vea el video

Muñoz: "Los docentes deben ganar más según la zona y por presentismo"

El comentario, desde las mismas filas del Frente Amplio (FA), era que María Julia Muñoz volvería al sillón del Ministerio de Salud Pública. Otra vez Tabaré Vázquez y otra vez ella al gobierno de la Salud. Pero no.

Su designación fue una de las que más sorprendió, y a partir del primero de marzo se convertirá en la nueva jerarca de la cartera de Educación y Cultura. Se hará cargo de “un hierro caliente”. Fue, junto a la seguridad, uno de los principales temas de campaña. Hay una lluvia de promesas. Hay un sindicato fuerte que puede poner palos en la rueda. Hay un aumento del PBI y mucho que decidir en cuanto a cómo se reparte. Para ella, Vázquez la puso ahí por su experiencia.

—Antes de que fuera designada como futura Ministra de Educación y Cultura (MEC), el rumor era que iba a ocupar otra vez la titularidad de la cartera de Salud. Incluso después de que esto se supiera, la senadora Lucía Topolansky dijo que le sorprendió su designación. ¿Por qué cree que Tabaré Vázquez decidió otorgarle este cargo?

—Vázquez es un gran líder político y se da cuenta para qué puede ser útil el trabajo de una persona. Si me elige, por algo será, sus fundamentos tendrá. Al MEC yo le puedo dar un conocimiento de la realidad de la administración pública, capacidad para trabajar en equipo y la misma formación universitaria que tuvieron los otros ministros frenteamplistas, todos hicimos posgrados… No me siento con un perfil diferente.

—¿A partir de su asunción el 1° de marzo va a haber una mayor incidencia del MEC en el Consejo Directivo Central (Codicen)?

—Vamos a trabajar junto al Codicen. La autonomía de este es técnica y no quiere decir que se quede sin apoyo del Ministerio, va a haber apoyos.

—Pero hasta ahora el MEC no ha tenido mucha injerencia en lo que hace el Codicen. ¿Esto va a cambiar?

—Usted habla de injerencia, yo le digo apoyo. Los objetivos que tenemos con (el futuro subsecretario) Fernando Filgueira, (el presidente del Codicen, Wilson) Netto y todo el Codicen son exactamente los mismos. Somos todos del Frente Amplio (FA).

—Pero no necesariamente tienen que pensar todos igual…

—Que seamos del mismo partido no quiere decir que seamos monolíticos, quiere decir que tenemos el mismo compromiso. Por eso voy a dar mi apoyo.

—¿De qué manera?

—Participando en grupos de trabajo que se van a armar en forma conjunta. Mañana (por hoy) vamos a tener la primera reunión con foco fundamental en Secundaria. Vamos a construir juntos la hoja de ruta, a fijar los objetivos. Después el Codicen negociará con los organismos sociales para lograr tener la menor resistencia. También vamos a instalar, antes de asumir, junto a los representantes frenteamplistas en los organismos, un Consejo Consultivo donde se les va a presentar a los gremios y a todos los representantes de la Asamblea Técnico Docente los hitos fundamentales de esa hoja de ruta para discutirlos. Lo que se fije va a tener idas y vueltas, va a haber intercambio.

—¿Cómo se piensa repartir el aumento del porcentaje del PBI que se destinará a la educación?

—Tenemos que tender a mejorar los salarios docentes. Tiene que ganar más el que trabaja en zonas de alta complejidad. También debe haber estímulos por presentismo. Y también para los que tienen cargos de alta dedicación en los liceos, para terminar así con el profesor taxi. No creo que no se pueda acordar esto con el sindicato. Hay que entender que los problemas de la educación no son generados por el gremio, el problema es de la estructura que tiene la enseñanza. No va a arreglar todo un Ministerio, ni va a hundir nada el sindicato, hay que trabajar juntos.

—El FA prometió profundos cambios; Vázquez, incluso, habló de "cambiar el ADN de la educación". ¿Se pueden realizar esto sin sustituir a los jerarcas en el Codicen, Primaria y Secundaria?

—Creo que sí, porque decir que hay continuidad respalda la gestión que se ha hecho y compromete a las personas a cambiar en más profundidad. Se han hechos cosas, hay experiencias piloto que hay que profundizar y extender a todo el país.

—¿Cómo se pretende llegar al 100% de aprobación en el Ciclo Básico y 75% en el Bachillerato como ha prometido Vázquez en la campaña?

—Lo que queremos es tender, en los cinco años, a esto. Queremos llegar con el trabajo de todos los que estamos en el tema.

—¿Pero qué medidas concretas se pretenden tomar?

