MEDIO AMBIENTE

Multan a la empresa que busca petróleo en Salto

Es por no informar de un vertido de lodos cuando perforaba en Paysandú.

Petrel: ambientalistas dicen que vertió 125.000 litros de distinto productos químicos a menos de 100 metros de profundidad. Foto: D. Rojas
Petrel: ambientalistas dicen que vertió 125.000 litros de distinto productos químicos a menos de 100 metros de profundidad. Foto: D. Rojas

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) observó a la empresa Schuepbach Energy S.A. que busca petróleo en el norte del país, por un vertido de lodos con varios productos químicos que organizaciones ambientalistas entienden que pueden ser dañinos para los acuíferos de la zona. Sin embargo, fuentes de la empresa dijeron a El País que "los lodos son biodegradables, inocuos y los acuíferos están totalmente aislados" por lo cual no hay una afectación.

Una inspección de la Dinama determinó el pasado 17 de julio que en la perforación de los primeros 100 metros que realizó el consorcio (también integrado por la australiana Petrel) en las cercanías de Cerro Padilla, en el este del departamento de Paysandú, se verificó una infiltración de aproximadamente 120 metros cúbicos de lodo. El informe que elaboró la dirección tras la inspección señala que "la infiltración ocurrida superó notoriamente la velocidad de respuesta ante cualquier variación o ajuste natural del proceso, constituyéndose en una contingencia respecto de la operación normal". Además se determinó que una válvula de seguridad instalada era menos potente de lo requerido.

La Dinama le pidió a la empresa un análisis de la causa de lo ocurrido, las acciones tomadas para contener la infiltración, una estimación del impacto de ese fenómeno en los acuíferos de la zona y su potencial impacto en las aguas subterráneas, un plan para prevenir eventos similares y otro para monitorear la calidad de las aguas de los pozos cercanos. El director de la Dinama, Alejandro Nario, dijo que se multará a a la empresa en un monto a determinar porque si bien no se detectó contaminación, la petrolera incumplió con su deber de informar sobre el incidente. "Sacamos muestras del acuífero más cercano a la zona y no hay diferencias en los valores que había y hay ahora", le dijo Nario a Telenoche.

Fuentes de la empresa dijeron a El País que se envió a la Dinama la información requerida, que no se tiene conocimiento de que se haya impuesto ya una multa y que "los lodos son biodegradables, inocuos y los acuíferos están totalmente aislados". La empresa había comenzado a realizar trabajos exploratorios en Cerro de Chaga, Salto, pero los suspendió. Tiene concedidos otros dos puntos en Tacuarembó y Salto para continuar la búsqueda de petróleo.

Sin embargo, los ambientalistas que hacen el seguimiento de Petrel desconfían de que los lodos sean biodegradables y argumentan que, si lo fueran, no habría necesidad de trasladarlos a vertederos municipales de Tacuarembó y Paysandú como está previsto que se haga. Víctor Bachetta, uno de los referentes del movimiento que se opuso a la minera Aratirí y que cuestiona a Petrel, dijo a El País que el vertido llegó a 125.000 litros y recordó que la petrolera había importado 168 toneladas de productos químicos para la mezcla de los lodos que hacen funcionar la perforadora.

"Los lodos bajan por el medio del tubo y suben por el costado. Cuando suben llevan los fragmentos de roca rota que sirven a la empresa para saber qué es lo que atravesó la perforación. Hay una cantidad de lodo previsible que queda en las paredes del pozo. Lo que no es aceptable es que se produzca un derrame que signifique una infiltración en capas del subsuelo que tienen el riesgo de llegar a acuíferos", señaló Bachetta. Según Bachetta, los monitoreos que se hicieron para determinar si había contaminación del acuífero, se hicieron a 4 kilómetros del incidente, o sea demasiado lejos. "No hay una conclusión que sea aceptable", consideró.

"El incidente evidencia que los operadores desconocían la formación geológica por donde se estaba escurriendo esa cantidad de lodo y no actuaron como para detener a tiempo y reducir la magnitud del derrame", dice un comunicado que firmaron las organizaciones Asociación Civil Ambientalista de Salto (ACAS), Paysandú Libre de Fracking, Paysandú Nuestro, Asamblea Popular Ambiental Colón-Ruta 135, Rivera por la Vida Sustentable y el Agua, Tacuarembó por el Medio Ambiente, Uruguay Libre de Megaminería y la Coordinadora Ambiental Todas las Manos.

"La magnitud de la pérdida y la demora en reaccionar adecuadamente nos habla de fal- ta de preparación para contingencias mayores", agrega. Y marcan su preocupación por la perforación que hará próximamente la empresa en Cañada Fea, en el departamento salteño y cerca de la represa de Salto Grande.

"Por el conocimiento existente, a una profundidad de 70 metros se encuentran los basaltos de la Formación Arapey, que alberga acuíferos y presenta importantes fracturas. Por esta razón, la infiltración de los lodos podría afectar a los acuíferos Tacuarembó y Buena Vista que se encuentran inmediatamente debajo del basalto", denuncian los ambientalistas.

Algunos de los productos químicos en cuestión son "Deepdrill inhibitor", "NoFoam X") "Newease" y "NoFoam Xl" y "NewPHPA DLMW" e "Hiperm".

Los ambientalistas creen que se deberían detener ya las perforaciones, hasta que haya disponible información "más precisa y coherente".

Un informe elaborado por la doctora en Ciencias Biológicas Graciela Piñeiro para las instituciones ambientalistas recuerda que Schuepbach Energy Uruguay importó más de 63.000 kilos de barita, un mineral pesado que es insoluble en agua y su componente, el bario, es tóxico y sus iones son contaminantes de los ecosistemas, dado que se acumulan en los tejidos de los organismos e interfieren con procesos bioquímicos de las células hasta que los animales mueren.

Sin embargo, la Dinama señala que los tres productos que, en forma pura, podrían presentar peligrosidad para el medio acuático son "componente minoritarios" del lodo. Se trata de los productos, el Antiespumante No Foam y Glutaraldehído.

Los químicos se utilizan para lubricar y enfriar la zona de perforación, prevenir el ingreso de fluidos de formación en el pozo y darle estabilidad a este último.

Petrel informó que el hallazgo de petróleo realizado el año pasado en Cerro Padilla no era explotable comercialmente.

La búsqueda está suspendida.

Petrel tenía pensado retomar las perforaciones en Cerro de Chaga el pasado 15 de enero, pero es-te mes comunicó que decidió una postergación hasta febrero. La empresa explicó en un comunicado que traerá otra unidad de perforación y equipos extras que no especificó. Parte del equipamiento utilizado en la primera etapa se rompió.

El año pasado el senador nacionalista Álvaro Delgado elevó un pedido de informes al Ministerio de Industria sobre los trabajos de Petrel, porque sospecha que esta anunció el hallazgo de petróleo como forma de mejorar sus posibilidades de financiamiento, pese a que sabía que los volúmenes hallados en Cerro Padilla eran insuficientes para que se justificase su explotación comercial.

Petrel tiene el 62,7% de las acciones del consorcio que busca petróleo en Tacuarembó, Salto y Paysandú.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)