Conflictos en vísperas de las fiesta

Municipales en pie de guerra

Un fin de año conflictivo para Intendencias de Montevideo, Canelones, Rocha y Soriano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Protesta ayer frente a la sede de la Intendencia de Canelones. Foto: Patricia Mango

Cuando falta una semana para que los uruguayos comiencen a celebrar las fiestas tradicionales de fin de año, arrecian los conflictos en varios departamentos donde los gremios municipales y los guardavidas —en el caso de Rocha— no han logrado acuerdos en las negociaciones salariales para incorporar al presupuesto quinquenal.

Ayer, en la Ruta Interbalnearia, el sindicato Adeom de Canelones quemó cubiertas y entorpeció el tránsito de salida de autos hacia el Este a la altura de Atlántida, repartiendo volantes para informar sobre el conflicto.

De mañana, la Intendencia de Canelones había emitido un comunicado anunciando que retiraba "todas las iniciativas planteadas al gremio" y se limitaría a fijar "las pautas salariales establecidas por el Poder Ejecutivo, que implica el mantenimiento del salario real".

Esta reacción de la comuna canaria se adoptó luego de que el sindicato ocupara los municipios de Pando y de Atlántida, y llevara a cabo otras acciones que la Intendencia criticó en el comunicado.

"En horas recientes" —informó— "camiones municipales, contratados con el dinero de los contribuyentes, y afectados a la recolección de residuos fueron atacados y dañados con piedras y "miguelitos" (puntas que se usan para pinchar los neumáticos). La comuna ya realizó la denuncia policial".

También acusó a la dirigencia sindical de usar en este conflicto parte de las 2.500 horas mensuales de que disponen para actividades gremiales (como asambleas) para evitar que se les descuenten los paros.

El conflicto lleva ya unos 10 días. Entre el jueves 10 de diciembre y el viernes 11, Adeom Canelones realizó un paro de 24 horas, que afectó todas las áreas de la administración, no solo limpieza.

Inmediatamente después, la comuna canaria contrató a una empresa privada para realizar un servicio de recolección de emergencia en la Costa de Oro y en las ciudades de Canelones, Santa Lucía, Los Cerrillos y los municipios del noreste y santoral.

Adeom reclama un salario mínimo de $ 22.500 (en la actualidad es de $ 16.700) y pide no extender el régimen laboral de cinco a seis días semanales, como pretende el gobierno departamental.

Ayer los municipales cortaron el acceso a la cantera Pérez en las Piedras, de donde la comuna saca balasto, e hicieron una "aplaudida" en la Intendencia: la primera que realizan a una administración del Frente Amplio, dijo el secretario general de Adeom, Diego Alfonzo.

Rocha.

Mientras tanto, en medio de un conflicto con los guardavidas, la Intendencia de Rocha abrió un llamado para contratar 25 pilotos de motos náuticas y 25 auxiliares en enfermería para "desarrollar tareas en las playas del departamento" hasta el 27 de marzo de 2016. El salario es de $ 55.000 nominales y el período de contratación es de tres meses.

El horario de trabajo será de 10:00 a 19:00 horas, todos los días de contrato. El llamado tiene como fecha límite el 24 de diciembre.

Cuando se apresta a inaugurar la temporada el próximo 22 de diciembre, en coincidencia con la inauguración del puente de Garzón, la Intendencia de Rocha no contará con servicios de guardavidas en las playas hasta el 1° de enero.

Los 133 guardavidas rochenses iniciaron una negociación con la Intendencia a mediados de año, cuando Aníbal Pereyra se hizo cargo de la comuna. Reclaman un trabajo estable durante 12 meses y ser presupuestado. También buscan un convenio que incluya una "descripción de tareas", algo que impediría a la Intendencia trasladarlos a otras dependencias cuando, por razones físicas o de edad, no puedan cumplir con el servicio.

Hasta ahora cobraban un salario de $ 34.000 nominales durante siete meses, aunque solo cumplen su tarea específica en los tres meses de la temporada.

Rescates.

En la última temporada, los guardavidas de Rocha —que tienen 180 kilómetros de costa— realizaron 388 rescates directos, según datos de la asociación que los nuclea.

"El llamado (de la Intendencia) es un desastre", aseguró Horacio Speroni, presidente de la Asociación de Guardavidas de Rocha (AGR).