—Estamos trabajando. Mañana (por hoy) tenemos la reunión con Secundaria, medidas concretas no puedo decir aún. Es un objetivo. Creo que con el primer ciclo pueda ser alcanzable; no el 100%, pero 95% seguramente sí. El 100% no existe en la vida. Pero yo creo que nos podemos acercar mucho.

—Pero esto se prometió. ¿Ya se sabe de qué manera? ¿Va a proponer algo a Secundaria?

—Sí, pero no lo puedo adelantar. Yo diré y ellos contestarán.

—Los datos de repetición también muestran una gran desigualdad según el contexto. Salvo excepciones, los liceos que están en barrios pobres son los que tienen alumnos con peores resultados. ¿Cómo se pretende cambiar esa realidad?

—Este es un problema que tenemos que abatir trabajando en forma conjunta con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). No se puede pensar que ningún niño a los 6 años no es capaz de aprender; si asiste, y la asistencia debe ser controlada siempre, porque es un compromiso de los padres con la educación del niño, no se debería aceptar una repetición por falta de conocimientos. Hay que apoyarse en lo que ya existe, en los asistentes sociales del Mides, los psicopedagogos de la propia institución de enseñanza o del Banco de Previsión Social.

—¿Por qué el FA, pese a la gran cantidad de planes sociales que ha llevado adelante, no logró revertir esta situación?

—Si fuera automático cambiar esto sería fantástico. Pero los procesos que hacen que las personas incorporen costumbres y recuperen valores no son rápidos, son muy lentos.

—La directora general de Secundaria, Celsa Puente, dijo recientemente a El País que ella no está de acuerdo con la repetición de los alumnos. ¿Qué opina usted sobre esto?

—Estoy totalmente de acuerdo. Se debería buscar apoyo para que no exista la repetición. Porque si un niño no concurre, hay que hacer que vaya. El local de educación debe pedir auxilio a la comunidad organizada y solucionar el tema. Y cuando es por rendimiento, se debe pedir auxilio a maestros comunitarios o a quien corresponda. Vamos a trabajar en este sentido.

"ProMejora fue un plan exitoso; va a continuar"


—¿Qué opinión le merece que el Codicen no tenga más a un representante de la oposición?

—Estoy de acuerdo. Los organismos ya tienen un representante social, que no tiene por qué ser simpatizante del gobierno, puede ser de cualquier sector político, de cualquier partido…

—Comúnmente, igual, son frenteamplistas. Hoy es así…

—Ah, pero si los docentes eligen a frenteamplistas debe ser porque los frenteamplistas se preocuparon más por la calidad de la enseñanza o llenaron más las necesidades que tenían los docentes.

—¿Pero no se queda así el Codicen sin control político?

—El control político lo hace el Parlamento y el del gasto el Tribunal de Cuentas. No creo que se afecte la democracia porque no haya un representante de la oposición en el Codicen.

—¿Se va a continuar con el Plan ProMejora?

—Sí, claro.

—Este fue un plan que impulsó la oposición, sobre todo el consejero de la ANEP por el Partido Nacional, Daniel Corbo…

—Sí, no tiene nada que ver. La realidad es que ha funcionado y es exitoso. Todo lo que está bien se va a seguir y se va a multiplicar.

—¿Y qué es lo que considera que está mal?

—La falta de rendimiento, la repetición, las dificultades locativas que todavía siguen existiendo en muchos centros de enseñanza.

—El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), nació en 2013 y hasta ahora presentó un solo informe. ¿Va a seguir?

—Claro que sí.

Defensa de la guía de Diversidad sexual


La futura ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, manifestó a El País que está de acuerdo con el uso de la guía de educación y diversidad sexual, promovida por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Sin embargo, señaló que se debe recurrir a ella solo "cuando los chicos tienen inquietudes".

"La verdad es que todavía no leí la guía. Creo que es una herramienta para el docente, para poder enfrentar la diversidad sexual desde los primeros años de vida. Este no es un tema común y, muchas veces, los chicos que tienen una opción sexual diferente, tanto en la escuela como en el liceo, se sienten muy mal cuando los marginan, cuando son sometidos a burlas. A los docentes les viene bien tener una guía para el trabajo, esto no quiere decir que se impulse nada, es usar la guía cuando los chicos tienen inquietudes", manifestó la futura jerarca.

Días atrás, el presidente electo Tabaré Vázquez se reunió con el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, quien le planteó sus reparos sobre el uso de la guía. El religioso advierte que la guía "promueve un nuevo tipo de sociedad donde los chicos, desde muy pequeños, no solo admitan la variedad de orientaciones, sino que también la vean como algo variable que puede ir cambiando".

La polémica se disparó luego de que el consejero en representación del Partido Nacional en el Codicen, Daniel Corbo, advirtiera que la guía se estaba repartiendo sin el aval de la ANEP. Fueron unas 900 las guías que llegaron a manos de los docentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)