MUERTE EN EL BOLICHE

Munición "de guerra" se usa para la seguridad de locales nocturnos

Efectivos de la Guardia Republicana son contratados como “patovicas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Efectivos de la Republicana buscan mejorar su remuneración trabajando en seguridad privada. Foto: D. Borrelli

Nueve disparos efectuaron dos efectivos de la Guardia Republicana la noche de los incidentes frente al local de Coyote. Una de las balas, disparada al suelo, mató al joven Nicolás Cuña. Provenía de una pistola policial, 9x19 mm Parabellum: un arma con poder de fuego de tal magnitud que su uso es discutido por los expertos.

El arma en cuestión, marca Glock, utiliza balas "encamisadas" o "full metal jacket". Se trata de munición de guerra que para los expertos "no es adecuada para el uso policial que se le está dando".

Diseñadores y vendedores de armas ofrecen dos variantes de balas para las pistolas 9 mm: "baja" y "alta" velocidad. La diferencia radica en las dimensiones del impacto. La primera está destinada al uso urbano, donde hay mayores posibilidades de accidentes por rebote. La segunda se usa en la guerra y en combate al terrorismo.

"Las pistolas semiautomáticas que utiliza la Policía tienen mayor velocidad y el proyectil blindado provoca una probabilidad mayor (de rebote) que el revólver. Pueden atravesar un cuerpo y lesionar a otra persona sin que se tuviera intención", explicó a El País el comisario Ramón Surraco, perito balístico reconocido por la Suprema Corte de Justicia y ex jefe de Balística de Policía Técnica.

El experto indicó que a diferencia del proyectil "full metal", la bala de plomo se deforma por el impacto, lo que reduce la probabilidad de rebote.

"Es menos peligrosa en el medio urbano", afirmó.

Por otro lado, Surraco destacó que las "balas encamisadas" (full metal) generan dificultades a la hora de las pericias.

"Son armas que dificultan la identificación de sus balas por el sistema de caño hexagonal que tienen. Las armas que usan balas de plomo tienen un caño estriado lo que permite una mejor identificación", dijo.

En "negro".

La controversia sobre las balas que usa la Policía en las ciudades se sumó a otra, no menos polémica: las tareas que efectivos del Ministerio del Interior realizan fuera de su horario de trabajo oficial.

Un oficial de la Republicana, que habló a condición de que no se publicara su nombre, dijo que "en Coyote trabajaban por lo menos seis personas que integran la Guardia".

"Uno era el encargado, contratado por la dueña del local, y él fue conformando su grupo: eran 6 ó 7 los efectivos que estaban esa noche, como otros fines de semana", dijo.

"La seguridad en los boliches nocturnos se paga entre $ 1.300 y $ 1.700, y el horario de trabajo va desde las 22:00 hasta las 6:00 de la madrugada En otros bailes sé que también está pasando lo mismo. Se están armando equipos de seguridad con oficiales de la Republicana", afirmó la fuente.

Hay policías de la Guardia Republicana y de otras reparticiones que trabajan brindando seguridad. Se los puede ver desempeñándose en una barraca, en comercios y también como encargados de seguridad de un local bailable.

"Cuando un colega trabaja de guardia de seguridad en un boliche sabe a lo que se expone, y más si lleva el arma de reglamento", expresó.

Qué dice la ley.

Los policías pueden trabajar en otras áreas, menos en las relacionadas con la seguridad, según la Ley Orgánica Policial.

Sin embargo, el incumplimiento de esta norma no implica un delito para los efectivos, según explicó a El País un operador judicial.

Queda en manos del Ministerio del Interior la responsabilidad de sancionar, por la vía administrativa interna, a quienes no acaten la normativa.

El tema del uso del arma de reglamento, fuera del horario de función, también es objeto de discusión. ¿Pueden los efectivos realizar tareas de seguridad privada con su arma?

"Los policías estamos al servicio las 24 horas del día y debemos saber en qué momento actuar. Pero hay que saber cuándo y cómo usar el arma de reglamento. No podemos agarrar el arma y empezar a tirar así porque sí", señaló una de las fuentes consultadas.

Alta velocidad.

Las policías de Estados Unidos y Europa comenzaron un proceso de recambio tecnológico que culminaría con la utilización de las balas de "baja" velocidad.

Sin embargo, el combate al terrorismo obligó a cambiar los planes y siguieron utilizando proyectiles de "alta" velocidad. En esos países hay efectivos que tienen responsabilidades de tipo militar o de guardia fronteriza, lo que no sucede en las zonas urbanas de Uruguay.

En el marco del caso que aún sigue investigando la Justicia, hay otros tres encargados de la seguridad de Coyote, aún no identificados, que deberán comparecer ante la Justicia por su participación en los incidentes.

Procesan a 90 policías por año.

Tres efectivos de la Guardia Republicana, y otros dos funcionarios policiales de Maldonado fueron procesados con prisión por diferentes hechos en los últimos tres días. Según datos del Ministerio del Interior, más de 90 policías son procesados cada año por diferentes delitos; la mayoría con prisión. En 2014, hubo 98 sentencias: 59 efectivos fueron procesados con prisión y 39 sin prisión. El años pasado, la cifra fue levemente inferior, llegando a un total de 96 efectivos procesados: 63 con prisión y otros 33 sin prisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)