"Las motos de agua no sirven; si nos las dieran no las querríamos. No ayudan en la tarea de los guardavidas. No va a funcionar. Imagínese tener la playa llena de gente y entrar con un jet-sky", dijo Speroni.

Soriano.

El sindicato de municipales de Soriano ocupa edificios en Mercedes y no deja descargar la basura. Las medidas sindicales se mantienen hasta el lunes, día en que la asamblea resolverá si se retoma la negociación o endurece el conflicto.

"El ejecutivo propuso un aumento de 75 pesos para los peones y los grados más altos solo recibirían 125 pesos", indicó a El País, Martín Herling, secretario de Adeom Soriano.

Pretenden que el salario mínimo, que hoy está en $ 14.800, llegue a $ 20.000.

De 7:00 a 13:00 horas ocuparon las oficinas de Tránsito y en la tarde el sindicato decidió trasladarse hasta el vertedero donde al cierre de esta edición había impedido la descarga de seis camiones recolectores que quedaron estacionados con la carga de residuos urbanos.

"No los dejamos entrar y así nos quedaremos hasta que vengan a desalojarnos. Los camiones están llenos y no tienen donde descargar", aseguró Herling a El País. Explicó que la negociación con el intendente Agustín Bascou "está cortada".

Choque.

En septiembre el gobierno celebró la integración de la Intendencias al sistema de negociación bajo la mediación del Ministerio de Trabajo. Sin embargo, el conflicto municipal en Lavalleja, que incluyó varias ocupaciones, puso en el escenario las condiciones del choque que se venía.

El jueves, los doce intendentes blancos resolvieron "bajarse" de la negociación y seguir el camino de las rondas bilaterales. La decisión cayó mal en los sindicatos y el gobierno. Daniel Urquiola, presidente de la Federación de Municipales, aseguró que esta decisión puede aportar más "leña al fuego" y generar nuevos conflictos.

Los pagos chicos bajo el rigor de los gremios.

Los sindicatos municipales presionan a los gobiernos departamentales para que sus reclamos sean atendidos en el Presupuesto Quinquenal. Por eso motivo, los sindicalizados de Canelones, Rocha, Montevideo, Lavalleja y Soriano están movilizados y tomando medidas de fuerza que incluyen paros, ocupaciones, huelgas de hambre y cortes de ruta. Los efectos de las acciones se pueden apreciar en el rápido deterioro de servicios básicos como limpieza y recolección de residuos. También se han visto afectadas varias vías de tránsito y rutas.

Ocupación: "una guarangada".

El conflicto en la Intendencia de Montevideo tiene un breve impasse hasta el lunes, cuando se celebrará una reunión en el Ministerio de Trabajo con el intendente Daniel Martínez y delegados de Adeom. Ese día, desde las 10:00 horas, todos los servicios de la IMM estarán suspendidos mientras dure la reunión. Ayer, Martínez dijo en El Espectador que la ocupación que llevó a cabo el sindicato el miércoles en la comuna fue "una guarangada y una falta de respeto". El jerarca dijo que el aumento salarial por "compromiso de gestión" en base a medición de resultados, puede generar resistencias.

Dos niños salvados durante el día libre.

En estos días de altas temperaturas los vecinos y primeros turistas comienzan a disfrutar de los balnearios oceánicos de Rocha. Hasta el 1° de enero no habrá servicio de guardavidas y los rescates quedan a cargo de los usuarios de las playas.

El jueves pasado, en la playa "El Barco" cercana a la Fortaleza de Santa Teresa dos niños jugaban en el agua cuando de pronto los tomó una "corriente de retorno". Casi de inmediato se empezaron a hundir y se produjo una escena de pánico en la costa, la gente gritaba y nadie sabía qué hacer.

Ese día los niños tuvieron suerte. En la playa estaba uno de los guardavidas rochenses tomando mate con su familia.

Tomó su tabla de surf, abandonó el mate y logró rescatar a los dos niños y devolverlos sanos a la playa.

El funcionario, ahora desocupado, pidió no ser identificado y afirmó que la clave del éxito de los guardavidas es el conocimiento del lugar y en particular del comportamiento del mar.

"Las playas de Rocha son muy particulares, hay días tranquilos y días que se generan corrientes que terminan provocando accidentes de manera constante", afirmó el rescatista.

Cada temporada estival (de diciembre a marzo) los rescatistas de Rocha participan en cientos de intervenciones directas en las playas, a esto se suma la tarea cotidiana de señalizar la playa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados