ha recibido la ministra en las últimas horas, el mandatario le ha dado todo su respaldo y que este espera que se mantenga en el cargo.

Muñoz tenía que liderar el tan mentado "cambio de ADN" para la educación, una promesa de campaña del presidente, pero fueron muchos los problemas que tuvo. Primero chocó con los sindicatos y con la propia ANEP. La participación que pretendía llevar adelante la cartera, sobre todo a partir de los planes de los exjerarcas Fernando Filgueira y Juan Pedro Mir, que aportaron a gran parte de lo que es el programa del Frente Amplio en educación, fue consideradas una violación a la autonomía.

La idea de un marco curricular común, que juntara la educación desde los tres años hasta los 14, lo que incluía entre otras cosas un cambio de programas, fue lo que más rechazó la ANEP. Y las diferencias crecieron cuando en agosto de 2015 Vázquez declaró la esencialidad, con el apoyo de Muñoz, en medio de una puja con el sindicato.

Hoy, para gremios y fuentes de la ANEP, está claro que el que manda es el presidente del desconcentrado, Wilson Netto. O sea que nada cambió desde el gobierno pasado. El MPP sigue controlando la educación.

NOTA AL MINISTRO.

FA atento a violación de laicidad del Ejército.

La Mesa Política del Frente Amplio decidió que se enviara al Ministerio de Defensa una resolución de la comisión de la coalición que analiza esta materia en la que se afirma que la realización de una misa encomendada por el Ejército y la creación de una unidad de Asuntos Religiosos constituyen un "apartamiento" del principio de laicidad.

El comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, ordenó restaurar una capilla en el Hospital Militar y creó una unidad de Asuntos Religiosos en el ámbito de Sanidad Militar. "Este empuje religioso" provocó un pedido de informes del diputado colorado Ope Pasquet, quien reivindica la laicidad en el Estado, informó el semanario Búsqueda.

En el Frente Amplio el hecho no pasó desapercibido y aunque el ministerio que encabeza Eleuterio Fernández Huidobro informó que todavía no se han determinado las funciones del director de la oficina religiosa, al entender de la coalición esto constituye "un hecho inédito" en el Estado.

Según el análisis efectuado en la comisión de Defensa de la coalición, la creación de una oficina de Asuntos Religiosos dirigida por un sacerdote genera un "vínculo confuso" entre la Iglesia Católica y el Estado. Se interpreta que este hecho se aparta del artículo 5 de la Constitución que establece la libertad de cultos y afirma "que el Estado no sostiene religión alguna".

Además también se cuestiona por parte de los frenteamplistas la misa que tuvo lugar el pasado 18 de mayo en la Catedral de Montevideo para celebrar el aniversario del Ejército y en la que participó en primera fila el comandante en jefe Guido Manini Ríos.

Según información que maneja la Comisión de Defensa del Frente, la invitación a la misa fue realizada por el cardenal Daniel Sturla. Sin embargo, se habría usado un medio de comunicación interno del Ejército para divulgar dichas invitaciones a la ceremonia religiosa. A su vez, integrantes del departamento de comunicación social del Ejército asistieron a la misa para tomar fotografías. Otro elemento que se cuestiona es la entrega de un cuadro como regalo protocolar que hizo el comandante en jefe del Ejército a Sturla con la intención de agradecer la celebración de la misa.

OTROS MINISTROS CUESTIONADOS EN EL FRENTE AMPLIO.

Economía en debate - Danilo Astori / Ministro de Economía.

Durante los tres gobiernos del Frente, el ministro Danilo Astori fue el encargado de timonear la política económica. Desde su primera administración, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista le reclaman un "giro a la izquierda" que pasa por gravar más al capital. En medio del ajuste fiscal, la discusión se volvió a reeditar en la izquierda donde piden aumentos al Impuesto al Patrimonio para no afectar el gasto destinado a la educación.

"Búsquense a otro" - Ernesto Murro/ Ministro de Trabajo.

El ministro de Trabajo Ernesto Murro tuvo en octubre de 2015 un fuerte choque con parte de la bancada del Frente Amplio por cambios en el Presupuesto Nacional referidos a la negociación colectiva. "Si cambian este artículo se dinamita el mecanismo de la negociación colectiva. Por lo tanto, búsquense a otro ministro", le dijo a los legisladores que miraron atónitos. Además protagonizó una fuerte discusión con el director de Macro-economía, Andrés Masoller.

"No representa" al FA - Eleuterio Fernández Huidobro/ Ministro de Defensa.

La Mesa Política del Frente Amplio rechazó las declaraciones del ministro Ejeuterio Fernández Huidobro, quien en mayo de 2015 tildó enfermitos", "mentirosos" e "intoxicantes" a las organizaciones de familiares de detenidos desaparecidos. La Mesa del Frente dijo que el ministro "no representa" a la coalición. Casa Grande, la Vertiente Artiguista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), sumado a las bases reclamaron su destitución del cargo.

"Fuera del programa" - Rodolfo Nin Novoa / Canciller.

La gestión del canciller Rodolfo Nin Novoa está bajo la mira de algunos sectores del Frente Amplio como el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Comunista, la lista 711, Casa Grande y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) que lo señalan por apartarse del programa del Frente Amplio al intentar flexibilizar el Mercosur o buscar tratados de libre comercio. Antes, lo habían criticado por comparar el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro con la última dictadura militar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados